Director de un fondo de cobertura: “Tesla sin duda entrará en bancarrota”

Por RT

Es posible que la compañía de Elon Musk “se quede sin dinero en los próximos cuatro meses”, vaticina este experto.

La empresa estadounidense Tesla “sin duda” entrará en bancarrota dentro de cuatro meses a menos que su director ejecutivo, Elon Musk, “saque un conejo de su sombrero”ha comentado al portal Market Watch el jefe del fondo de cobertura Vilas Capital Management, John Thompson.

Hoy en día, el fabricante de coches eléctricos obtiene la mayor posición entre las inversiones de su fondo pero “al final, las empresas tienen que obtener ganancias y no creo que sea el caso [con Tesla]”, ha afirmado este especialista, que apuesta contra esa compañía desde hace años.

En abril de 2017, las acciones de Tesla alcanzaron un valor récord y subieron hasta 389,61 dólares. Posteriormente, la situación empeoró y este miércoles esos títulos cayeron un 9,7%, hasta 252,10 dólares: el mayor descenso desde junio de 2016, señala The Sydney Morning Herald.

“Tesla, sin duda, está al borde de la bancarrota“, escribió Thompson a sus clientes en un correo electrónico, debido a que la empresa tendría difícil obtener financiación ante los problemas para entregar su auto Model 3 y la disminución de la demanda de Model S y Model X, así como a su caída en la valoración crediticia que otorga la agencia de calificación de riesgo Moody’s: de B- a CCC.

Aunque la compañía de Elon Musk “vale el doble que Ford”, la segunda “fabricó seis millones de autos el año pasado y ganó 7.600 millones de dólares, mientras que Tesla creó 100.000 autos y perdió 2.000 millones“, señaló Thompson.

“Además, Ford tiene 12.000 millones de dólares en efectivo como fondo de emergencia, mientras que es probable que Tesla se quede sin dinero en los próximos tres meses. Nunca he visto algo tan absurdo en mi carrera “, concluyó ese experto.

Pronóstico negativo

Moody’s Investors Service también ha apuntado que el pronóstico para esa empresa es negativo por culpa de dos preocupaciones principales: “el déficit significativo en la tasa de producción de Model 3” y las presiones de liquidez.

“La perspectiva negativa refleja la probabilidad de que Tesla tenga que realizar un gran aumento de capital a corto plazo para rembolsar las obligaciones vencidas y evitar una caída de liquidez”, han detallado los analistas de Moody’s.

Las drásticas caídas de Tesla en el mercado comenzaron tras el accidente del pasado 23 de marzo, cuando uno de sus todoterrenos eléctricos Model X chocó con una barrera en una autopista de California (Estados Unidos) y el conductor murió.

Tras ese suceso, los analistas de la firma financiera Cowen & Co. comentaron que era hora de que Tesla “cuestione el liderazgo del piloto automático”. Asimismo, un informe de Sanford C. Bernstein se centró en la “falacia de la automatización” de los coches que se manejan solos, una polémica a la que contribuyó el siniestro en el que un vehículo autónomo de Uber atropelló a una mujer el pasado 19 de marzo, también en EE.UU. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: