Amazon y la venta de pesticidas ilegales

El acuerdo entre Amazon y la Agencia de Protección Ambiental intenta dar por finalizadas las violaciones de la Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas. Algunos de estos pesticidas podrían fácilmente confundirse con un trozo de tiza, dice la EPA.

Por Christine Clarridge y Lynda V. Mapes / seattletimes.com

La Empresa Amazon, con sede en Seatle, llegó a un acuerdo para el pago de una sanción administrativa de 1,2 millones de dólares, como parte de un acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, que según la Agencia protegerá a los consumidores de los pesticidas ilegales y mal etiquetados que han sido vendido por dicha Empresa a través de la red.

Este anuncio se hizo público el pasado jueves, y la EPA dijo que este acuerdo resuelve las acusaciones de que en los últimos cinco años Amazon ha violado en casi 4.000 ocasiones la Ley Federal de Insecticidas, Fungicidas y Rodenticidas, al permitir a terceros vender y distribuir productos plaguicidas importados desde los almacenes de Amazon, a pesar de que dichos pesticidas no estaban autorizados para su venta.

Este acuerdo reducirá considerablemente la venta a través de la red de pesticidas ilegales, que representan una seria amenaza para la salud pública…”, dijo el administrador de la Región 10 de la EPA, Chris Hladick, en un comunicado de prensa.

Es una de las mayores sanciones impuesta por la Agencia, dijo Ed Kowalski, Director de la Oficina de Cumplimiento en la Región 10 de la EPA. Al aceptar el acuerdo, Amazon no admitió ni negó los hechos específicos alegados por la EPA.

Pero como resultado del acuerdo, Amazon indicó que ahora está “comprometida a seguir de cerca y eliminar los plaguicidas ilegales que venden en su sitio web”, dijo Hladick en el comunicado de prensa de la Agencia.

Entre los productos más preocupantes para la venta se encuentran productos que parecen una tiza, y que son utilizados por los clientes para dibujar una barrera cargada de pesticidas en una superficie que el usuario no quiere que el insecto cruce o que no sobreviva.

Vienen estos productos en un envase brillante, de colores alegres y de fácil apertura, es decir que se pueden confundir con una tiza, con un juguete o incluso con caramelos. Cualquier niño podría abrirlo y jugar con estos productos tóxicos.

Se podría recibir el paquete por correo, y un niño abrirlo y estar expuesto al producto”,dice el responsable de la aplicación correcta de pesticidas de la Región 10 de la EPA. “El riesgo es real”.

El número de paquetes involucrados en la venta fue pequeño, y por lo tanto la cantidad total de productos que llegó a los hogares de los clientes no es grande, dijo Schulze. Sin embargo, la toxicidad de los productos ilegales y el posible atractivo para los niños los hacen especialmente peligrosos.

Amazon también ha vendido pesticidas prohibidos en la UE, como el clorato de sodio, que está prohibido en Europa desde el año 2009. http://www.landscapejuice.com/2014/08/amazon-selling-the-banned-weed-killer-sodium-chlorate.html

Amazon también ha vendido pesticidas prohibidos en la UE, como el clorato de sodio, que está prohibido en Europa desde el año 2009. http://www.landscapejuice.com/2014/08/amazon-selling-the-banned-weed-killer-sodium-chlorate.html

La EPA dijo que la investigación sobre la venta de productos ilegales comenzó el pasado verano con la revisión de los pesticidas no registrados ofrecidos a través de la red por los minoristas. Debido a la enorme cantidad de minoristas , “se trata de una vía en la que es difícil obtener muestras de los mismos”, dijo Schulze. Al preguntarle cuantos productos ilegales se venden todavía, dijo que “muchos”.

“… esta es la razón por la queríamos adoptar una postura firme en relación con este asunto”, dijo Schulze.

Amazon, en una declaración, dijo que el cumplimiento de la normativa es una de las principales prioridades de la Empresa y que los vendedores externos también deben cumplir con todas las leyes y normativas pertinentes que se venden a través de Amazon.

Cuando los vendedores no cumplen con nuestros términos, rápidamente tomamos medidas en nombre de los clientes. Continuaremos innovando en nombre de nuestros clientes y trabajando con marcas, fabricantes, agencias gubernamentales, agentes de la ley y otros para proteger la integridad de nuestro mercado”, decía el comunicado de Amazon.

Los términos del acuerdo con Amazon incluye la realización de cursos de capacitación sobre regulaciones y políticas sobre plaguicidas, en un esfuerzo por reducir el número de plaguicidas ilegales disponibles a través de la red, dijo la EPA.

Estos cursos de capacitación serán obligatorios para todas las entidades que pretendan vender pesticidas en Amazon, y estarán disponibles para el público y los especialistas en marketing en inglés, español y en chino.

La EPA comenzó la investigación de la venta y distribución de pesticidas a finales de 2014, según el comunicado de prensa.

En 2015 realizó una inspección en las instalaciones que Amazon tiene en Lexington, Kentucky, y los inspectores de la oficina de la Región 10 de la EPA encontraron pesticidas ilegales.

En agosto de 2015, la EPA emitió una orden a Amazon para que prohibiera la venta de los plaguicidas ilegales, algunos de los cuales podrían confundirse con una tiza de pizarra por los niños.

En enero de 2016, se emitió la orden de “paralización de la venta” contra Amazon, después de que se descubriera que otros productos, como cebos insecticidas no registrados o etiquetados erróneamente, también se ofrecieran para su venta.

Amazon retiró inmediatamente los productos del mercado, prohibió a los vendedores externos vender plaguicidas y cooperó con la EPA durante su investigación posterior”, dijo la Agencia en su comunicado de prensa. “Las órdenes emitidas, así como el compromiso de la EPA con la Empresa, llevaron a Amazon a controlar de manera más exhaustiva su sitio web en busca de plaguicidas ilegales. Como resultado, Amazon se ha comprometido a desarrollar un programa de cumplimiento, formado por un sofisticado sistema de evaluación informática y por un numeroso personal capacitado”.

En octubre de 2016, Amazon notificó a los clientes que habían comprado los plaguicidas ilegales entre 2013 y 2016 las preocupaciones de seguridad en torno a estos productos y reclamó que se deshicieran de ellos. Amazon reembolsó aproximadamente 130.000 dólares a esos clientes.

Los gerentes de la EPA advirtieron que, debido a que habrá muchos más plaguicidas ilegales en la red, los clientes deben verificar la etiqueta de registro de la EPA de cualquier producto que compren. Cualquier producto que no lleve tal registro no es de venta legal en los Estados Unidos. [En la UE: Actualmente todos los productos fitosanitarios (y la mayoría de los productos químicos que se comercializan) llevan en su registro y en su etiqueta la clasificación toxicológica y medioambiental que se identifica con pictogramas (Xn, Xi, N) y frases R y S.  Esto viene regulado por la Directiva de Preparados Peligrosos (DPD, Dangerous Preparations Directive” :https://fertitienda.com/blog/reglamento-sobre-clasificacion-y-etiquetado-de-fitosanitarios-n37].

Otra posible señal de advertencia es un nombre del producto en inglés no estándar. Los nombres de los productos ilegales que fueron objeto del acuerdo incluyen “cebo en polvo para matar moscas y cucarachas y hormigas en forma de tiza” [“Green Leaf Powder Killing Fly Killing Bait” y “Cockroach Cockroach Cockroaches Bugs Ants Roach Kills Chalk”].

Cualquier cliente que haya comprado los productos debe dejar de usarlos inmediatamente, ya que los productos atacan el sistema nervioso, pueden causar enfermedades e incluso la muerte, especialmente en los niños. Deseche los productos en la basura, pero no los arroja por el inodoro ni los desagües. No abra el paquete y manipúlelo con guantes.

Llame al Centro Nacional de Información sobre Pesticidas para obtener más información. [ En España el número de teléfono del Servicio de Información Toxicológica es el 91 562 04 20 . http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Portal/es/ministerio/organismos-ministerio-justicia/instituto-nacional/servicio-informacion1]

Estas acciones de la EPA se producen incluso en un momento en el que los consumidores y defensores de la salud pública se sienten frustrados sobre la actitud de la EPA hacia muchos plaguicidas, como la reciente decisión de revertir la prohibición de usar clorpirifós, un pesticida, en los alimentos. Los propios científicos de la EPA concluyeron que ingerir incluso una pequeña cantidad de sustancia química puede interferir en el desarrollo cerebral de los fetos y los bebés.

En las personas, la exposición por poco tiempo (un día) a niveles bajos (miligramos) de clorpirifos puede causar mareos, fatiga, secreción nasal, lagrimeo, salivación, náusea, molestia intestinal, sudor y cambios en el ritmo cardíaco. La exposición oral de corta duración a niveles más altos (gramos) de clorpirifos puede causar parálisis, convulsiones, desmayos y muerte. Los informes también muestran que la exposición al clorpirifos por poco tiempo puede causar debilidad muscular en las personas, semanas después de la desaparición de los síntomas originales. Otras consecuencias de la exposición al clorpirifos abarcan cambios de conducta o hábitos de sueños, cambios de humor y efectos en el sistema nervioso y en los músculos de las extremidades (que pueden manifestarse a través de sensaciones extrañas como insensibilidad u hormigueo o como debilidad muscular). La EPA no ha clasificado el clorpirifos por su carcinogenicidad (Clase D). https://www.atsdr.cdc.gov/es/phs/es_phs84.html

El Administrador de la EPA, Scott Pruitt, revirtió la orden de prohibición de los clorpirifós, que fue ordenada por la Administración de Obama, poco después de su nombramiento por el Presidente Donald Trump.

La aplicación de las medidas contra Amazon indica los pesticidas que ya son de venta ilegal en los Estados Unidos.

Visto en : Noticias de abajo

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: