Diabólico – Cómo la identificación digital controlará su vida

Por Dr. Joseph Mercola / Mercola.com

Aunque los medios de comunicación siguen burlándose de las advertencias de que los pasaportes vacunales forman parte de una estructura de vigilancia que probablemente se convertirá en una parte permanente de nuestras vidas si permitimos su implantación, no hay nada que sugiera que no vaya a ser así.

En el programa “The Jimmy Dore Show”, Dore destaca y entrevista a Max Blumenthal sobre su artículo “Public Health or Private Wealth? How Digital Vaccine Passports Pave Way for Unprecedented Surveillance Capitalism,”1 ( Cómo los pasaportes digitales de vacunas allanan el camino para un capitalismo de vigilancia sin precedentes “), escrito conjuntamente con el periodista de investigación Jeremy Loffredo.

El artículo repasa algunas de las trágicas consecuencias que pueden esperarse si la implantación mundial de pasaportes digitales con vacuna tuviera éxito. Loffredo y Blumenthal señalan a la India, donde ya se ha implantado un sistema de identificación digital.

La base de datos, denominada Aadhaar, contiene las identificaciones digitales de más de mil millones de residentes, lo que la convierte en el mayor sistema de identificación digital biométrica jamás construido.

El sistema de la India ilustra los peligros de las identificaciones digitales

Aunque no se describe oficialmente como tal, el sistema es un “sistema de crédito social de facto”, dicen los autores. Se vende al público como el punto clave de acceso a los servicios gubernamentales, pero también rastrea la geolocalización, el empleo y los hábitos de compra de los usuarios.

Los indios no tienen más remedio que someterse a esta vigilancia invasiva para poder acceder a los servicios y programas de asistencia del gobierno, como las raciones de comida. Como cabría esperar de una base de datos tan gigantesca, hay fallos, y en la India esos fallos han resultado mortales.

Loffredo y Blumenthal explican:2

“La muerte por inanición de Etwariya Devi, una viuda de 67 años del estado rural indio de Jharkhand, podría haber pasado desapercibida si no formara parte de una tendencia más generalizada.

Al igual que 1.300 millones de indios, Devi se vio obligada a inscribirse en un sistema de identificación digital biométrica llamado Aadhaar para poder acceder a los servicios públicos, incluida su asignación mensual de 25 kg de arroz.

Cuando su huella dactilar no se registró en el sistema de mala calidad, a Devi se le negó la ración de comida. A lo largo de los tres meses siguientes de 2017, se le negó repetidamente la comida hasta que sucumbió al hambre, sola en su casa.

Premani Kumar, una mujer de 64 años también de Jharkhand, tuvo el mismo fallecimiento que Devi, muriendo de hambre y agotamiento el mismo año después de que el sistema Aadhaar transfiriera el pago de su pensión a otra persona sin su permiso, al tiempo que le cortaba las raciones mensuales de comida.

Un destino igualmente cruel fue reservado para Santoshi Kumari, una niña de 11 años, también de Jharkhand, que al parecer murió mendigando arroz después de que la tarjeta de racionamiento de su familia fuera cancelada porque no había sido vinculada a su identificación digital Aadhaar.

Estas tres desgarradoras víctimas se encuentran entre una avalancha de muertes en la India rural en 2017 que fueron consecuencia directa del sistema de identificación digital Aadhaar.”

Gobernar a través de la medicina

Como señalan los autores, los “titanes del capitalismo global” están aprovechando la pandemia del COVID-19 para implantar este tipo de sistemas de identificación digital al estilo del crédito social en todo el mundo occidental:

“Para aquellos que anhelan el fin de las restricciones relacionadas con la pandemia, los programas de credenciales que certifican su vacunación contra el COVID-19 se han comercializado como la clave para reabrir la economía y restaurar su libertad personal. Pero la implementación de pasaportes de inmunidad también está acelerando el establecimiento de una infraestructura de identidad digital global.”

El plan es tan diabólico como genial. Mientras que el ascenso de las dictaduras ha implicado históricamente el uso de las fuerzas armadas para someter a un público rebelde, la dictadura en ciernes de hoy se basa en gran medida en la medicina armada y el control de la información.

Si te has tomado el tiempo de familiarizarte con el concepto de tecnocracia, que tiene un claro componente transhumanista, verás por qué esto tiene perfecto sentido y era, de hecho, totalmente predecible. Al vincular la cuestión de la atención sanitaria con el aparato de vigilancia digital, se obtiene una plataforma muy sólida para el control masivo automatizado.

El uso del miedo también funciona bien en este escenario, ya que la mayoría tiene ganas de seguir vivo y no quiere que sus seres queridos mueran. Por lo tanto, caen en mentiras como “tenemos que cerrar el mundo y secuestrarnos en casa durante meses o si no moriremos todos”.

Bill Gates convierte la salud pública en riqueza privada

Una figura destacada en este esquema de dictadura médica es Bill Gates, que ahora ejerce una influencia dominante no sólo sobre Big Tech, sino también sobre la política sanitaria mundial, la política agrícola y alimentaria (incluyendo la biopiratería y los alimentos falsos), la modificación del clima y otras tecnologías climáticas,3 la vigilancia, la educación y los medios de comunicación. Como informan Loffredo y Michele Greenstein en un artículo de GrayZone del 8 de julio de 2020:4

“Más allá de la bonanza de las relaciones públicas en torno a Gates, se esconde una historia inquietante que debería suscitar preocupaciones sobre si los planes de su fundación para resolver la pandemia beneficiarán al público mundial tanto como amplían y afianzan su poder sobre las instituciones internacionales.

La Fundación Gates ya ha privatizado de hecho el organismo internacional encargado de crear la política sanitaria, transformándolo en un vehículo de dominio empresarial.

Ha facilitado el vertido de productos tóxicos sobre la población del Sur Global, e incluso ha utilizado a los pobres del mundo como conejillos de indias para experimentos con medicamentos. La influencia de la Fundación Gates sobre la política de salud pública está prácticamente supeditada a que las normas de seguridad y otras funciones gubernamentales sean lo suficientemente débiles como para ser eludidas…

Hay pruebas sólidas que sugieren que la Fundación Gates funciona como un caballo de Troya para las corporaciones occidentales, que por supuesto no tienen más objetivo que el de aumentar sus beneficios”.

De hecho, Gates dona miles de millones a empresas privadas y tiene grandes inversiones en los mismos productos y empresas a los que dona dinero y que promueve como soluciones a los problemas del mundo, ya sea el hambre, las enfermedades, los virus pandémicos o el cambio climático.

Como sugiere The GrayZone, el imperio sanitario mundial de Gates tiene más que ver con la construcción de un imperio para él y sus compinches tecnócratas que con la promoción de la salud pública.5 No es de extrañar que Gates haya llamado “héroe” al creador de Aadhaar, y que muchas de las iniciativas de Gates hayan tratado de llevar un sistema similar a Occidente.6

Se trata de control y ganancias

Como explica Blumenthal en el vídeo, estos sistemas de identificación biométrica sirven para que las empresas privadas se beneficien de tus datos personales. Llevan años haciéndolo, por supuesto, desviando tus datos personales por Internet y vendiéndolos a cualquiera que esté dispuesto a pagar, ya sean ladrones y estafadores o empresas de renombre.

Pero un sistema de identificación biométrica les permitirá vender y sacar provecho de tus huellas dactilares, tu iris y tu rostro, junto con todos los datos vinculados a ti, desde datos médicos y laborales hasta servicios sociales y financieros.

Así que, para resumir, el sistema de pasaporte vacunal/identificación digital permitirá a los que controlan el sistema beneficiarse de tu propia identidad mientras que simultáneamente te esclaviza al sistema. Es un sistema esclavista modernizado, simple y
 completamente.

La trampa de la comodidad

Para ver una muestra de en qué se convertirán los pasaportes-vacuna, vea el vídeo de arriba de la empresa de vigilancia militar Thales, que ha reconocido que los pasaportes de vacunas son, de hecho, el precursor de las carteras de identificación digital.7 Como puede ver, el documento de identidad digital se vende como una comodidad fenomenal, algo que le protegerá a usted, su identidad y su dinero.

Crea este truco de relaciones públicas bajo su propio riesgo. Como señala Dore, “si [la cartera digital] cae en las manos equivocadas, [tu] vida está prácticamente acabada”. Lo más inquietante es que el hecho de que caiga en manos de hackers y ladrones no es su mayor preocupación.

Teniendo en cuenta el poder devastador que un régimen totalitario puede tener sobre tu vida a través de su control de este sistema -en caso de que desaprueben lo que dices, lo que ves, lo que compras, a dónde vas, cómo te comportas o con quién te juntas-, perder tu cartera digital a manos de un vulgar delincuente sería un inconveniente menor en comparación.

Como señala Dore, los dictadores al mando podrían declararte terrorista por participar en una protesta y cerrarte el acceso a los servicios gubernamentales, a los servicios sanitarios y a las cuentas bancarias con sólo pulsar un botón. Nada de lo que quieras hacer en la vida será muy conveniente después de eso.

También existe la posibilidad de que se produzcan fallos y errores del sistema, por supuesto, y como se ilustra en las historias indias anteriores, eso también puede tener consecuencias letales. Una huella dactilar no se registró. Los pagos de pensiones se transfirieron a la persona equivocada y las raciones de comida se cortaron inexplicablemente.

¿Cómo es posible que no se puedan corregir los errores? Probablemente porque todas las autoridades que dependen del sistema no tienen autoridad para hacer cambios en él. Todo está automatizado, dirigido por algoritmos, y todo el mundo es esencialmente un esclavo impotente de y dentro del sistema. Probablemente, todos se encogieron de hombros, diciendo que no podían hacer nada al respecto, y la falta de implicación humana llevó a la muerte de estas personas.

Y los problemas no son raros. Un muestreo aleatorio de 18 pueblos de la India que habían implantado la autentificación biométrica obligatoria en los puestos de racionamiento mostró un sorprendente 37% de personas que no pudieron obtener sus raciones de alimentos debido a algún problema en el sistema.8

¿Cuántas veces estás dispuesto a jugar a la ruleta rusa?

En lo que respecta a los pasaportes de vacunas, ya hemos visto que para mantener un pasaporte válido hay que ponerse un número no revelado de vacunas de refuerzo. No es que se pueda obtener el régimen inicial de una o dos dosis y estar listo.

No, cada vez que salga un refuerzo, su pasaporte dejará de ser válido hasta que se ponga ese refuerzo, ya sea el tercero o el trigésimo tercero. Teniendo en cuenta lo peligrosas que están resultando estas inyecciones de COVID, básicamente te estarás jugando la vida cada vez que te inyectes. ¿Y para qué?

Sin el COVID Pass, mi mujer y yo estamos desterrados de la sociedad. No tenemos ingresos. Prohibido de la mayoría de las compras. Apenas podemos existir. ~ Gluboco Lietuva, lituano no vacunado.

Lo harás para que te “regalen” libertades básicas que hace apenas dos años ni siquiera pensabas que se podían vulnerar, como el derecho a trabajar, el derecho a ir a la escuela, el derecho a viajar y a moverte por la sociedad a tu antojo, a comprar, a entrar en un gimnasio o en un restaurante o en un banco.

Di NO a la dictadura biomédica

En Italia, donde se ha implantado la obligatoriedad de los pasaportes de vacunas para todos los trabajadores, tanto públicos como privados, ya están apareciendo informes sobre exclusiones inhumanas. Una anciana fue rechazada en un hospital por no tener pasaporte.9

Los lituanos tienen uno de los mandatos de vacunación contra la COVID más severos del mundo. Allí, a los no vacunados se les prohíbe la entrada a restaurantes, a todas las tiendas no esenciales, a los centros comerciales, a los servicios de belleza, a las bibliotecas, a los bancos, a las agencias de seguros, a las universidades, a la atención médica hospitalaria y a los viajes en tren. En una serie de publicaciones en Twitter, Gluboco Lietuva, padre y esposo no vacunado, dijo:10

“Sin el COVID Pass, mi mujer y yo estamos desterrados de la sociedad. No tenemos ingresos. Se nos prohíbe hacer la mayoría de las compras. Apenas podemos existir… Intentamos comprar material de arte para nuestros hijos en una tienda de manualidades. No se permite la compra sin un pase. Intentamos comprar juguetes educativos en una juguetería. Nos prohibieron la entrada. No se puede comprar suministros para la cocina. Banal, pero frustrante…

Esta presión para someterse está en todas partes. Y es abrumadora. Nuestra capacidad de supervivencia ha sido destruida. Pero por mucho sufrimiento que se nos imponga y por muchas penurias que tengamos que soportar, nunca aceptaremos el descenso al autoritarismo que representa el paso de COVID.”

De hecho, aunque enfrentarse a la tiranía que supone el pasaporte de vacunas ahora puede causar dolor y lucha, no es nada comparado con el dolor que experimentaremos más adelante si no decimos no ahora.

¿Cuánta libertad estás dispuesto a perder? No pienses ni por un momento que todo acabará cuando te vacunes completamente contra COVID-19. Como señaló la consultora financiera Aite-Novarica en septiembre de 2021,11 el pasaporte digital de vacunación contra la COVID-19 puesto en marcha en Nueva York (el Excelsior Pass) es “un paso hacia la identificación digital integral… más allá de la vacunación contra la COVID-19 únicamente”, y sirve como una “bonita oportunidad de programa piloto” para ese fin.

Organización de inteligencia militar en el centro de la campaña de aprobación de vacunas de EE.UU.

En la entrevista, Blumenthal menciona que pronto publicará otro artículo detallando el papel de la organización de inteligencia militar MITRE en el impulso del pasaporte de vacunas de Estados Unidos. Ese artículo se publicó en The GrayZone el 26 de octubre de 2021.12 Si usted ha sido un indeciso, este artículo podría empujarle a tomar una decisión sobre su posición en este asunto.

Aunque MITRE figura como organización sin ánimo de lucro, su dirección está formada por profesionales de la inteligencia militar, y la mayor parte de su negocio procede de contratos con el Departamento de Defensa, el FBI y el sector de la seguridad nacional.

“El esfuerzo ‘para ampliar los pasaportes de vacunas con código QR más allá de estados como California y Nueva York’ gira ahora en torno a una asociación público-privada conocida como la Iniciativa de Credenciales de Vacunas (Vaccine Credential Initiative, VCI). Y la VCI ha reservado un papel instrumental en su coalición a MITRE”, escriben Blumenthal y Loffredo.13

“Descrito por Forbes como un “taller de [investigación y desarrollo] de capa y espada” que es “la organización más importante de la que nunca has oído hablar”, el MITRE ha desarrollado algunas de las tecnologías de vigilancia más invasivas que utilizan las agencias de espionaje de Estados Unidos en la actualidad.

Entre sus productos más novedosos se encuentra un sistema construido para el FBI que captura las huellas dactilares de las personas a partir de imágenes publicadas en las redes sociales. La propia coalición COVID-19 de MITRE incluye a In-Q-Tel, la rama de capital riesgo de la Agencia Central de Inteligencia, y a Palantir, una empresa de espionaje privada salpicada de escándalos.

Elizabeth Renieris, directora fundadora del laboratorio de ética tecnológica de Notre Dame e IBM, ha advertido que “a medida que las empresas dominantes de tecnología y vigilancia”, como MITRE, “persiguen nuevas fuentes de ingresos en los servicios sanitarios y financieros… los sistemas de identificación de propiedad y gestión privadas con modelos de negocio que maximizan los beneficios, amenazan la privacidad, la seguridad y otros derechos fundamentales de las personas y las comunidades”.

De hecho, la implicación del aparato de inteligencia militar en el desarrollo de un sistema de pasaportes digitales para vacunas es un indicio más de que, tras la apariencia de preocupaciones por la salud pública, el estado de vigilancia estadounidense podría estar destinado a mejorar su control sobre una población cada vez más inquieta.”

¿Qué es MITRE?

Entonces, ¿qué es MITRE y por qué es un actor clave en la VCI? La organización no respondió a las preguntas de “The GrayZone” para el artículo; “sin embargo, su historia documentada ofrece una lectura inquietante”, señalan Blumenthal y Loffredo.

MITRE se fundó en 1958 y tiene su sede en el norte de Virginia. El think tank de inteligencia militar recibe unos 2.000 millones de dólares al año de las agencias estadounidenses. Inicialmente, se fundó como un proyecto conjunto de las Fuerzas Aéreas estadounidenses y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), para desarrollar sistemas de mando y control para la guerra nuclear y convencional.

También han sido contratados para erradicar el cannabis en México utilizando herbicidas tóxicos, una estrategia que acabó contaminando grandes franjas de cultivos alimentarios. Más recientemente, MITRE ha trabajado en tecnología de vigilancia para el FBI, recogiendo huellas dactilares de las fotos de las redes sociales de las personas en las que se ven sus palmas y dedos, y ha ayudado a la agencia a establecer la mayor base de datos biométricos del mundo.

MITRE también trabajó en el proyecto de la Base de Datos de Inteligencia Modernizada (Modernized Intelligence Database, MIDB) del FBI, que según el ex subdirector del FBI, William Bayse, permitía a la policía identificar las causas políticas, los asociados y los empleadores de los activistas, junto con sus datos biométricos e información sobre gastos e impuestos. Por si esto no fuera suficientemente espeluznante, Blumenthal y Loffredo señalan:14

“A través de cientos de solicitudes de la FOIA y entrevistas con funcionarios actuales y anteriores de MITRE, Forbes se enteró de que MITRE ha diseñado ‘una herramienta prototipo que puede hackear smartwatches, rastreadores de fitness y termómetros domésticos con fines de seguridad nacional… y un estudio para determinar si el olor corporal de alguien puede mostrar que está mintiendo’.

MITRE también alberga el Programa ATT&CK, un módulo de ciberseguridad que la corporación describe como “una base de conocimientos de acceso global sobre tácticas y técnicas [de inteligencia] de los adversarios basada en observaciones del mundo real”.

Adam Pennington, el principal arquitecto de ATT&CK de MITRE, ‘ha pasado más de una década con MITRE estudiando y predicando el uso del engaño para la recopilación de información’. El abogado de la ACLU, Nate Wessler, ha calificado los proyectos de vigilancia del MITRE de “extraordinariamente escalofriantes” y ha advertido que “plantean graves problemas de privacidad”.

Estas son las mismas personas que ahora desempeñan un papel clave en el programa de pasaportes para vacunas de Estados Unidos. Blumenthal y Loffredo profundizan en su artículo,15 pero creo que se entiende lo esencial.

Está claro que los pasaportes de vacunas no tienen nada que ver con mantener a las personas sanas y a salvo de las infecciones, y sí con convertir nuestros datos más personales en un centro de beneficios que, al mismo tiempo, les permite ejercer un control sin precedentes sobre la vida de todos.

No se equivoquen, tarde o temprano -y el tiempo se agota rápidamente- todos tendrán que elegir: libertad o esclavitud. Ya no hay término medio.

Y si decimos no a la esclavitud, debemos estar preparados para no capitular, porque ya podemos ver que las protestas masivas están haciendo poco para disuadir al Foro Económico Mundial y a sus socios de impulsar una identificación digital global de la vacuna, junto con una moneda digital centralizada. Juntas, esas dos cosas les darán un control total sobre nuestras vidas. Nuestros hijos y nietos nunca experimentarán lo que es ser libre si dejamos que eso ocurra.

Visto en: Sott.net

 

 

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: