Detrás de la Razón – Inesperado: Turquía contra Estados Unidos, Siria y Rusia

Por HispanTV

Lo que sucede en Siria es un huracán difícil de comprender y más aun de resolver. La confrontación y el encono están llegando a su máximo, cuando aliados podrían voltearse y desencadenar un conflicto armado de intensidad, pero sobre todo una guerra por los intereses particulares de cada quien.

De hecho, Turquía ya comenzó a disparar. Déjeme le explico. Este sábado Ankara anunció la puesta en marcha de la operación “Rama de olivo” para atacar la ciudad de Afrin. Es decir las fuerzas turcas atacando Siria, sin permiso de nadie, ni mucho menos bajo resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU). ¿Por qué hace esto?

Los turcos alegan seguridad nacional porque aseguran que los kurdos de Siria están muy cerca de su país, en la zona fronteriza, pero sobre todo y más que todo, los acusan de estar ligados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), al que catalogan de grupo terrorista.

Turquía ve con malos ojos a los kurdos que intentan la secesión y la independencia. En este juego ya de por sí complicado y peligroso, entra otro actor, Estados Unidos.

Washington siempre ha apoyado a los kurdos, ya sea por intenciones explícitas (para que derroten al grupo terrorista EIIL, Daesh por sus siglas en árabe) o escondidas (quizá porque los territorios donde están los kurdos, son ricos en petróleo y gas). Y por eso mismo, ha advertido a Turquía de que no ataque a los kurdos, a sus aliados.

La tensión entre EE.UU. y Turquía se elevó al máximo el domingo pasado, cuando Washington anunció la intención de formar una fuerza de seguridad fronteriza en Siria, compuesta con 30 mil combatientes, árabes y sobre todo kurdos. Algo que fue un insulto para Ankara.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, calificó inmediatamente a esa nueva fuerza como un Ejército de terroristas, porque está formada por kurdos. Y responde que los atacará sin importar qué diga EE.UU.

Por si faltara más tensión, Damasco ha reaccionado y le advierte a Turquía que tampoco ataque territorio sirio, no porque defienda a los kurdos, sino porque considera ese ataque una flagrante violación a la soberanía de Siria.

Damasco afirma que derribará aviones de Turquía, y no hay que olvidar que la aviación siria en realidad es el respaldo de la aviación de Rusia, sus fuerzas aeroespaciales.

“Las defensas aéreas sirias han restaurado toda su fuerza y están listas para destruir los objetivos de la aviación turca en los cielos de la República Árabe Siria”, advierte Faisal al-Miqdad, vicecanciller sirio.

¿Qué nos está deparando el futuro en la zona fronteriza de Siria con Turquía, en un nuevo capítulo de Oriente Medio que avisa nuevos tiempos de sangre y confrontación?

¿Los actores principales ya habían visto que las cosas podrían llevarlos a un callejón sin salida donde por un lado son aliados, pero por el otro, enemigos? Ahí está Turquía, aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de EE.UU., pero enemigo ahora de Washington por los kurdos, o con un reciente vínculo de amistad con Rusia de Vladimir Putin, pero que podría ser enemiga si los rusos deciden apoyar hasta las últimas consecuencias a su más grande protegida: Siria.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: