Alemania mantiene en prisión a anciana por “negar el Holocausto”

La investigadora alemana Ursula Haverbeck, a la espera de ser juzgada en Berlín (capital alemana), 18 de octubre de 2017 (Foto: AFP).

Por Hispan Tv

El Tribunal Constitucional alemán dictamina que el derecho a la libre expresión no incluye el debate sobre lo ocurrido con los judíos europeos de 1941 a 1945.

“La negación del genocidio nazi va más allá de los límites del debate público apacible y amenaza la paz pública”, ha sentenciado la máxima instancia judicial alemana, citada el sábado por el diario británico The Telegraph, al denegar un recurso de apelación de la investigadora Ursula Haverbeck.

Haverbeck, autora de varios libros de reflexión histórica, filosófica y política, defiende que el presunto plan de exterminio de los judíos del régimen del dictador Adolf Hitler (1933-1945) es “la mayor y más duradera mentira de la historia” y que el campo de concentración alemán de Auschwitz, en Polonia ocupada, fue un campo de trabajos forzados y no de exterminio.

La anciana, de 89 años de edad, fue condenada en mayo por un tribunal regional por ocho cargos de “incitación al odio racial”, acusación que se imputa en numerosos países occidentales a quienes discuten las sentencias del Tribunal Militar Internacional formado en Núremberg en 1945 por el bando aliado, vencedor de la Segunda Guerra Mundial.

La escritora había sido ya condenada varias veces por el mismo delito de opinión, sin llegar a ser encarcelada. En abril fue finalmente citada para ingresar en prisión, pero al no presentarse la Fiscalía dictó orden de detención y fue arrestada en su domicilio. Está en la prisión de Bielefeld (centro noroeste), donde deberá pasar 2 años y medio en prisión.

El Tribunal Constitucional alemán confirma la condena estimando que “la diseminación de exposiciones de hechos inciertos y deliberadamente falsos no puede contribuir al desarrollo de la opinión pública, por lo que no entra en el ámbito de la protección de la libertad de expresión”.

Los países europeos empezaron a aprobar leyes específicas para castigar con cárcel la negación del supuesto plan de exterminio nazi, conocido como “el Holocausto”, en la década de 1990, tras abrirse a investigación los campos de concentración de Europa del Este y rebajarse la cifra oficial de muertos en Auschwitz de 4 millones a “más o menos 1 millón y medio”.

En el caso de Alemania, se castiga con penas de cárcel incluso a los abogados defensores que exponen las conclusiones de sus clientes ante los tribunales, siendo el caso que más ha llamado la atención el de la letrada Sylvia Stolz, encarcelada de 2008 a 2011 por su defensa de Ernst Zündl, y de 2015 a 2017 por un discurso público sobre la libertad de expresión en su país.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: