Científico afirma que un híbrido Humano-chimpancé nació en un laboratorio de Florida, EE.UU

Científico afirma que un híbrido HUMANO-chimpancé nació en un laboratorio de Florida hace 100 años antes de ser asesinado por médicos que entraron en pánico.

El psicólogo evolutivo Gordon Gallup acuñó el término “humanzee”, que se refiere a un cruce entre humanos y chimpancés, una hibridación científicamente posible que se intentó a lo largo del siglo XX.

Gallup, quien desarrolló la famosa prueba de “autorreconocimiento” demostró que los primates podían reconocer su propio reflejo, afirma que su ex profesor universitario le dijo que un bebé humanzee nació en un centro de investigación donde solía trabajar.

En declaraciones al medio inglés The Sun, dijo: “Uno de los casos más interesantes involucró un intento que se realizó en la década de 1920 en lo que fue el primer centro de investigación de primates establecido en los Estados Unidos en Orange Park, Florida. Inseminaron a una hembra de chimpancé con semen humano de un donante no revelado y afirmaron que no solo ocurrió el embarazo sino que el embarazo fue a término y resultó en un nacimiento vivo. Pero en cuestión de días, o algunas semanas, comenzaron a considerar las coyunturas morales y éticas y el bebé fue sacrificado”.

Gallup dijo que el profesor trabajó en Yerkes antes de que el centro de investigación se mudara a la Universidad Emory en Atlanta, Georgia en 1930.

Él agregó: “Él me dijo que el rumor era cierto. Y él era un científico creíble por derecho propio “.

El proyecto humanzee más infame fue conducido por el biólogo ruso Ilya Ivanov, también en la década de 1920, que intentó crear un súper soldado soviético usando un esperma humano y hembras chimpancés.

Otro caso reportado ocurrió en la China maoísta en 1967, donde una hembra de primates quedó embarazada de un híbrido humano y murió por negligencia luego de que los científicos del laboratorio se vieron obligados a abandonar el proyecto tras el estallido de la Revolución Cultural.

El término humanzee de Gallup se hizo muy conocido en la década de 1970 después del surgimiento de una criatura conocida como Oliver, un chimpancé calvo que caminaba sobre sus patas traseras.

Las pruebas realizadas en Oliver en 1996 demostraron de una vez por todas que el animal tenía 48 cromosomas y, por lo tanto, no era un híbrido humano.

Gallup dijo: “Se demostró que Oliver no era un humano, a pesar de que se veía muy similar en términos de asumir una postura erguida y tener una nariz sobresaliente y todo tipo de otras cosas”.

 Gallup, que enseña biopsicología en la Universidad de Albany en Nueva York, insiste en que los humanos pueden cruzarse con todos los grandes simios, no solo los chimpancés.

Él dijo: “Toda la evidencia disponible tanto fósil, paleontológica y bioquímica, incluido el ADN en sí mismo, sugiere que los humanos también pueden reproducirse con gorilas y orangutanes. Los seres humanos y las tres especies de grandes simios descienden de un único ancestro simiesco común”.

“También he acuñado los términos apropiados para referirse a los híbridos humano-gorila y los híbridos humano-orangután que serían un ‘hurilla’ y un ‘hurang’”.

Al preguntársele si estaría a favor de que una humanidad híbrida sea traída al mundo, Gallup respondió: “Creo que es una pregunta fascinante y creo que tendría profundas implicaciones psicológicas y biológicas. Pero si el costo justificaría el beneficio es la otra pregunta importante en esta ecuación”.

Visto en : Extranotix

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: