Los 4 pasos para generar una psicosis colectiva

Por El Otro Plano TV

Lourdes Relloso, Psicóloga Clínica nos describe los 4 pasos que han seguido para generar una psicosis colectiva, pasos que han seguido uno por uno a lo largo de esta pandemia. ¿Puedes reconocerlos? ¿En qué paso crees que estamos ahora?

Por qué me opongo al Pasaporte Covid

Por reflexiones de un galeno

La Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Aragón se opone a la implantación del pasaporte covid al entender que no se ha cumplido la obligación de someter la medida a ratificación judicial previa. Sobre todo teniendo en cuenta que afecta a varios derechos fundamentales.

Según el fiscal, al limitar derechos fundamentales y dirigirse a destinatarios no identificados individualmente, las medidas “no pueden desplegar efectos ni son aplicables por cuanto la autorización es condición de eficacia, de modo que requieren de la intervención y control jurisdiccional previo en garantía de los derechos fundamentales de sus destinatarios”.

También dice que comporta per se “un perjuicio irreparable en la medida en que al no haber sido objeto de autorización judicial concurre en la vulneración de los derechos fundamentales recogidos en los artículos 14, 18.1 y 18.4 de la Constitución”.

Por otra parte, señala que las medidas afectan “de forma indiscriminada” a toda la Comunidad, sin considerar la diferente incidencia de la pandemia sobre las distintas provincias, ciudades, comarcas o municipios. También censura su persistencia en vigor, “hasta que el Gobierno de España declare la finalización de la crisis sanitaria”, según la Orden de Sanidad. “Tanto su ámbito espacial como temporal es, por consiguiente, relativamente extenso”, apunta el fiscal.

Esta apreciación no es menor, ya que este mismo jueves, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no ha avalado el pasaporte covid por no ceñirse a un marco temporal. Por otra parte, la Fiscalía incide en que la polémica Ley 3/2020 del Gobierno de Aragón “en absoluto puede ser entendida como un supuesto de legítima evasión a la normativa procesal estatal en materia contencioso-administrativa”.

A su entender, actuar sin ratificación judicial previa “haría de peor condición a la ciudadanía residente o presente en Aragón respecto al resto de territorios del Estado español”, dado que en otras regiones sería exigible en todo caso el control judicial previo mientras que la autoridad sanitaria aragonesa “podría eludirlo con tan solo entender a su juicio”.

También aborda la Fiscalía la polémica sobre la capacidad de los Tribunales Superiores de Justicia de pronunciarse acerca de las restricciones sanitarias. A este respecto, dice que “existe fundamento constitucional” para que asuman la competencia que les ha sido atribuida por el artículo 10.8 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Ahora será el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) quien tome la palabra. El Gobierno de Aragón ya presentó esta semana sus alegaciones, en las que recordaba que la pandemia no ha acabado, y que sus efectos podrían ser todavía importantes en cuanto al número de contagios y víctimas mortales.

El TSJA rechazó hace menos de una semana las cautelarísimas presentadas por la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza. Tiene por resolver aún, no obstante, la adopción de medidas cautelares.

El Departamento de Sanidad impulsó el pasaporte covid para frenar los contagios de la séptima ola e incentivar la vacunación. Lo hizo en el ocio nocturno, grandes eventos y espectáculos, y no descarta ampliarlo próximamente a gimnasios, residencias y hospitales si la tendencia sigue al alza. Ya ayer, el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, avisó de que el certificado había venido “para quedarse”.

La última palabra, no obstante, la tendrá la Justicia. En caso de que el TSJA rechazase esta medida, el Ejecutivo tendría previsiblemente la posibilidad de recurrir al Supremo, como han tenido que hacer otras comunidades españolas. Esto es, precisamente, lo que quería evitar la DGA, que instó al Gobierno de Pedro Sánchez a crear una normativa nacional.

Ruanda inyecta a la fuerza ‘vacunas’ contra el Covid a sus ciudadanos

La nación africana ha empleado requisitos de vacunas inusualmente estrictos, exigiendo la vacunación contra el COVID para iglesias, bodas y empresas privadas.

La policía ruandesa y los funcionarios locales están deteniendo a personas no vacunadas y les están inyectando a la fuerza vacunas contra el COVID-19, dijeron varios ruandeses anónimos al medio alemán Deutsche Welle (DW), en un informe esta semana.

Un hombre del distrito de Muhanga, en la provincia sur de Ruanda, testificó a DW que un administrador local pateó su puerta en medio de la noche y lo arrastró a una instalación del gobierno, donde lo esposaron y luego lo vacunaron.

“Alrededor de las 4 am, el líder de nuestra célula local pateó mi puerta”, dijo. “Pensé que eran ladrones porque todavía estaba dormido. Estaban tres personas paradas en mi puerta, me ordenaron ir a las oficinas del sector, y me entregaron a personal de seguridad y me dijeron que me iban a vacunar en contra de mi voluntad”. Las células se refieren a entidades administrativas en Ruanda entre aldeas y distritos, según DW.

El hombre agregó que lo obligaron a sentarse bajo el sol hasta la noche, después de lo cual cinco policías y seis civiles lo rodearon y le ordenaron ingresar a una habitación.

“Se abalanzaron sobre mí y me arrastraron por el suelo, maltratándome, clavándome las rodillas en la espalda y por todas partes, mientras las esposas me hacían heridas profundas en las muñecas”, recordó. “Incluso trataron de asfixiarme”. Luego llegaron los médicos y me inyectaron una inyección, dijo el hombre.

El desgarrador relato hace eco de testimonios similares de todo Ruanda. Un grupo de cristianos pentecostales que rechazaron las vacunas le dijo a DW que militares, policías y funcionarios locales los detuvieron durante una semana y trataron de “sensibilizarlos” para recibir las vacunas, antes de vacunarlos sin su consentimiento después de que continuaron resistiéndose.

“Nos negamos por completo a recibir los pinchazos y, en cambio, les pedimos a los soldados y a la policía que nos dispararan o nos ahogaran hasta la muerte. Hicimos una manifestación, pero dijeron que no nos dispararían”, atestigua un hombre. “Cuando se dieron cuenta de que no estábamos listos para cambiar de opinión, trajeron a muchos policías y nos esposaron”.

“Los policías nos sujetaron al suelo y nos vacunaron”, dijo.

Según los informes, el grupo estuvo recluido en centros de tránsito utilizados normalmente para delincuentes y niños de la calle en el distrito de Ngororero de la provincia occidental de Ruanda.

Otro hombre de Ruanda, del distrito de Rwamagana en la Provincia Oriental, también le dijo a DW que los funcionarios intentaron inyectarle a él y a su esposa, lo que los llevó a huir de su hogar. El hombre dijo que sufría de malaria y tomaba medicamentos en ese momento.

“Les rogué que no me vacunaran. Cuando insistieron, nos fuimos de nuestra casa”, relató.

“No soy solo yo”, señaló el hombre, y agregó que muchos de sus vecinos fueron vacunados a la fuerza. “Si quieres, puedo señalar diferentes lugares donde están”, dijo.

El programa de vacunación de Ruanda ha llevado a algunos a abandonar el país por completo. AFP informó la semana pasada que alrededor de 100 ruandeses huyeron a la República Democrática del Congo y aterrizaron en la isla de Idjwi, que anteriormente albergaba a decenas de miles de refugiados durante el genocidio de Ruanda de 1994.

“Un puñado de ruandeses cruzaron a los países vecinos afirmando estar en contra de la vacunación, principalmente por motivos religiosos. La mayoría ha regresado o está regresando, facilitada por la cooperación bilateral”, dijo la portavoz del gobierno de Ruanda, Yolande Makolo, citada.

En un comunicado el martes a DW, el alcalde de Ngororero, Christopher Nkusi, confirmó que su distrito efectivamente ha “sensibilizado” a las personas que se han resistido a las inyecciones experimentales contra el COVID, pero afirmó que “no estaba al tanto” de ningún incidente de vacunación forzada.

“Los que tienen resistencia son sensibilizados y vacunados después porque aún tenemos muchos que no están vacunados. Todavía estamos en el proceso de sensibilizarlos. No tengo conocimiento de ningún caso de vacunación forzada en mi distrito”, dijo Nkusi.

El ministerio de salud de Ruanda y la oficina del primer ministro no respondieron a las solicitudes de comentarios de DW.

CLADHO, un paraguas de grupos de derechos humanos en Ruanda, dijo a la emisora ​​pública alemana que la organización está al tanto de los informes de los medios sobre la vacunación forzada contra el COVID y actualmente están investigando. Vacunar a las personas en contra de su voluntad es ilegal en Ruanda, dijo CLADHO.

Ruanda tiene una de las tasas de vacunación más altas de África, con el 42 % de sus 13 millones de habitantes “totalmente vacunados” y otro 17 % inyectado con al menos una dosis a finales de diciembre, según Our World in Data. El país ha usado las inyecciones de Moderna, Pfizer y AstraZeneca-Oxford y fue la primera nación africana en lanzar la inyección de Pfizer el año pasado.

El gobierno de Ruanda ha empleado requisitos de vacunas COVID extraordinariamente estrictos, exigiendo la vacunación para iglesias, bodas y transporte público, así como para muchos lugares públicos, incluidas conferencias, restaurantes, bares y hoteles. Los empleados públicos y privados también deben ser pinchados.

El verano pasado, las autoridades sanitarias lanzaron una campaña puerta a puerta para identificar a las personas no vacunadas en la capital de Kigali, que el alcalde describió en ese momento como otro esfuerzo para “sensibilizar” a quienes no habían sido vacunados. Más del 90 por ciento de los residentes de Kigali de 12 años en adelante están “totalmente vacunados”.

El gobierno ha aumentado las restricciones  en las últimas semanas a la luz de la supuesta variante Omicron, limitando las iglesias al 50 por ciento de su capacidad y las reuniones en el hogar a 50 personas, mientras ordena que las reuniones en el hogar sean supervisadas por funcionarios locales. El Centro Biomédico de Ruanda (RBC) a principios de este mes exigió certificados de vacunación para salir del país.

DW NewTimes.co.rw

Visto en: Trikooba News

Irlanda anuncia que se levantarán la mayoría de las restricciones de Covid

El primer ministro irlandés, Micheál Martin, anunció que la mayoría de las restricciones de COVID se levantarán a partir de hoy sábado, pero su gobierno ha decidido no eliminar los certificados de vacunas para viajes al igual que los mandatos de mascarillas implementados en las tiendas y en el transporte público.

La decisión de relajar las reglas ha sido bien recibida en todo el espectro político, pero los activistas pro libertad en Irlanda temen que no sea el «principio del fin» como lo han denominado varios políticos de alto rango.

El comentarista irlandés Dave Cullen dijo a sus televidentes que “cualquiera que celebre este regreso a la libertad es muy tonto”.

“Solo un esclavo siente gratitud hacia su amo cuando se le otorgan libertades y privilegios adicionales nuevamente”, dijo Cullen. “El gobierno no tiene derecho a devolvernos nuestras libertades porque, en primer lugar, no tenían derecho a quitárnoslas”.

“Además, todas las normas y leyes sanitarias de emergencia (irlandesas) de COVID siguen vigentes para ser utilizadas de nuevo cuando lo deseen”, advirtió.

En Irlanda, se exigió prueba de vacunación o recuperación del COVID para ingresar a gimnasios, cafés, pubs, restaurantes y hoteles, y a las personas no vacunadas sela les prohibió la entrada a dichos lugares, mientras que también se impusieron una serie de restricciones draconianas en reuniones en interiores y exteriores.

Pubs y restaurantes también tuvieron que mantener toque de queda a partir de las 20:00 horas

Sin embargo, la retención de las leyes de emergencia por parte del gobierno significa que Irlanda aún enfrenta la perspectiva de más bloqueos y discriminación contra los viajeros internacionales no vacunados, quienes deben continuar pagando las pruebas de PCR en ausencia de un certificado de vacuna o prueba de recuperación del COVID.

Leo Varadkar, subjefe de gobierno, dijo de manera algo inquietante en una conferencia de prensa el viernes que los irlandeses podrían esperar “una primavera y un verano de libertad”, pero advirtió que habría “baches en el camino”.

“… Si este no es el final, es el principio del fin”, declaró Varadkar.

Tanto Martin como el director médico, el Dr. Tony Holohan, se esforzaron por insistir en que «la pandemia no ha terminado» durante sus conferencias de prensa. El líder irlandés dijo al público que les daba su visto bueno para «estrechar la mano» con otros «si lo desea y se siente cómodo y seguro»

MorungExpress LifeSite

Visto en: Trikooba News

Renombrado inversor sobre la situación del mercado: “Así es exactamente como se han roto las grandes burbujas”

Jeremy Grantham Lane Turner / The Boston Globe / Gettyimages.ru

Por RT

Jeremy Grantham augura un desplome de un 45 % de un índice importante y recuerda la situación de la Gran Depresión.

Las desenfrenadas especulaciones con acciones de critptomonedas meme y otros activos cuestionables ha pasado su apogeo y lo que le aguarda al mercado no se podrá contener ni con los esfuerzos de la Reserva Federal, opina el famoso inversionista británico Jeremy Grantham.

Conocido por detectar burbujas financieras antes de que se manifiesten, el confundador de la gestora de activos GMO dijo a Bloomberg que cree que el “el punto álgido de los comportamientos locos ha quedado atrás” y que el mercado se encuentra “en la modalidad de ‘comprar la caída’, en lo que se especializan las superburbujas”.

El experto explicó que el mercado no se calma en una noche tras un largo plazo de especulaciones y de influjo de dinero. Señala también que ha habido alzas magníficas tras picos pasados de actividad inversionista, porque los corredores, afirmó, hacen dinero convenciendo a sus clientes que dupliquen inversiones en vez de decir que “el juego ha terminado” y hay que tener cuidado.

Según Grantham, las recientes subidas desorbitantes de las acciones de AMC, Hertz y GameStop, al igual que el precio de las criptomonedas como dogecoin y tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) son un ejemplo de especulaciones sin precedentes.

El historiador del mercado advirtió en un informe esta semana sobre una inminente ruptura de la superburbuja en los mercados financieros y vaticinó la caída hasta 2.500 puntos, o de un 45 %, del índice S&P 500 pese a los esfuerzos de la Reserva Federal de impedirlo.

El reciente fortalecimiento de ‘blue chips‘ y la liquidación paralela de activos especulativos han reforzado su convicción en el próximo desastre: “Así es exactamente como se han roto las grandes burbujas”.

El inversor mencionó que las acciones de alto riesgo cayeron el 30 % en los meses previos a la Gran Depresión de 1929, tras saltar en el año anterior.

Una mujer demanda a Meta y Snap por el suicidio de su hija de 11 años, víctima de los “efectos nocivos de las redes sociales”

Imagen ilustrativa Silas Stein / Picture alliance / Gettyimages.ru

Por RT

La demandante sostiene que Instagram y la aplicación de mensajería Snapchat hicieron que la niña se volviera adicta a ese tipo de plataformas.

En EE.UU., una madre identificada como Tammy Rodríguez demandó este jueves a las compañías tecnológicas Meta y Snap ante un Tribunal Federal de San Francisco (California, EE.UU.) por el suicidio de su hija Selena, de 11 años, que ocurrió el pasado mes de julio, alegando que fue víctima de los “efectos nocivos de las redes sociales”, informan medios locales.

En la demanda, la mujer acusa a la red social Instagram —propiedad de Meta— y a la aplicación de mensajería Snapchat de hacer que la niña se volviera adicta a lo que describe como “productos de redes sociales peligrosos y problemáticos“.

Asimismo, asegura que Selena se quitó la vida “después de luchar contra los efectos nocivos de las redes sociales”, y argumentó que esas aplicaciones están diseñadas para “explotar la psicología humana” mediante el uso de algoritmos sofisticados e inteligencia artificial.

La historia de Selena

En su alegato, Rodríguez explica que la pequeña empezó en 2019 a utilizar las aplicaciones de redes sociales, a las que pronto se volvió adicta. Tanto así, que cuando alguien trataba de limitarle su uso, se escapaba para acceder a sus cuentas en otros dispositivos.

Una terapeuta que trató a su hija afirmó que “nunca había visto a un paciente tan adicto a las redes sociales” como ella. La madre detalló que la pandemia del covid-19 solo empeoró la situación, lo que provocó que la niña se deprimiera cada vez más y tuviera insomnio, hasta que finalmente se quitó la vida.

La parte litigante alega que los gigantes tecnológicos dueños de las redes sociales han gastado miles de millones de dólares para alentar el uso adictivo de sus plataformas, a pesar de tener los recursos para diseñar productos que sean seguros para los consumidores comunes, incluido los menores.

“Irrazonablemente peligroso”

Esas empresas ganan dinero vendiendo anuncios, y cuanto más tiempo pasa un usuario en la plataforma, más anuncios puede ver, explica la madre. En ese sentido, señala que los documentos internos de Meta se refieren a la reducción del tiempo que los menores pasan en la aplicación como una “amenaza existencial” para su negocio.

La demanda también acusa a Snap de alentar deliberadamente “comportamientos extremos y adictivos por parte de sus usuarios, en su mayoría adolescentes y adultos jóvenes”. Además, señala que el Instagram en manos de niños “es irrazonablemente peligroso para el bienestar de las mentes en desarrollo de los usuarios menores de edad”.

“Facebook, ahora Meta, no ha logrado proteger a los jóvenes en sus plataformas y, en cambio, optó por ignorar o, en algunos casos, duplicar las manipulaciones conocidas que representan una amenaza real para la salud física y mental: explotar a los niños con fines de lucro”, declaró en un comunicado Maura Healey, fiscal general de Massachusetts.