‘No vacunaré a mi hija contra el COVID-19’, dice el presidente brasileño Bolsonaro

BRASILIA.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que a menudo ha sido criticado por su postura antivacunas, ha dicho que no inoculará a su hija de 11 años contra la infección por Covid.

“Los niños no han estado muriendo de una manera que justifique una vacuna para los niños”, dijo a los periodistas en el estado sureño de Santa Catarina.

La vacunación de los niños ha sido un tema candente en Brasil. Un organismo gubernamental de asesoramiento sobre el coronavirus publicó una nota en la que afirmaba que 301 niños de entre 5 y 11 años habían muerto a causa del COVID-19 en Brasil.

El regulador nacional de salud del país, Anvisa, se enfrentó a reacciones y amenazas de muerte por parte de los partidarios de Bolsonaro tras aprobar la vacuna de Pfizer para niños de 5 a 11 años a principios de este mes.

Bolsonaro echó entonces más leña al fuego al decir que quería hacer públicos los nombres de los funcionarios que habían firmado la aprobación.

El lunes, el líder 66 años dijo que el ministro de Salud de la nación, Marcelo Queiroga, divulgaría el 5 de enero los planes de vacunación de Brasil para los niños de 5 a 11 años.

“He hablado con Queiroga sobre esto. El día 5, él debe publicar una nota sobre cómo se debe vacunar a los niños”, dijo Bolsonaro, y agregó: “Espero que no haya ninguna interferencia judicial. Espero. Porque mi hija no va a ser vacunada, que quede bien claro”.

El 23 de diciembre, Queiroga había creado controversia al decir que el número de muertes por COVID-19 entre los niños no justificaba una autorización de emergencia.

Más tarde dijo que las vacunas contra el coronavirus para los niños requerirían la prescripción de un médico, lo que los secretarios estatales de salud contradijeron inmediatamente.

Bolsonaro se ha enfrentado a una protesta masiva por su mala gestión de la pandemia de coronavirus en Brasil.

Anteriormente, el presidente restó importancia a la pandemia al afirmar que el COVID-19 no era un “gran problema”.

También ha roto en varias ocasiones las restricciones de Covid impuestas por los expertos en salud y, en cierto modo, ha promovido las dudas sobre las vacunas en Brasil.

Visto en: Alicante Confidencial

A las familias de niños británicos con discapacidades se les ofreció órdenes de ‘no resucitar’ en medio de la pandemia

Por Trikooba News

Los esfuerzos del Reino Unido para ‘proteger al Servicio Nacional de Salud (NHS)’ de verse abrumado durante la pandemia de Covid-19 supuestamente se extendieron a preguntar a las familias de menores discapacitados si deberían ser resucitados en caso de que su corazón dejara de latir.

Las llamadas órdenes de ‘no resucitar’, conocidas como DNACPR, se ofrecieron a las familias de niños con autismo y otras discapacidades de aprendizaje en medio de preocupaciones sobre la presión sobre el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

A las familias se les presentó la opción de no recibir reanimación durante las citas médicas de rutina. Por ejemplo, la madre de un niño de 16 años con síndrome de Down dijo que un empleado de la clínica le ofreció la opción de una DNACPR para su hijo durante un chequeo.

“Es una pregunta repugnante”, dijo la madre, Karen Woollard, residente de Kent. “La asistente de salud estaba siguiendo un formulario y fue muy cortés al respecto, sugiriendo que sabía que yo no querría que estuviera marcado, pero la pregunta no debería haber aparecido. Fue muy perturbador».

La madre de un niño de 16 años con autismo dijo que a su hijo le ofrecieron una DNACPR durante una cita con el NHS y que inicialmente estuvo de acuerdo porque no entendió la pregunta. El niño está feliz y saludable y ha ganado medallas de oro en competencias de natación, dijo su madre, Debbie Corns.

«Me derrumbé en el suelo llorando cuando llegué a casa», dijo Corns. «Soy una persona fuerte, pero estaba devastada … El médico devaluó su vida».

Esto sigue los informes de los medios británicos a principios de este año sobre pacientes con enfermedades mentales y discapacidades de aprendizaje que recibieron DNACPR durante la pandemia. 

Pero a diferencia del último informe, esas acusaciones se referían a pacientes adultos, al menos uno de los cuales, según los informes, murió innecesariamente por falta de reanimación.

Las DNACPR se usan generalmente para personas que son demasiado frágiles para ser salvadas mediante resucitación cardiopulmonar en caso de que su corazón se detenga o dejen de respirar. 

Mencap, una organización benéfica del Reino Unido que aboga por las personas con discapacidades de aprendizaje, informó en enero que los médicos les decían a los adultos discapacitados que no serían resucitados si se enfermaban de Covid-19. 

La Comisión de Calidad de la Atención del Reino Unido dijo en marzo que a algunos pacientes y familiares se les había negado la oportunidad de discutir su estado de DNACPR o desafiar las decisiones del NHS sobre si serían resucitados. 

Cientos de residentes de hogares de ancianos fueron cancelados con decisiones ilegales de la DNACPR, encontró la comisión.

 

 

 

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

Síguenos en Telegram y entérate de todo lo que está pasando en el mundo (y alguna noticia que en la web no publicamos):  https://t.me/periodismoalternativo

Síguenos en nuestro canal de vídeos de Bitchute:   Buscando_La_Verdad

Las políticas de encierros y mandatos de mascarillas están vinculados con un coeficiente intelectual más bajo en los niños, advierte un psiquiatra

Foto: Pixabay

Por Trikooba News

Según un psiquiatra clínico de niños y adolescentes, las recientes políticas de encierro y los mandatos de enmascaramiento de la nación crearán una generación de niños que exhiben un coeficiente intelectual más bajo y signos de daño cerebral social.

Por Tammy Hung, para The Epoch Times:
El Dr. Mark McDonald citó un estudio del 11 de agosto de la Universidad de Brown que encontró que «los niños nacidos durante la pandemia tienen un rendimiento verbal, motor y cognitivo general significativamente reducido en comparación con los niños nacidos antes de la pandemia», durante una entrevista con Cindy Drukier, de NTD

Las mascarillas, las «escuelas Zoom» y los mandatos de encierros han llevado a la «privación general, de contacto social, [de] no poder ver caras, estar atrapado en casa todo el día, [y esto] en realidad ha causado daño cerebral a los jóvenes”, dijo.

En otra entrevista el profesor Carl Heneghan, director del Centro de Medicina basada en evidencia de la Universidad de Oxford, citó evidencia de que las restricciones pandémicas y el «miedo que infundimos en los niños» ha llevado al empeoramiento de los problemas psicológicos.

Heneghan citó su estudio del 2 de octubre, que concluyó que «ocho de cada 10 niños y adolescentes informan un empeoramiento de la conducta o cualquier síntoma psicológico o un aumento de los sentimientos negativos debido a la pandemia de COVID-19″.

“Los cierres de escuelas contribuyeron a aumentar la ansiedad, la soledad y el estrés; los sentimientos negativos debido al COVID-19 aumentaron con la duración del cierre de escuelas”, informa el estudio. «Se descubrió que el deterioro de la salud mental era peor en las mujeres y los adolescentes mayores».

A los adolescentes mayores de 12 años también les fue peor que a los niños menores de 12 años, ya que los adolescentes enfrentan una creciente presión de grupo, presión social y son más conscientes de los mensajes que se transmiten a nivel mundial, según Heneghan.

«Lo primero es reducir el miedo y la ansiedad en torno a COVID para los niños», dijo Heneghan. “Para los niños, el COVID es en realidad una enfermedad muy segura” y los niños no deberían preocuparse por el impacto de COVID “en ellos mismos o en su salud futura«.

Dijo que «cerrar áreas como las escuelas fue un error«, ya que mantenerlas abiertas es bueno para la educación, la «conexión social y el bienestar».

“Realmente deberíamos priorizar la educación y aquellas intervenciones que son en el mejor interés de los niños”, dijo.

Según un estudio del 20 de diciembre, los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. también mostraron que las visitas relacionadas con la salud mental en 2020, cuando se impusieron por primera vez las restricciones pandémicas, aumentaron en un 24 por ciento en niños de 5 a 11 años y 31 por ciento en jóvenes de 12 a 17 años, en comparación con los datos de 2019.

Como anécdota, McDonald señaló que ha visto niños que «se niegan a hacer contacto visual, que se mojan los pantalones en la cama por la noche, no pueden ir a fiestas de pijamas, estando lejos de su madre durante períodos prolongados».

Los adolescentes, por otro lado, salen de las restricciones de encierro al estar “tan envueltos en las redes sociales, los teléfonos y la escuela Zoom porque han sido capacitados durante el último año y medio, que ni siquiera quieren salir más«, dijo.

McDonald llamó la atención al gobierno y a las corporaciones de los medios de comunicación por crear un «programa de acondicionamiento conductual«, en el que los niños son sometidos a situaciones «irracionales y ridículas», como comer al aire libre en un a 40 grados y tener que correr maratones o practicar deportes con mascarillas puestas.

 

 

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

Síguenos en Telegram y entérate de todo lo que está pasando en el mundo (y alguna noticia que en la web no publicamos):  https://t.me/periodismoalternativo

Síguenos en nuestro canal de vídeos de Bitchute:   Buscando_La_Verdad

La Iglesia católica española abre una investigación sobre miles de abusos sexuales infantiles ocurridos en los últimos 80 años

Los obispos españoles en el patio de San Dámaso en el Vaticano para una reunión con el papa Francisco, 16 de diciembre de 2021. Alessandra Tarantino / AP

Por RT

Todo surgió a raíz de una investigación del diario El País, que entregó un informe al Vaticano que da cuenta de 251 clérigos acusados de abusos sexuales y de al menos 1.237 víctimas.

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, ha informado este domingo de que se ha remitido a “las instancias competentes” un informe sobre abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia española para que proceda según “la normativa canónica vigente”, mientras que las autoridades eclesiásticas españolas abrirán una investigación sin precedentes sobre más de 1.000 casos de abusos pederastas sucedidos desde 1943.

Este escándalo, que parece un reflejo del que sacude a la institución en Francia, ha provocado la reacción del papa Francisco: “El Santo Padre siempre ha insistido en su atención y su cercanía a las víctimas de abuso, con las palabras, la oración y con muchos gestos”, ha dicho el jefe de la oficina de prensa vaticana en un mensaje enviado a los medios.

Tanto la apertura de la investigación como la reacción del pontífice se producen después de que un periodista del diario El País hiciera llegar al papa un informe sobre los casos de pederastia registrados en España durante el vuelo papal realizado a Grecia el 2 de diciembre.

250 sacerdotes y 31 órdenes religiosas en el punto de mira

El escándalo sobre el abuso sexual de niños que ha sacudido a la Iglesia católica española parte de una investigación periodística del citado medio, que sitúa el número de víctimas registrado en 1.237, aunque se advierte de que la cifra podría aumentar a varios miles.

Los abusos se habrían producido durante casi 80 años: el primero de los documentados data de 1943, mientras que el último tuvo lugar en 2018. Se acusa a 251 sacerdotes y algunos miembros laicos del clero.

El documento, que se entregó al papa y que también se ha hecho llegar al presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, contiene en 385 páginas el resultado de una investigación desarrollada durante tres años.

El papa Francisco remitió el documento a la Congregación para la Doctrina de la Fe, la institución que centraliza la investigación de la pederastia; mientras que Omella lo envió al tribunal eclesiástico de Barcelona para que iniciara la investigación.

Sin embargo, las acusaciones de abuso sexual implican a 31 órdenes religiosas diseminadas por todo el territorio, en 31 de las 70 diócesis del país, que cumulan el 77 % de los casos. Pero estas órdenes religiosas no se encuentran bajo la autoridad de los obispados.

Estas congregaciones también han recibido la información de los casos que les afectan. Alguna se han negado a realizar ninguna investigación al respecto, otras afirman que remitirán las denuncias a la Fiscalía, donde ya están prescritas, mientras que la mayoría ha condenado los hechos y han afirmado que están dispuestas a esclarecerlos.

El número de víctimas podría multiplicarse

A excepción de 13, todos los casos recopilados por El País son inéditos, por lo que sumados a los que ya se conocían, ascienden a más de 600 el número de acusados, muchos de los cuales estarían implicados en el abuso de decenas de víctimas. 

El registro realizado por este medio de comunicación es el único existente en un país en el que ni la Iglesia ni las autoridades ofrecen datos oficiales sobre este asunto.

Hasta ahora, la respuesta oficial de la Conferencia Episcopal Española ha venido de la mano de un comunicado publicado este mismo lunes.

Valora como “una buena colaboración” cualquier iniciativa para ayudar a acabar con la lacra de los abusos sexuales infantiles, pero añade que “sería deseable que las acusaciones que recoge el citado informe tuvieran mayor rigor“, porque su contenido de “carácter dispar” hacen difícil llevar a cabo una investigación.

Además, sostiene que “la Iglesia insiste en la importancia de denunciar los abusos y anima a todas las víctimas a presentar sus denuncias en las instituciones jurídicas, canónicas o sociales”.

El Gobierno de Escocia afronta críticas por insistir en saber si los alumnos han tenido sexo oral, vaginal o anal

Alumnas de la escuela secundaria Holyrood, Glasgow (Escocia), 12 de agosto de 2020. Andy Buchanan / AFP

Por RT

Por ahora, 11 de las 32 autoridades locales del país han distribuido la polémica encuesta en los colegios.

El Gobierno de Escocia afronta duras críticas por su encuesta de salud y bienestar que contiene preguntas para los alumnos, algunos de los cuales tienen solo 14 años, sobre sus actividades sexuales.

Formalmente, el cuestionario que el Gobierno quiere distribuir en los colegios del país se lleva a cabo “únicamente con fines estadísticos y de investigación”, pero se teme que la recopilación de datos tan sensibles no sea estrictamente confidencial como aseguran los autores de la iniciativa.

Los padres de los menores y defensores de derechos de los jóvenes también han expresado su indignación sobre el contenido de la encuesta. “Las personas tienen distintos grados de experiencia sexual. ¿Cuánta experiencia sexual has tenido, en el caso de que la hayas tenido?” es una de las preguntas, que prevé respuestas igual de polémicas: “sexo oral“, “sexo vaginal o anal“.

También se pregunta con cuántas personas los alumnos han mantenido relaciones sexuales en los últimos 12 meses. Asimismo, el Gobierno básicamente pide a los niños confesar, y con lujo de detalles, si han violado la ley y qué actos ilegales han cometido.

El cuestionario ya ha sido repartido entre los alumnos de escuelas secundarias de Escocia en 11 de las 32 autoridades locales, mientras que las 14 restantes se han negado a distribuir la encuesta y algunas otras partes del país insisten en que el Gobierno primero debe introducir cambios en la sección sobre la salud sexual, reportó The Herald.

Se supone que a la información personal de los encuestados solo tendrá acceso un pequeño grupo de analistas y equipo informático de cada autoridad local que no deberán mencionar los nombres a la hora de procesar los resultados.

Sin embargo, también hay un detalle que pone en entredicho la confidencialidad del proceso: si estas personas “ven algo en las respuestas proporcionadas por algunos niños y jóvenes que suscite cierta preocupación, es posible que tengan que hacer algo para ayudar a estas personas”.

“Esta sería la única ocasión en la que se buscaría la identidad de niños y jóvenes, identificando a estos individuos a partir de una base de datos separada que contiene los nombres de los niños y jóvenes junto con su número de identidad escocés, y a la que la autoridad local también tiene acceso”, indicó el Gobierno, precisando que “esto no debería ocurrir muy a menudo, por lo cual es muy poco probable que alguien se ponga en contacto con los niños, jóvenes o sus familias”, según conoció The Herald.

El Consejo de Edimburgo, cuyas autoridades suspendieron la difusión de la polémica encuesta, cuestionó si hacer este tipo de preguntas sobre la vida sexual de los menores “responde a los mejores intereses de los jóvenes, que pueden sentir una presión adicional sobre si deben tener una relación y/o ser sexualmente activos” y sostuvo que la encuesta puede fomentar acoso en los entornos escolares.

Entretanto, el Gobierno escocés no planea retirar la iniciativa e insiste en que esta cumple con el Reglamento General de Protección de Datos del Reino Unido. De momento, las quejas sobre la polémica encuesta gubernamental están bajo la investigación de los reguladores de privacidad de la Oficina del Comisionado de Información.

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

Síguenos en Telegram y entérate de todo lo que está pasando en el mundo (y alguna noticia que en la web no publicamos):  https://t.me/periodismoalternativo

Síguenos en nuestro canal de vídeos de Bitchute:   Buscando_La_Verdad