A punta de pistola, la mafia médica exige cuarentena para ciudadanos que se niegan a ser vacunados

Por J. D. Heyes  / Natural News

Traducido por @dacha1953 para Periodismo Alternativo

Autoridades federales colocaron en cuarentena a una mujer en South Pasadena, cuya hermana contrajo recientemente sarampión en Disneylandia, a pesar de no tener la enfermedad. Maura, hermana menor de Ylsa Téllez, de 24 años de edad, fue uno entre más de dos docenas de casos de visitantes que contrajeron sarampión en el famoso parque de diversiones; aunque Ylsa no es una de ellas ya que dice sentirse bien y no tener síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, días después de que se diagnosticó sarampión a su hermana, Ylsa recibió una llamada del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, seguida de una visita de funcionarios del departamento local de salud, quienes trataron de convencerla de que se vacunara y autoimpusiera una cuarentena. “Dijeron que de lo contrario me enviarán a la cárcel, declaró Ylsa para la cadena ABC; y agregó que en contra de su voluntad, optó por convertirse en prisionera en su casa, sometiéndose una cuarentena obligada.

La madre de Ylsa acudió en defensa de su hija. “No es correcto que mi hija sea amenazada de esa forma, porque no está enferma”, dijo Myrna Téllez. Sin embargo, los funcionarios de salud pública alegan que existen razones para preocupar a la gente. “El sarampión es una de las infecciones más contagiosas que conocemos, por lo que cualquier individuo que haya estado cerca de alguien con sarampión es muy probable que llegue a infectarse,” expresó el doctor Jill Hoffman, del hospital de niños de Los Ángeles.

Ylsa dijo que actualmente estaba tomando suplementos destinados para fortalecer su sistema inmunológico y que planeaba hablar con un médico antes de decidir si aplicarse o no la vacuna contra el sarampión. “Estoy molesta, porque si hay tantos casos de personas que recibieron la vacuna y desarrollaron la enfermedad, ¿por qué me están atacando de esta manera?” dijo Ylsa. “Yo no creo que sea necesario que permanezca en arresto domiciliario.”

La familia recibió un formulario del Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles, una solicitud de intervención legal en la que se recomienda una cuarentena domiciliaria, sin escuela ni trabajo, a la cual –desafortunadamente- Ylsa no puede oponerse.

En julio de 2014, el presidente Barack Obama firmó una reforma a una orden ejecutiva anterior, en pleno brote de Ébola en África Occidental, que añade una lista de enfermedades transmisibles susceptibles de cuarentena: síndromes respiratorios agudos severos, enfermedades asociadas con fiebre, neumonía u otras infecciones capaces de transmitirse de persona a persona o que tengan el potencial de causar, epidemias, mortalidad o morbilidad graves si no se controlan adecuadamente. En esa sección no se incluye la gripe.

Ylsa carece de alguna opción legal

Como señala la Alianza para la Salud Natural, esta legislación implica que el gobierno federal puede someter a cuarentena a todo aquel que hubiera estado expuesto a ciertas enfermedades transmisibles, aunque aún no hayan enfermado. Tales cuarentenas están previstas en la Ley de Servicios de Salud Pública, la cual “permite al gobierno a capturar y detener individuos en base a las enfermedades transmisibles mencionadas en la Ley”, dijo la Alianza. “Además de fungir como prescripción médica, el aislamiento y la cuarentena son también acciones de “poder policial ” derivadas del derecho del Estado a tomar medidas que afecten a las personas en beneficio de la sociedad”, concluye la agencia federal de salud.

Fuentes:
http://www.anh-usa.org
http://abc7.com
http://www.whitehouse.gov
http://vaccineimpact.com
http://www.law.cornell.edu
http://www.cdc.gov[PDF]

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: