La obsolescencia planificada: cuando la tecnología tiene una fecha de caducidad

Desde los teléfonos inteligentes hasta las impresoras de inyección de tinta, desde la tableta a las lavadoras: son cada vez más complejos, son cada vez más frágiles, fabricados para durar poco.

El error más grande es apegarse demasiado. No importa qué tan hermosa, inteligente, o impresionante sea. El momento de decir adiós llegará.

Vendrá muy pronto, de una forma muy traumática e inesperada, no hay tiempo para decirle adiós apropiadamente. No habrá forma de recuperar la relación.

Y la elección será obligada: sustituirlo por otro. Así es la historia, recurrente, de toda la amada tecnología. De  aquel tiene un smartphone, una tableta, un televisor, una lavadora, una impresora y así sucesivamente. Idilios rotos por algo que se arruina. Por lo general, un conector, un filtro, la batería, la pantalla. ¿Tendrá la culpa el ciclo de vida normal de los dispositivos electrónicos?

De acuerdo con alguien, NO: hay algo más. Existe una ascendente voluntad de los fabricantes para que duren poco tiempo: es la teoría de la llamada obsolescencia programada.

 

¿Mito o realidad?

El tema se esta discutiendo desde hace algún tiempo. En la primera línea esta el “gurú” de la decreciente felicidad, Serge Latouche. Seamos realistas: el cuerpo del delito nunca fue encontrado. No hay pruebas de que los productores hacen artículos destinados a marcharse a toda prisa.

En el otro lado está la experiencia de todos nosotros, que nos habla de artefactos que pasan indemnes el período de garantía y muy a menudo viven en una especie de crisis de tercer año: reducción del rendimiento, la batería colapsa, comienza a experimentar algún fallo — eso sólo puso fin a la cobertura del fabricante (y tal vez hayas visto salir una nueva versión).

“En los años 30 con los primeros bulbos incandescentes, hubo efectivamente una señal entre los productores, para limitar la duración a 100 horas. Pero desde entonces, la obsolescencia planificada no fue la más probada”, dice Andrea Bondi, ingeniero y gerente de la energía de Trento RISE.

“Por supuesto, es posible que los productores elijan materiales y tecnologías no eterna. Para ellos es un delicado equilibrio: por un lado la necesidad de hacer productos confiables, por otro, la necesidad de fomentar la compra de nuevas versiones”.

La propuesta: para castigar a los culpables

 

El problema existe sobre el tema y comienza a moverse incluso en la política. En Italia, en octubre de 2013, fue el parlamentario de Izquierda Libertad Ecología Luigi Lacquaniti quien presento el primer proyecto de ley “para abordar el problema de la obsolescencia planificada”.

En Francia, en este año, tres diputados ecologistas – Eric Alauzet, Denis Baupin y Cécile Duflot – han propuesto castigar con penas de hasta dos años de cárcel los que ponen en el mercado productos fabricados para durar poco.

Pero el problema sigue siendo el comienzo: al menos por el momento, es imposible demostrar que hay un propósito y un diseño a favor de la obsolescencia en el diseño de nuevos productos.

Los culpables: el super-rendimiento y los procesadores cada vez más micro

Una de las claves del problema, quizás el principal, es profunda en los teléfonos inteligentes, tabletas y similares. Se utiliza para producir circuitos semiconductores y la arquitectura física de estos dispositivos.

Bondi continúa: “Vivimos en un mundo en el que la Ley de Moore sigue siendo muy válido y cada 18 meses, la complejidad y potencia de los microcircuitos se duplica. La arquitectura de hardware de los microprocesadores está ahora en magnitudes actuales de los micrómetros, milésimas de milímetros.

Y vamos a llegar pronto al nanómetros, millonésimas de milímetro. De este tamaño y con esta rendimiento, hay poco que hacer: la tecnología permite y soporta una serie de conductos de corriente entre los circuitos, que con el tiempo se convierten en objeto de averías.

En resumen, la tecnología es llevada a tales niveles que es difícil encontrar el equilibrio entre la potencia y la estética, por un lado y por el otro la vida y fiabilidad. Si utilizamos las válvulas del pasado, así, necesitaríamos un barrio entero para hacer lo que hoy nos permite un teléfono inteligente”.

La obsolescencia psicológica y el software “auto-adaptativo”

La pregunta, sin embargo, tiene otra cara, más social. La espiración de un smartphone, un televisor, una cámara no es sólo físico. También está vinculado a los mensajes publicitarios, las nuevas funciones, más y más nuevos modelos que salen y que son deseables. Es lo que Latouche ha definido y criticado como obsolescencia psicológica.

“Y es algo que pasa muy bien en el software, y es que el usuario cambie gradualmente su perfil de uso de una herramienta tecnológica para aumentar las expectativas referentes a él”, dice Antonia Bertolino, investigador en el Instituto Nacional Research Council Instituto de Ciencia y Tecnología de Pisa.

“En el software — continúa — la obsolescencia también está vinculada a un segundo factor: el contexto tecnológico, cambiando cada vez más rápido. Un mundo de protocolos de conectividad, interfaces, redes entre diferentes herramientas que necesitan conectarse unos con otros.

Así que hoy discutimos y trabajamos en sistemas de tecnología de la información ‘auto-adaptativas’, abiertos y dinámicos que son capaces de adaptarse a los cambios en el ambiente, capaces de auto-actualizarse a sí mismos en muchos niveles”.

 ¿Son los propios consumidores en parte responsable de la obsolescencia planificada? “El marketing de determinados productos funciona muy bien”, dice Huma Kamis de Fédération Romande des Consommateurs Swiss-French (FRC). “Cada 12 a 18 meses, los operadores de telefonía celular ponen otro ‘smartphones’ en las manos de sus clientes. ¿Porque ellos podrían negarse a comprarlo …”

[La Stampa]

Visto en: Helium 24

Los zombies como metáfora de la humanidad en el siglo XXI: muertos vivientes y esclavos de la moda

Como todos sabemos, al menos desde hace algunos años, los zombies están de moda alrededor del mundo. Películas, juegos de video, muñecos, etc. Los muertos vivientes andan por todos lados.

Desde luego, no hablamos del fenómeno vudú desarrollado a lo largo del siglo XVII por los esclavos negros llevados a las Antillas desde Dahomey (en el África occidental), y cuyos descendientes actuales siguen practicando diversas tradiciones rituales de lo que comúnmente se ha dado en llamar como “santería” y que han hecho famoso a Haití, como el país origen de la creencia en los zombies.

No, no hablamos de este tipo de zombie, sino de una especie terrorífica, creada por Hollywood, cuyo éxito en el imaginario social contemporáneo es digno de tomarse en cuenta. ¿Cuál es la causa de esta “fiebre zombie” que hoy en día nos azota?, ¿por qué los zombies están de moda?

Es curioso que hablemos de moda zombie. El sentido primario, desarrollado en las Antillas, era el de un sujeto cuya voluntad está a merced de un hechicero, un brujo, que le esclaviza sin que la víctima pueda hacer nada contra ese letargo. La magia vudú permitía este control de un cuerpo a distancia.

En realidad, el hombre que no se pertenece a sí mismo, y cuya voluntad está a merced de otro, ha sido por antonomasia la definición del esclavo: nos dice Aristóteles, desde el siglo IV a.C.: “esclavo es quien no se pertenece a sí mismo”. Bien podríamos entender al zombie antillano bajo esta categoría, que por cierto, me parece fecunda. Ya volveremos sobre ello.

Pensemos en el zombie actual, que todos conocemos: el zombie creado por la gran industria cinematográfica presenta notables características.

Su descripción “etnográfica” no parece ofrecer mayores dificultades: además de ser un muerto viviente, es decir, un cadáver capaz de moverse, caminar e incluso correr (trastocando el orden cósmico prevaleciente entre cualquier sociedad interesada en dejar bien claras las fronteras entre vivos y muertos), el zombie hollywoodense condensa las características más atroces imaginables para la moral de Occidente: es caníbal, tiene un apetito feroz por la carne humana viva, mas el contacto con su saliva es mortal pues sus víctimas son infectadas con el mismo mal, de manera que se convierten en zombies también. Se trata de cadáveres al acecho de la vida.

Zombies consumismo

Para colmo, no operan en función de ningún principio racional individual: no tienen conciencia alguna, son autómatas en constante búsqueda de seres humanos para devorar. No se puede negociar con ellos: no hablan ni parecen tener voluntad propia, no forman entidades políticas ni sociales reconocibles, son simplemente masa de cuerpos indiferenciados, corruptos y corruptores, sin mayor propósito que matar a los seres humanos “normales”, y tornarlos como ellos.

Quizá lo que resulte aún más espeluznante es que este zombie, al carecer de conciencia, tampoco posee voluntad individual; se trata de un ente reducido a un mero cuerpo pútrido que obedece a una voluntad de masa, una multitud devoradora e incontenible que se mueve con la misma lógica de un ejército de hormigas: no hay individuos, solo masa.

Peor aún, puesto que estos seres ya están muertos, tampoco se les puede matar definitivamente, como suele suceder en casos análogos con enemigos mortales potencialmente exterminables (árabes terroristas, rebeldes vietnamitas, etc.). Desde el punto de vista bélico-hollywoodense, ¿puede haber algo peor que un enemigo que ya está muerto?

Por cierto que el zombie reúne así antiguos terrores medievales con los viejos miedos del liberalismo burgués decimonónico, un miedo a los otros que se edificó a finales del siglo XVIII con respecto a numerosos pueblos indígenas cuyo género de vida resultaba (y resulta ahora) tan chocante para el liberalismo burgués: el miedo a las colectividades “sin ley, lenguaje ni Estado” (todos sabemos que no existe un Estado Zombie, no tienen gobierno ni lenguaje, tal como se decía de los pueblos indios americanos); también se advierte el miedo a los grupos humanos donde el factor individual no es el más pertinente (y en el que volvemos a reconocer un asomo de la otredad indígena).

Por otro lado, el zombie también condensa miedos más modernos: el miedo al contacto “infeccioso” con aquellos pueblos exóticos que mejor sería mantener al interior de un cerco sanitario, a fin de impedir que su género de vida, costumbres e ideas “contamine” a los propios (y en el que podemos reconocer fácilmente el dispositivo-cerco sanitario aplicado a los barrios obreros del siglo XIX, o bien al barrio judío hecho por los nazis, y las tentativas para “contener” zonas urbanas “rojas” llenas de prostitutas y homosexuales).

En una palabra, el zombie es un peligro antropomorfo (igual que un extraterrestre malvado) con el que no se puede tratar humanamente: es el otro desprovisto de cualquier calidad humana (o debiéramos decir, cualquier cualidad burguesa).

Al final, la amenaza zombie da la pauta a las futuras interacciones: tal como sucedía con los “indios salvajes” del pasado, no hay otra manera de tratar con los zombies que destrozándolos. Después de todo, indios salvajes y zombies se reproducen sin control.

De esta manera el otro (sea el indígena amazónico, el aborigen australiano, el negro africano, y todo aquel cúmulo de pueblos tradicionales explotados por el capital), devienen un peligro mortal para la supervivencia del burgués bien educado. ¡Oh qué tiempos aquellos en que el poder colonial podía aniquilar aldeas irrespetuosas! A esa añoranza, es que responde la emergencia del zombie contemporáneo.

El zombie de nuestros días ofrece a la actual moral de Occidente la oportunidad de aniquilar multitudes sin remordimientos.

Ahora bien, lo más aterrador del caso zombie, es que parece presentarnos un cruel espejo de nuestra propia sociedad capitalista. Veamos: es el zombie, el autómata irreflexivo, aquel que no se pertenece a sí mismo, el más claro correlato de un moderno esclavo: el Amo convertido en esclavo de los objetos que construye, tal cual lo enunció la filosofía hegeliana.

El zombie autómata de nuestros días, tiene mucho que enseñarnos sobre el peor de nuestros miedos: el miedo a que sea real en nuestras vidas. Se trata nada menos que del hombre enajenado descrito por Marx, aquel cuya autopercepción, su auto-reconocimiento y auto-conciencia, están atravesados, instrumentados y controlados por un otro, en este caso, el capital.

Hace siglo y medio Marx señalaba el hechizo místico del capital, que despojaba a los hombres de la capacidad de reconocerse como sujetos, forjadores y creadores de su propia realidad: las cosas, las mercancías y las capacidades tecnológicas, parecían asumir (para una humanidad enajenada, despojada de sí misma), el papel activo de la historia.

Vemos así al sujeto kantiano, el Amo hegeliano sin duda, convertido ahora en objeto de sus creaciones: el fetiche, el objeto, la mercancía, el dinero: el Capital convertido en Dueño y Señor de los seres humanos, de la Tierra y de la vida toda. Hoy en día, asistimos como autómatas, como testigos pasivos, zombies, ante los despliegues más brutales del capital y su fetichismo tecnológico, cuya única divisa es su propio avance, su crecimiento, aunque sea sin seres humanos y sin vida. Pues como cualquier zombie, la voracidad capitalista devora irreflexivamente la vida.

Una sociedad que ya no compra para vivir, sino que vive para comprar, que vive para trabajar, que vive para el capital, es una sociedad que no se pertenece a sí misma: está enajenada. La impotencia de nuestras sociedades es análoga a la de una tuerca, que mira impotente el camino al precipicio y el derrumbe de la locomotora a la que está unida. Pero esta es sólo la actitud de un sujeto que cree ser objeto y asume los intereses del capital como propios. Una sociedad zombie.

Zombies consumismo

El problema es que la “infección” de este género de existencia, está profundamente arraigada: desde la publicidad y la mercadotecnia, hasta la elaboración de “perfiles” en Facebook, tienen esta notable facultad de empatar los intereses del Yo con los intereses del capital: compro, me vendo, luego existo.

El principal vehículo mediante el cual el capitalismo inoculó esta no-conciencia zombie, fue precisamente el placer y la autosatisfacción del individuo, un individuo voraz, sediento de satisfactores inmediatos: paradójicamente, mientras más se exalta la individualidad y preponderancia del Yo, más se le controla, pues es la industria capitalista la que más ha invertido en ofrecer los medios y términos con que el Yo debe ser “adecuadamente” exaltado. Vemos aquí al sujeto convertido en esclavo de los objetos que produce y consume, sujeto a la dinámica e inercia de su industria.

Es así que el ritmo vertiginoso de la civilización contemporánea, aniquila la voluntad de millones de personas, obligadas a mantener la maquinaria capitalista funcionando aunque en ello se juegue la vida del planeta. Una multitud autómata que depreda sin conciencia ni control, es precisamente la característica de las sociedades de masas, la multitud enajenada que consume alegremente la droga que le asesina.

Comprar, producir, consumir, opinar y mimetizarse con la masa, serán las exigencias de esta voluntad ajena que impone su ritmo voraz. No falta un despistado que olvide llevar el último modelo del teléfono de moda, para que una multitud “lo devore” y le obligue a mimetizarse con ella, poniéndolo a la moda que el capital desea. En este sentido, no habría nada más zombie que la moda. Y peor aún, nada más zombie que la moda zombie.

[la haine]

Visto en: Helium 24

Programa de adoctrinamiento para el buen consumidor

Asi es como diariamente se nos adoctrina a ser un buen consumidor, la unica manera de liberarnos de esta esclavitud fabricada es mediante el uso de ideas alternativas como el prosumismo en vez del consumismo, el trueque y el crontribuismo en vez del dinero y el marketing, y la autosustentabilidad en vez de la dependencia voluntaria e involuntaria.

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

Síguenos en Telegram y entérate de todo lo que está pasando en el mundo (y alguna noticia que en la web no publicamos):  https://t.me/periodismoalternativo

Síguenos en nuestro canal de vídeos de Bitchute:   Buscando_La_Verdad

Estudio: Los plastificantes como bisfenol podrían causar daño cerebral a los humanos

Por RT

“Nos sorprendió la cantidad de funciones cerebrales vitales de los peces que se ven afectadas por los plastificantes utilizados en numerosas industrias”, señala Elisabeth Schirmer, coautora del estudio.

Biólogos de la Universidad de Bayreuth, en Alemania, publicaron este lunes un estudio en la revista científica Communications Biology, en el que advierten que ciertos plastificantes presentes en muchos objetos cotidianos podrían causar daños en el cerebro de los seres humanos.

“Nos sorprendió la cantidad de funciones cerebrales vitales de los peces que se ven afectadas por los plastificantes utilizados en numerosas industrias. Este daño, como pudimos demostrar, no ocurre de inmediato. Sin embargo, cuando las células cerebrales se exponen a pequeñas cantidades de BPA (plastificante bisfenol A) o BPS (plastificante bisfenol S) durante un mes, el daño es inconfundible“, asegura Elisabeth Schirmer, estudiante de doctorado de la Universidad de Bayreuth y coautora del estudio.

Los bisfenoles son productos químicos que se utilizan en la fabricación de una gran cantidad de productos plásticos como envases de alimentos, platos, botellas, juguetes, empastes dentales, chupetes para bebés, entre otros.

El estudio muestra que incluso pequeñas cantidades de los bisfenoles alteran la comunicación entre las células nerviosas del cerebro de los peces. Los investigadores consideran que es muy probable que también se produzcan interferencias similares en los cerebros de otros vertebrados, incluidos los seres humanos.

“Se sabe que numerosos trastornos en el sistema nervioso de los vertebrados se desencadenan por el hecho de que las señales estimulantes y las señales inhibidoras [de las células nerviosas] no están coordinadas de manera adecuada. Por lo tanto, es alarmante que los plastificantes BPA y BPS perjudiquen precisamente esta coordinación de forma significativa”, explica Peter Machnik, autor principal del estudio.

Ante los resultados encontrados, el grupo de investigadores ha hecho un llamado para empezar a utilizar en todo el mundo plastificantes alternativos que no supongan un riesgo para el sistema nervioso central.

Es esencial que la ciencia y la industria desarrollen nuevos plastificantes […] que sean seguros para la salud humana”, concluye Machnik.

                                                     Apoya a la web

La lucha mundial por el agua

Foto: Pixabay

Por DW Documental

El agua es esencial para la vida y, sin embargo, un bien escaso. Especialmente cuando la codicia y la mala gestión hacen que nuestro elixir de vida se seque o se agote. ¿Qué sucede cuando el agua se convierte en mercancía?

De Australia a California, de Nueva York a Londres, con escala en Bruselas, el reportaje de investigación es el primero que cuenta la historia de la lucha mundial por este preciado bien.

Después de la fiebre del oro y el petróleo, ahora comienza la fiebre del agua.

La demanda de agua se está disparando en todo el mundo. Para 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país con escasez crónica de agua. Razón suficiente para despertar el apetito de los gigantes financieros, que están al acecho e invierten miles de millones de euros en este sector.

Ya sea Goldman Sachs, HSBC, UBS, Allianz, Deutsche Bank o BNP: bancos, fondos de inversión y fondos de cobertura se abalanzan sobre todo lo relacionado con el oro azul.

Pero ¿se puede considerar el agua dulce una materia prima equiparable al petróleo, al carbón o al trigo? ¿Se puede permitir a los actores de estos mercados – bancos y fondos de inversión – crear instrumentos financieros con los que definan el valor del agua? ¿Acabarán agravando el problema las cuestiones de rentabilidad o dividendos? ¿Será necesario declarar intocable este preciado recurso para protegerlo de los tiburones del mundo financiero?

Ha estallado una batalla entre los defensores de la “financiarización” del agua y los defensores del agua como un derecho humano.

Este choque frontal tiene lugar en varias áreas: en la ideología, la política, las cuestiones ambientales y, por supuesto, en la economía. Y el destino de los casi 10 mil millones de habitantes de nuestro planeta, depende de su resultado.

14 de Febrero: ¿Día del Amor o del Dinero?

Foto: Pixabay

Por NAOV

El 14 de febrero se celebra el día del amor y la amistad o San Valentín, pero realmente es una fecha en la que se activa la economía por el consumismo de las personas, principalmente de los jóvenes.

¿Qué te parece?

Huertas urbanas: Alimento y salud contra la crisis

En situaciones de emergencia surge la idea de cultivar las propias hortalizas. Un programa huertero de la Universidad de Buenos Aires (UBA) indicó que la horticultura en la ciudad contribuye al autoabastecimiento y, sobre todo, fortalece los vínculos de las personas entre sí y con la naturaleza.

Las personas que viven en las ciudades se interesan cada vez más en la horticultura urbana. Entre el cemento y los edificios, las huertas se convirtieron en espacios de producción, socialización y encuentro con la tierra, las plantas y los insectos.

En contextos de crisis socioeconómicas en los que se dificulta el acceso a los alimentos, aumenta la cantidad de huertas urbanas porque se piensan como espacios para producir las propias hortalizas”, señalaron docentes de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) que integran el Programa de Extensión Universitaria en Huertas Escolares y Comunitarias (PEUHEC), de la misma institución.

La horticultura urbana puede ayudar al autoabastecimiento, y a fortalecer las relaciones entre los ciudadanos y la naturaleza. Destacan la relación entre las huertas urbanas y el derecho a la alimentación.

Tanto a mediados de la década del 90 como en las crisis que atravesamos en 2002, 2008 y ante la presente pandemia, observamos un crecimiento en el número de huertas urbanas. Durante las crisis socioeconómicas, muchas personas comienzan a armar huertas en sus casas con la idea de autoabastecerse”, señaló María Ximena Arqueros, docente de la cátedra de Sociología y Extensión Rurales de la FAUBA.

Aunque las huertas urbanas se inician con un anhelo de producir el propio alimento, luego, ese objetivo suele cambiar. No son experiencias exclusivamente productivas ni de sectores populares de la ciudad. En los últimos años se acercaron a la horticultura urbana personas con distintas expectativas e intereses, como pueden ser el vínculo con los alimentos, con procesos biológicos, con el reciclado de residuos y hasta con la ocupación de los espacios. Más allá de cuánto se produzca y de quiénes lo hagan, las huertas tienen un gran contenido simbólico”, indicó Nela Gallardo, docente de la cátedra de Sociología y Extensión Rurales de la FAUBA.

Arqueros agregó que al hacer una huerta se ponen en juego muchos sentidos vinculados con la tierra, lo originario, el trabajo físico, la dignidad y la salud.

Con la práctica, los propósitos de la actividad se pueden diversificar incluyendo fines terapéuticos, educativos y recreativos. “Para mucha gente, el hecho de estar al aire libre y en contacto con flores y mariposas ya es placentero. Simboliza conectar con la energía vital en medio del cemento. Las prácticas hortícolas permiten satisfacer necesidades humanas como la de participar, de crear, de generar identidad, de subsistir y de libertad, entre otras, de forma simultánea y sinérgica”.

En este sentido, Gallardocomentó que en emergencias como la actual, muchos grupos recurren a la huerta comunitaria como espacio para reconstruir y fortalecer el tejido social y las relaciones entre las personas. “Aunque hoy la gente no pueda reunirse físicamente, los equipos huerteros siguen activos intercambiando información y generando nuevas propuestas a través de diferentes canales de comunicación”.

Alimento y aprendizaje

Si bien es muy difícil lograr el autoabastecimiento con una huerta urbana, podemos colaborar en la alimentación de nuestras familias. Es posible producir hortalizas en el jardín, en el balcón o incluso en una ventana. Lo más importante es buscar el sitio con mayor radiación solar directa. Para armar la huerta podemos reutilizar materiales que tengamos en la casa como cajones o macetas. Hay tantas formas como ideas, según los recursos que tengamos a disposición”, explicó Marcela Harris, docente de la cátedra de Horticultura de la FAUBA.

Y añadió: “Luego hay que elegir las especies que queremos cultivar en función del momento del año y de la zona en que nos encontremos. Para eso debemos consultar un calendario de siembra y plantación para la región en que se ubica nuestro hogar. Hay que conocer el ciclo de crecimiento de las especies que seleccionamos. Así podremos planificar cuándo sembrar, plantar o trasplantar de manera escalonada en función de cuánto consume cada familia”.

La docente afirmó que en invierno todo crece más lento, pero es posible cultivar hortalizas de hoja como lechuga, acelga, espinaca, repollo y kale, entre otras. “También puede servir empezar con hortalizas de crecimiento rápido, que se cosechan aproximadamente al mes y medio de sembradas, como el rabanito, la rúcula o radicheta”.

Harris también contó que es clave armar una compostera o una lombricompostera en las que se puede generar ‘tierra fértil’ para la huerta en base a los desechos orgánicos domiciliarios. Puso énfasis en que además de reducir el volumen de los residuos, estás prácticas son útiles para aprender sobre el reciclado de la materia orgánica.

Si tenemos un espacio reducido, podemos producir brotes, que son alimentos frescos y nutritivos. Hay técnicas muy sencillas como colocar semillas orgánicas de rabanito, alfalfa, puerro, cebolla o fenogreco en bolsitas de tela. En menos de dos semanas podemos tener brotes listos para comer. Estas son sólo algunas ideas. Hay muchas recomendaciones y técnicas para compartir. Gran parte de la experiencia de los 20 años del PEUHEC, en los que acompañamos más de 100 huertas en CABA y en el AMBA, está sistematizada en la publicación ‘Huertas urbanas agroecológicas: espacios de acción y reflexión´”

El derecho a la alimentación y a la ciudad

Hablar sobre la producción de alimentos y huertas urbanas nos hace pensar en ciertos problemas estructurales que se potencian en el contexto actual. Para que la horticultura en la ciudad ayude realmente a paliar el hambre, la desnutrición y la pobreza, deben existir políticas públicas que integren esta actividad a programas más amplios que aseguren que se cumpla el derecho a una alimentación sana para toda la población”, sostuvo Arqueros.

Por su parte, Gallardo resaltó que “la pandemia permite reflexionar sobre las desigualdades que hay en el acceso a los alimentos de calidad y a su comercialización, y se preguntó ¿Por qué el aprovisionamiento de los alimentos que necesitamos para vivir depende de los precios establecidos por un supermercado? Y ¿Por qué las personas que distribuyen alimentos se tienen que exponer?”.

Nela se refirió a que hablar de huertas urbanas también pone el acento en cuestionar a la ciudad como un entorno en el que se puede desarrollar la biodiversidad y la vida humana.

El derecho a la ciudad es la posibilidad de que todas las personas puedan desarrollarse dignamente en ella. Que exista el acceso equitativo a una vivienda, a sitios de esparcimiento, centros de salud y transporte, entre otros. “De por sí, CABA tiene 6,1 metros cuadrados de espacio verde por habitante, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda entre 10 y 15. Ahora, ¿Cómo puede una persona sentir los procesos biológicos en este contexto de aislamiento si vive en un barrio de departamentos, rodeada de edificios y con poco acceso a espacios verdes?”.

Cultivar el propio alimento es una experiencia potente, reflexiva y transformadora. Lo vimos en muchas personas que pasaron por el PEUHEC y que se llevaron ‘la semilla’ de la huerta urbana agroecológica en sus cuerpos. En este contexto de crisis sanitaria, creamos un espacio virtual para compartir experiencias huerteras y contestar consultas. Nos pueden encontrar en Instagram”, concluyó Arqueros.

Fuente

Visto en: Ecoportal.net

Si te gusta demasiado lo dulce, aquí tienes 5 formas de deshacerte del problema

La comida dulce sabe bien. Eso es algo que no se puede negar. ¡Pero esa afirmación no significa que deba comer alimentos azucarados con tanta frecuencia! Aún así, si le gustan los dulces, es posible que sea especialmente propenso a ceder a los antojos.

Si ha estado en un atracón de azúcar, es posible que entre en pánico al preocuparse por sus efectos en su salud. ¡Pero no tema!, los nutricionistas revelan cinco formas de reparar el daño causado por un exceso de golosidad.

1. PLANIFIQUE UNA PRÓXIMA COMIDA EQUILIBRADA

El proceso de consumir un exceso de azúcar hace que el nivel de azúcar en la sangre se desequilibre mucho, dice la autora y dietista registrada, Desiree Nielsen. Lo que este consejo significa es que experimentará una rápida caída del azúcar, que solo lo dejará con ganas de más azúcar y así sucesivamente.

A continuación, se explica por qué debe asegurarse de que su próxima comida contrarreste el ciclo del azúcar y algunas opciones de alimentos que hacen precisamente eso:

· ALIMENTOS DE DIGESTIÓN LENTA

Sus mejores opciones para reducir el ciclo del azúcar son las opciones de nutrientes que afectan positivamente la digestión, precisamente los tipos que ralentizarán la absorción de nutrientes en el torrente sanguíneo. Estas son proteínas, fibras, grasas saludables y vegetales coloridos.

· VERDES AMARGOS

Nielsen afirma que consumir un exceso de azúcar puede provocar náuseas y malestar estomacal. Una excelente opción para contrarrestar esos problemas son las verduras amargas, como el apio, el perejil y el pepino. Estos alimentos se han utilizado como ayudas digestivas durante mucho tiempo y tienen efectos muy positivos sobre ese estado de náuseas. Además de eso, los melones amargos pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre levemente.

· ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS

Los picos de azúcar en la sangre pueden causar inflamación en todo el cuerpo, lo que no es bueno cuando ocurre de esta manera innecesaria. Para sus próximas comidas, Nielsen, por lo tanto, recomienda intentar agregar alimentos antiinflamatorios a su plato. Las verduras crucíferas son especialmente útiles en este sentido, y los estudios han encontrado que tienen éxito en la lucha contra la inflamación. Otros alimentos antiinflamatorios que puede utilizar son el jengibre, las semillas y la cúrcuma. ¿Necesitas algo dulce de nuevo? ¡Prueba las bayas, que tienen un delicioso sabor mientras combaten la inflamación!

· COME PROBIÓTICOS

Cuando come azúcar, las bacterias dañinas en su sistema digestivo pueden crecer y pudrirse, lo que lleva a una función cognitiva y digestiva deteriorada. Los probióticos, que encontrará en los alimentos fermentados, son una excelente manera de contrarrestar esto de manera positiva.

· MEZCLAR AGUA Y FIBRA

Comer mucha azúcar puede causar hinchazón. La combinación de fibra y agua puede ayudar a reducir esa hinchazón enjuagando el sistema digestivo, dice la fundadora de Nutrition Curator y dietista registrada Allison Gross. La mezcla también ayudará con la saciedad, para que no sienta hambre tan rápido y no ceda a más antojos de azúcar. Comenzar el día con cereales para el desayuno fortificados es una excelente manera de comenzar las mañanas con esta combinación para combatir el hambre.

2. EJERCICIO PARA VENCER LOS ANTOJOS DE LOS DULCES

Es un desafío querer hacer ejercicio después de llenarse la cara de dulces. ¡Pero el acto de realizar pequeñas tareas activas puede ayudarlo a recuperarse significativamente más rápido! Aquí hay algunas formas prácticas de usar el ejercicio para deshacer lo peor de los golosos excesivos:

· MUÉVETE DESPUÉS DE COMER

No es necesario que corras un maratón de 5 km justo después de comer azúcar en exceso. La dietista registrada y nutricionista del Centro de Cáncer Laura e Isaac Perlmutter de NYU Langone, Amanda Bontempo, RD, dice que el acto de moverse significa que sus músculos consumen el exceso de azúcar en sangre. Solo 15 minutos de caminata después de su atracón de azúcar ya pueden hacer maravillas con sus niveles de azúcar en sangre, ¡así que muévase para obtener resultados positivos!

· HAZ ALGO DE YOGA

Mucha gente que se da atracones de azúcar lo hace cuando se siente estresada. Pero el nivel alto de azúcar en sangre también puede conducir a un mayor riesgo de estrés, especialmente en las personas con diabetes. Hacer yoga como una forma de ejercicio ayuda a aliviar esa tensión y promover el pensamiento positivo al mismo tiempo que te permite moverte lo suficiente como para reducir el azúcar en sangre de forma natural.

· HAGA EJERCICIO CON REGULARIDAD

Una vez que haya reparado lo peor del daño de un atracón de azúcar, haga un cambio en su vida agregando ejercicio a su rutina diaria habitual. Esto hará que su cuerpo sea más hábil para consumir azúcar y otros recursos, lo que lo hará más resistente a los atracones de azúcar en el futuro en caso de que ocurran. El ejercicio regular también es excelente para los niveles de azúcar en sangre en general.

3. REDUCIR LA EXPOSICIÓN

La exposición al azúcar es a menudo lo que causa los atracones de azúcar en primer lugar. Al igual que con cualquier cosa que espere evitar, reducir la exposición al azúcar puede hacer maravillas para un mayor control de daños a largo plazo. A continuación, se muestran algunas formas de hacerlo:

· DESHAZTE DE LAS GOLOSINAS TENTADORAS

El cerebro a menudo tiene más dificultades para resistir la comida chatarra cuando puede verla con claridad. Los estudios han encontrado que la exposición visual a alimentos azucarados es más que suficiente para aumentar los riesgos de obesidad. Básicamente, si está a la vista, es más probable que lo coma, especialmente porque comer todo ese azúcar le dio un subidón de dopamina que probablemente quiera replicar. Elimine estos dulces de su vecindad general para reducir la exposición a ellos.

· TENGA CUIDADO CON LOS AZÚCARES OCULTOS

¿Sabías que los condimentos contienen muchos azúcares, incluso cuando tienen un sabor agrio o picante? Es una de las formas más fáciles de introducir más azúcar en comidas que, por lo demás, parecen saludables por accidente. El problema, por supuesto, es la enorme lista de nombres que se utilizan para los azúcares y sus equivalentes, dice Jason Ewoldt, MS, RDN, dietista de bienestar del Programa de Vida Saludable de Mayo Clinic. Asegúrese de conocer los términos engañosos que se usan para el azúcar, como dextrosa y fructosa, para no agregarlos accidentalmente a su dieta.

· PLANIFIQUE LAS COMIDAS CON ANTICIPACIÓN

Cuando no planifica las comidas, corre un mayor riesgo de agarrar todo lo que pueda sin tener tiempo para pensar en ello. Algunas de las comidas más placenteras para comer sobre la marcha no son las mejores para ti. Idealmente, los pocos días posteriores a su atracón de azúcar deberían tener comidas muy bien planificadas. El más importante es, según Bontempo, el desayuno del día siguiente. Opte por comidas bajas en carbohidratos, altas en proteínas y moderadas en grasas y prepárelas con anticipación, para que no tenga que apresurarse y preparar una comida accidentalmente menos saludable cuando tenga hambre.

4. CAMBIOS DE ESTILO DE VIDA A LARGO PLAZO

A veces, un atracón de azúcar que hace que tu cuerpo se tambalee es solo una señal de que es hora de hacer algunos cambios en tu vida. Muchas modificaciones en el estilo de vida son excelentes para ayudar a su cuerpo a controlar mejor sus niveles de glucosa en sangre. Aquí hay algunas decisiones de estilo de vida para deshacer el daño del consumo excesivo de azúcar:

· MANTENER UN PESO SALUDABLE

A menudo, controlar el peso corporal es fundamental para mantener bajo control los niveles de glucosa en sangre. De hecho, solo perder el 7% de su peso puede conducir a una disminución significativa del riesgo de diabetes, que continúa a lo largo de los años, según la investigación. La resistencia a la insulina y otros problemas con el equilibrio de la glucosa también son mucho más comunes en aquellos con cinturas más grandes o con un IMC con sobrepeso en general.

· DUERME MEJOR

Dormir lo suficiente es crucial para muchos aspectos diferentes del sueño, desde la inmunidad hasta el pensamiento positivo y desde la productividad hasta el manejo del dolor. Pero, ¿sabías que los malos hábitos de sueño o la falta de sueño pueden provocar resistencia a la insulina y niveles elevados de azúcar en sangre? Esto se debe a que no dormir lo suficiente aumenta el apetito, produce más cortisol e inflama el cuerpo.

· MANEJAR EL ESTRÉS SABIAMENTE

Como se mencionó anteriormente, el estrés puede causar estragos en su glucosa en sangre. Esto se debe a la secreción de hormonas llamadas cortisol y glucagón, que se liberan en momentos de estrés. Las hormonas aumentan los niveles de glucosa en sangre en respuesta al surgimiento de la respuesta al estrés de lucha contra huida. Los estudios han encontrado que la meditación y los actos de relajación pueden reducir el azúcar en la sangre, pero cualquier método positivo para aliviar el estrés también lo hará.

· CONTROLE EL AZÚCAR EN SANGRE, SI ES NECESARIO

Si está comenzando a tener problemas con el azúcar en sangre, aprender a controlar sus niveles de glucosa puede ser una buena idea. Esta información puede ayudarlo a decidir sobre las comidas y las actividades en función de los cambios de respuesta en su nivel de azúcar en la sangre, y las investigaciones sugieren que es un método bastante eficaz.

5. NO SEAS DEMASIADO DURO CONTIGO MISMO

Como sociedad, a menudo estamos condicionados a ser duros con nosotros mismos después de errores relacionados con la dieta. Esta es una forma equivocada de manejar un atracón de azúcar, y no es algo en lo que deba participar. Esto es lo que no debe hacer y por qué:

· NO SE MUERA DE HAMBRE

Cuando se da cuenta por primera vez de que ha comido en exceso, es fácil asustarse y tratar de reparar el daño absteniéndose de comer para compensarlo. Desafortunadamente, la caída del azúcar que seguramente seguirá por comer azúcar y luego no comer durante horas puede ser perjudicial para el estado de ánimo y el pensamiento positivo, dice la nutricionista Caroline Bienert. Así que come como de costumbre, ¡elige tu comida con más atención!

· MANTENGA FUERTE SU INMUNIDAD

Ser duro contigo mismo a menudo puede significar extenderte demasiado para compensar tus errores percibidos, lo que te abre a todo tipo de enfermedades. En lugar de dejar que le suceda ese resultado, concéntrese en mantener su inmunidad a la par comiendo alimentos como la cúrcuma, los hongos y el orégano, sugiere Bienert. No olvide que el consumo de azúcar puede reducir la inmunidad, según la investigación, por lo que es aún más crítico que se mantenga en buena forma.

· NO SE SIENTA DEMASIADO CULPABLE SI DE VEZ EN CUANDO ALIMENTA A SU GUSTO POR LO DULCE

Está bien hacer todo lo posible por el azúcar de vez en cuando. Un atracón de azúcar ahora significa que tendrá que esperar un tiempo antes de poder comer una golosina azucarada nuevamente, pero eso no tiene por qué ser algo malo. Bienert señala que la culpa tiene una forma divertida de ser contraproducente. Si te sientes demasiado molesto contigo mismo como para darte un atracón de cualquier tipo, es más probable que más tarde cedas a los antojos, así que concéntrate en el pensamiento positivo antes que en regañarte a ti mismo.

REFLEXIONES FINALES SOBRE CÓMO PROBAR ESTOS CONSEJOS PARA DESHACER EL DAÑO CAUSADO POR UN GOLOSO EN EXCESO

Comer demasiado azúcar es terrible para ti, simple y llanamente. Pero eres humano y, a veces, esos antojos serán demasiado difíciles de resistir. Cuando eres víctima de los deseos, saber cómo contrarrestar tu gusto por lo dulce puede ser un salvavidas. A medida que trabaje para mejorar su fuerza de voluntad, también estará armado con conocimientos de respaldo que lo ayudarán a deshacer algunos de los peores momentos de atracones de azúcar ocasionales.

Artículo en inglés

Visto en: EcoPortal.net

Celósia: Una planta hermosa, que sirve como alimento y medicina

¿Has oído hablar alguna vez de la planta de Celósia? Además de que esta planta tiene una hermosa flor, es una PANC (planta alimenticia no convencional).

Datos botánicos

El nombre científico de esta planta es Celosia argentea , que proviene del griego keleos , que significa “quemar”, porque sus flores tienen la forma y color muy similar a la llama de fuego, y argentea,  que proviene del latín y significa plata, debido la sombra del color de las inflorescencias de esta planta en estado salvaje.

Los nombres populares de Celósia son varios, tales como:

– Penacho

– Celósia plumosa

– Cresta de cresta emplumada

– Suspiro

– Amaranto africano o

– Espinaca africana.

Esta planta pertenece a la familia vegetal Amaranthaceae y tiene un origen asiático, concretamente de la India.

Características y peculiaridades

La celósia es una planta que disfruta de climas ecuatoriales, mediterráneos, subtropicales o tropicales.

Esta planta puede alcanzar alturas que van desde los 30 cm hasta 1 metro.

Para desarrollarse satisfactoriamente, Celósia necesita pleno sol.

El ciclo de vida de Celósia es anual.

La flor de esta planta tiene la forma de una oreja y es “difusa”, y puede ser de color violeta, violeta, rojo, naranja, rosa, amarillo o crema. Y la hoja está erecta, y puede ser de color verde, morado o tostado, y mide de 5 a 10 cm de largo.

Las inflorescencias de  Celosia argentea  cuando son jóvenes, aparecen erectas, pero, cuando están maduras, las semillas contenidas en ellas hacen que se vuelvan pesadas y colgantes.

Esta herbácea tiene pocas ramas, tiene un tallo suculento y sus semillas son diminutas, negras y brillantes.

Usos de Celósia como alimento y medicina

Las flores de esta planta son muy decorativas, embelleciendo jardines y ambientes . Por esta razón, se pueden cultivar en forma aglomerada formando hermosos macizos de colores en camas o en medio de céspedes.

También se planta bien como ornamental en áreas ubicadas en el borde de paredes y muros.

En maceta, sin embargo, no se recomienda tenerlo, ya que esta planta crece mejor en espacios más grandes.

Además de su utilidad ornamental, Celósia tiene propiedades medicinales y nutricionales.

Como remedio natural, Celósia tiene acción:

– antioxidante

– antiinflamatorio

– antidiabético

– y antimicrobiano

En Brasil, Celósia es considerada una PANC  porque no todos saben que las hojas, brotes y semillas de esta planta son comestibles.

En Nigeria, esta planta se utiliza habitualmente en la alimentación y, por este motivo, se le pasó a llamar amaranto africano o espinaca africana, a pesar de su origen asiático.

En Asia, la planta se ha consumido tradicionalmente como alimento durante mucho tiempo.

Puedes consumir las hojas, ramas terminales y tallos de la planta joven, ya que son más tiernos y suaves, y puedes prepararlos salteados o en ensaladas.

Los botones florales y las semillas también se pueden comer cocidos

De las hojas se extrae una proteína llamada Sokotein, muy utilizada como complemento alimenticio, y la flor de la planta es una buena fuente de calcio y yodo.

No se puede exagerar el consumo de este PANC, especialmente crudo, porque contiene oxalato de calcio que, en grandes cantidades, puede afectar la función renal.

Otro predicado de esta planta es que atrae hermosos insectos como nuestros adorables amigos: ¡ las mariposas !

Cultivo

Para cultivar Celósia es necesario un suelo fértil y con buen drenaje, los riegos deben ser frecuentes y con mucha luz.

Celósia no tolera las bajas temperaturas invernales.

Esta planta se multiplica por semillas, especialmente en las estaciones más cálidas como primavera y verano.

Por Deise Aur. Artículo en portugués

Visto en: EcoPortal.net

Bicarbonato de Sodio: descubre sus beneficios, usos y precauciones

El Bicarbonato de Sodio es un compuesto químico que, usado con responsabilidad, tiene efectos beneficiosos para el organismo, para las plantas y hasta para limpiar cualquier superficie del hogar. Tiene muchos usos, en la nota te contamos algunos destacados.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino de color blanco muy soluble en agua, con un ligero sabor alcalino parecido al del carbonato de sodio que se obtiene de un mineral presente en la naturaleza llamado natrón. Su fórmula química es (NaHCO3)

Usos medicinales destacados

Este compuesto puede ser utilizado en varias enfermedades físicas. Dado que su función es dilatar las venas sanguíneas, esta sal permite que el oxígeno se expanda en todo el cuerpo y el pH en la sangre encuentre su equilibrio. Por este motivo, se ha usado como tratamiento para afecciones como acidez estomacal, gastritis, artritis, osteoporosis, diabetes o cáncer.

El bicarbonato sódico se utiliza como antiácido, para reducir el exceso de acidez en determinadas partes del organismo humano. De modo que, actúa neutralizando el exceso de ácido que se acumula en el estómago.

También se lo puede usar como antiséptico para tratar pequeñas úlceras bucales y dolores leves de garganta realizando enjuagues bucales o gárgaras.

Alivia la comezón producida por las picaduras de insectos. Con un poco de bicarbonato de sodio y agua, preparar una pasta y aplicar sobre la picadura.

Este compuesto químico es exfoliante para rostro y cuerpo. También se lo puede utilizar como pasta de dientes.

Precauciones:

En general, el bicarbonato de sodio es un ingrediente seguro. De cualquier modo, antes de consumirlo o aplicarlo en tu cuerpo, es conveniente la consulta con el médico especialista, ya que existe la posibilidad de tener algún tipo de alergia o intolerancia sin saberlo.

No se recomienda el uso si has tenido hipertensión, insuficiencia cardíaca congestiva, o enfermedades al riñón o si recientemente ha tenido hemorragia en el estómago o en los intestinos.

No se debe tomar durante más de una semana ya que el uso prolongado puede ocasionar alcalosis sistémica. Además no se debe ingerir con leche ni otros productos lácteos y tampoco debe tomarse más de dos veces al día.

En caso de estar tomando algún otro medicamento, no se debe ingerir bicarbonato de sodio sin consultarlo previamente con su médico o farmacéutico.

Usos para las plantas:

El bicarbonato de sodio sirve como: fungicida, fortalecedor de las plantas, espanta pestes de tu jardín; las hormigas, conejos o cucarachas, evitarán acercarse.

También puede usarse para combatir los parásitos de las plantas y para eliminar el césped salvaje.

Usos para limpieza

Quita manchas de aceite y grasa.

Desinfecta y blanquea diversas superficies (azulejos y baldosas por ejemplo).

Elimina la suciedad de los pisos sin dejar rayones.

Deja la ropa, peluches y alfombras sin manchas ni malos olores, como nuevos.

Quita los malos olores a los zapatos.

Visto en:  EcoPortal.net

Un jugo para desintoxicar el organismo

Un jugo verde, delicioso y desintoxicante. Algunas hojas de verduras verdes, manzana y jengibre harán de esta bebida una opción muy refrescante y nutritiva.

El jugo verde está lleno de clorofila, que ayuda a oxigenar la sangre para que pueda ser transportada por todo el cuerpo. 

Ingredientes

– 1 manzana verde
– 1/2 pepino
– 1 puñado de perejil
– 4 hojas de espinaca
– 1 rama de apio
– 1/2 cm de jengibre
– 1 limón exprimido

Preparación

Tan simple como poner todos los ingredientes previamente lavados en la licuadora y listo!

Tips para un buen jugo verde

– Recuerda limpiar y desinfectar correctamente todos los ingredientes.

– Elige las hojas más verdes y obscuras, esto indica una mayor cantidad de nutrientes.

– Tómalo en ayunas, así las vitaminas y minerales irán directamente a tu torrente sanguíneo.

– Media hora después de tomarlo, debes consumir un alimento.

– Varía los ingredientes, no uses los mismos todos los días, así obtendrás diferentes nutrientes.

– Asegúrate de beberlo fresco, pues si lo dejas reposar más de 15 minutos corres el riesgo de que se oxiden su nutrientes naturales.

– Si tienes que almacenarlo, hazlo en un recipiente de vidrio.

– Intercala con otro tipo de jugos, lo mejor es no consumirlos diariamente.

– Siempre usa ingredientes de temporada, esto te ayuda a obtener mejores nutrientes y sabores.

Fuente

Visto en: Ecoportal.net