Científicos ponen otra pieza del puzle en enfermedad de Alzheimer

El último fármaco para tratar el alzhéimer se aprobó hace 14 años y solo consigue ralentizar levemente el ritmo de progresión.

Por Hispan Tv

Un grupo de científicos españoles ha descubierto un nuevo mecanismo implicado en la enfermedad de Alzheimer. Según el estudio, una proteína provoca el fallo de otra que está implicada en la memoria y el aprendizaje, y puede desarrollar esta enfermedad relacionada con la edad.

El equipo, encabezado por el doctor Javier Sáez Valero, del Instituto de Neurociencias de Alicante, centro de la Universidad Miguel Hernández, ha logrado descifrar parte del mecanismo por el que la proteína Reelina —que podría participar en la pérdida de memoria y la dificultad de aprendizaje— falla en su importante función relacionada con la memoria.

“En estudios previos habíamos demostrado que los niveles de Reelina están aumentados en el cerebro de las personas con enfermedad de Alzheimer. Posteriormente vimos que, a pesar de ese incremento, paradójicamente la Reelina fallaba en sus funciones, que están relacionadas con los procesos de memoria y plasticidad sináptica”, explica Sáez Valero, citado este martes por el portal español Agencia Sinc.

La plasticidad sináptica, que se deteriora cada vez más en los pacientes con alzhéimer, es un proceso por el cual las conexiones entre las neuronas (sinapsis) se debilitan. Gracias a esta flexibilidad podemos memorizar, aprender y adaptarnos a situaciones nuevas, hecho que no pueden hacer los enfermos con alzhéimer.

Funciones de la proteína implicada en la memoria

Los científicos en este estudio han comprobado que el aumento inútil de la Reelina observado en las personas con alzhéimer se debe a un fallo inducido por la proteína beta-amiloide, cuyo depósito en el cerebro se suele considerar un signo clásico de la enfermedad de Alzheimer.

En personas sanas, la Reelina se une a un receptor de las neuronas denominado ApoER2 para ejercer su función y a la vez mantener su producción en niveles adecuados.

“En el cerebro de las personas con enfermedad de Alzheimer, aunque haya más Reelina, esta no interacciona correctamente con el receptor ApoER2, a causa de la interferencia que provoca la proteína beta-amiloide. Esta interferencia hace que se genere un bucle que permite la sobreproducción de Reelina que no es funcional”, agrega Sáez Valero.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: