Despiertan en Siberia gusanos congelados por más de 30.000 años

Por Sputnik

Científicos rusos han logrado revivir a nematodos ancestrales que permanecieron congelados en Siberia por 42.000 años. Este logro podría ayudar a los especialistas promover el desarrollo de la criónica y la preservación de órganos o incluso ayudarnos a realizar largos viajes al espacio.

Los nematodos son una familia de gusanos microscópicos que recoge a más de 24.000 especies diferentes.

Un grupo de biólogos del Instituto de Edafología de la Academia de Ciencias de Rusia y de la Universidad Lomonósov de Moscú encontraron dos especies de estos animales congelados en ejemplares de tierra congelada del norte de Siberia. La edad de las muestras se calcula entre 32.000 y 42.000 años.

Los investigadores separaron lo cuerpos de los nematodos de las muestras de tierra y los ubicaron en un recipiente con caldo nutritivo a una temperatura de 20 °C. Luego de un corto período de tiempo, los pequeños animales comenzaron a mostrar señales de vida.

“Recibimos los primeros datos que demuestran la capacidad de los organismos multicelulares para una criobiosis prolongada”, informan los investigadores.

El transcurrir y los resultados de este inédito logro fueron publicados en la revista científica Doklady Biological Sciences.

La primea muestra, de 32.000 años, contenía los nematodos de la especie Panagrolaimus. El ejemplar fue encontrado a una profundidad de 30 metros, en lo que se estima que era una cueva que luego se derrumbó. La segunda muestra, de 42.000 años, fue hallada a tan solo 3,5 metros de profundidad y contenía especímenes de Plectus.

Los científicos ya sabían que los nematodos tienen muy buenas capacidades de supervivencia. Una vez lograron ‘revivir’ unos especímenes encontrados en hojas secas de 40 años de edad. Pero este logro no tiene comparación alguna con los 42.000 años congelados.

“Es obvio que los nematodos [de la era] del Pleistoceno tienen algunos mecanismos adaptativos que pueden tener importancia científica y práctica en varias áreas, como la criomedicina, la criobiología y la astrobiología”, apuntan los autores del trabajo.

En particular, los científicos creen que su estudio podría ser un aporte significativo a los futuros viajes espaciales. Ante la necesidad de atravesar enormes distancias cósmicas, la humanidad se verá forzada a lograr algún tipo de anabiosis para poder sobrevivir los cientos, o quizá miles de años que podrían durar las travesías espaciales.

No obstante, los biólogos apuntan a un potencial peligro al acecho: algunos microorganismos ancestrales también podrían sobrevivir al congelamiento. Si no se toman las precauciones adecuadas, su ‘despertar’ podría provocar una catástrofe epidemiológica global, ya que nuestros sistemas inmunológicos podrían no estar capacitados para combatirlos.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: