Astrofísico asegura que “podríamos declarar una guerra interestelar accidentalmente”

Por Ufo Spain

Actualmente, las agencias espaciales del mundo están haciendo una inversión de recursos y esfuerzos enormes para explorar el universo. Sin embargo es posible que, sin saberlo, estemos declarando la guerra interestelar a otras civilizaciones alienígenas con esto.

Ethan Siegel, ex columnista de la NASA, asegura que podríamos declarar una guerra interestelar accidentalmente.

¿Qué sabemos de las civilizaciones alienígenas? Absolutamente nada, pues jamás hemos tenido un contacto. Entonces, no sabemos cómo reaccionarían al descubrir que otra especie envía «señales» hacia ellos. De hecho, expertos aseguran que podríamos declararle la guerra interestelar sin saberlo.

Eso es lo que opina Ethan Siegel, un ex columnista de la NASA y actual escritor de ciencia para Forbes, sobre uno de los proyectos para contactar vida alienígena.

¿Declarar una guerra interestelar accidentalmente?

Una de las propuestas para contactar vida extraterrestre, fue dada por el genio ya fallecido, Stephen Hawking.

La iniciativa que lleva por nombre Breakthrough Starshot, propone enviar naves miniaturas a través láseres potentes que se precipiten por el espacio a velocidades increíbles. De hecho, Hawking mencionaba que estas naves podrían alcanzar Marte en solo 3 días.

Es obvio que los humanos podrían viajar en estas naves en busca de vida, pero estas pequeñas sondas estarían equipadas con instrumento científico y equipos de comunicación. Incluso se ideó incluir ADN humano suficiente para que dicha civilización sepa de donde proviene el mensaje.

Sin embargo, el destacado astrofísico y escritor, Ethan Siegal, publicó un artículo «autodeninciando» que la Tierra, en algún momento, podría declarar una guerra interestelar de manera accidental si la iniciativa Starshot se lleva a cabo.

Siegel está convencido que enviar algo al espacio, a muy altas velocidades, es una mala idea. Incluso si se trata de una pequeña sonda del tamaño de una estampilla.

El científico cree que, aunque el objetivo principal es científico y se trata solo de recabar datos, hay 3 grandes problemas con este plan que, al combinarlos, podría ser el equivalente a una declaración de guerra interestelar.

Breakthrough Starshot, el proyecto propuesto por Hawking.

Los 3 inconvenientes con la civilización que reciba el «mensaje»

Los 3 problemas consisten en: Las pequeñas naves pueden ser golpeadas y destruidas por todas las partículas de polvo y otras materias que  flotan en el espacio. Así, el programa no tendría sentido y solo sería una pérdida de recursos.

El segundo, Siegel cree que no hay forma de enviar estas pequeñas naves con el nivel de precisión necesario a áreas de interés.

Lo más preciso a lo que se puede apuntar, es un vector en forma de cono alrededor de cualquier planeta, mientras se espera lo mejor. Esto significa volar directamente hacia planetas habitados y no saberlo.

El último problema es que no hay forma de frenar estas naves cuando alcance su objetivo, lo que significa que enviaríamos naves a planetas habitados, provocando niveles de destrucción desconocidos por la velocidad en la que se moverán.

Viéndolo desde la perspectiva de Siegel, estos 3 aspectos son algo muy serio que se debe tener en cuenta al momento de enviar naves espaciales miniaturas a través de láseres.

Empezando con que la comunicación podría ser nula entre especies, por lo que no se podría explicar el por qué las enviamos.

¿Cómo saber, si esta civilización alienígena se contacta con nosotros, si no nos están respondiendo a una supuesta declaración de guerra interestelar después de semejante bombardeo?

Antes de buscar formas de comunicarnos con seres alienígenas, lo más sensato es que procuremos desarrollar la tecnología suficiente para que no existan malentendidos, sino se podría poner en peligro toda la civilización.

¿Dónde quedó el virus? El Ministerio de sanidad español admite no tener cultivos virales de SARS-COV-2

Cultivo microbiano en placa de Petri (Fuente:By DFID – UK Department for International Development – A variety of different bacteria – testing for antimicrobial resistance, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=96027057).

Esta fue la respuesta del Ministerio de Sanidad de España a una solicitud de acceso a información pública, realizada el 22 de julio de 2021:

“El Ministerio de Sanidad no dispone de cultivo de SARS-COV-2 para ensayos, y no tiene un registro de los laboratorios con capacidad de cultivo y aislamiento para ensayos.” (No. de expediente 001-059144, 8 de septiembre de 2021.)

En este artículo, la bióloga Almudena Zaragoza (NCol 19086M) responde a la pregunta sobre si ¿se puede tener secuenciado un virus, sin aislarlo y cultivarlo?, y explica por qué “el hecho de que el Ministerio de Sanidad no disponga de cultivos virales de los pacientes RT PCR positivos implica que NO HA PODIDO DEMOSTRAR que el virus SARS CoV 2 sea el causante de la enfermedad COVID 19.”

Por Almudena Zaragoza

Lo primero que hay que entender es que la secuenciación no es más que la lectura del código en el que está escrito el virus, una vez leído, se deja escrito en bases de datos genómicas, que quedan para consulta pública. Siempre que se secuencia, se hace en base a una plantilla preexistente, que en el caso del SARS CoV 2, es la plantilla inicial de Wuhan que convenientemente se subió a las bases de datos, aquel fatídico diciembre de 2019 (1).

Para comenzar todo proceso de secuenciación, se hace una PCR previa, con unos cebadores diseñados para buscar unos fragmentos específicos del virus, ese protocolo RT PCR es el famoso de Drosten et al. 2020 (2), del que sabemos coincide con coronavirus endógenos humanos como el NL63 asociado al catarro común, por lo que lo que estamos secuenciando en realidad, son nuestros propios virus endógenos.

Tenemos que entender que toda la pandemia está basada en esa secuencia inicial guardada en una base de datos y en ese protocolo para la prueba RT PCR de Drosten et al. 2020.

Para secuenciar sólo es necesario por tanto, recoger material genético del paciente positivo en RT PCR, encontrar las secuencias que buscamos y dejar escrito ese código, que nos dicen se corresponde con el virus SARS CoV 2, en una base de datos.

En el cultivo es donde vienen los problemas. Para establecer que esa secuencia guardada en esa base de datos, es el virus causante de la enfermedad COViD 19, de cada persona positiva en PCR, se debió hacer un cultivo viral. Sin cultivo viral no se puede establecer relación causal entre el positivo en RT PCR y la enfermedad COVID 19. Es decir, no se confirma ese positivo.

Sin embargo pese a la importancia de hacer cultivos virales, no se ha hecho ni uno solo a ningún paciente positivo en PCR de toda España, ni en todo mundo. Es muy sonado el caso de Wuhan, en el cuál tras 10 millones de PCR, no se consiguió ni un solo cultivo con partículas virales viables (3).

Poder establecer que esa secuencia génica a la que han llamado SARS CoV 2, es la causante de la enfermedad sería muy sencillo, cogeríamos material nasofaríngeo o de esputo de una persona RT PCR positiva y lo incluiríamos en un cultivo de células normales del aparato respiratorio humano, células sanas.

Si estas células sanas muestran citopatogenicidad (es decir se observa que el virus se multiplica y destruye dichas células), habríamos demostrado la relación causa efecto entre el virus SARS Cov 2 y la enfermedad COVID 19. Y recalco lo de células sanas, porque los únicos cultivos del mundo que existen de este presunto virus son en células VERO (de mono verde) y células cancerígenas. Ambos tipos de cultivos virales por sus características biológicas, hacen crecer cualquier virus que cultives en ellas, por lo tanto no valdrían para establecer la causalidad.

El hecho de que el Ministerio de Sanidad no disponga de cultivos virales de los pacientes RT PCR positivos implica que NO HA PODIDO DEMOSTRAR que el virus SARS CoV 2 sea el causante de la enfermedad COVID 19, por lo que esas personas enfermas y fallecidas, podrían haberlo hecho de otras causas, sin posibilidad de que su caso haya sido correctamente estudiado, así mismo, los enfermos habrían sido incorrectamente diagnosticados y por tanto, habrían recibido tratamientos erróneos, por no hablar de los confinamientos de miles, quizás cientos de miles de personas, sin motivo ninguno.

Referencias.

(1) https://www.nejm.org/doi/10.1056/NEJMoa2001017
(2) https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.3.2000045
(3) https://www.nature.com/articles/s41467-020-19802-w

Visto en: Mente Alternativa