Dr. Gilbert en 1995: «Contaminarán el suministro de sangre para crear una raza de zombis»

Un profesor advirtió en 1995 sobre las vacunas obligatorias que contenían partículas magnetizadas que convertirían a los receptores «en zombis». Esto se llevará a cabo mediante leyes que harán obligatoria la vacunación», continuó. «Y estas vacunas permitirán controlar a la gente».

Esto ahora se entiende perfectamente con la evidencia del óxido de grafeno en los viales que combinado con el hidrógeno adquiere propiedades magnéticas. Ya tenemos la prueba con el estudio del Dr. Campra. Pero en años anteriores se experimentaba con el cerebro y los campos magnéticos con el fin de manipular los comportamientos mediante inyección.

Este excepcional estudio es notable dado los extraños efectos secundarios reportados con la vacuna COVID-19 que involucra el magnetismo.

En un experimento de 2016, se insertaron proteínas sintetizadas en un VIRUS, donde se inyectaron en cerebros de ratones para, en última instancia, controlar los centros de recompensa/motivación del cerebro mediante campos magnéticos.

Un profesor advirtió en 1995 sobre las vacunas obligatorias que contenían partículas magnetizadas que convertirían a los receptores «en zombis».

Los científicos desarrollaron un nuevo método para controlar ciertas células nerviosas del cerebro con el fin de manipular los comportamientos, y se administra mediante una inyección viral.

En 2016, investigadores de la Universidad de Virginia en Charlottesville diseñaron genéticamente una proteína magnetizada, llamada Magneto, que se inserta en un virus que se inyecta en el cerebro de un animal para manipular la actividad neuronal bajo la influencia a distancia de campos magnéticos….

El neurocientífico Steve Ramírez, de la Universidad de Harvard que utiliza la optogenética para manipular los recuerdos en el cerebro de los ratones, afirma que el estudio sobre el control mental es «tremendo«.


 

«Los intentos anteriores [de utilizar imanes para controlar la actividad neuronal] necesitaban múltiples componentes para que el sistema funcionara: inyección de partículas magnéticas, inyección de un virus que expresa un canal sensible al calor, [o] sujetar la cabeza del animal para que una bobina pudiera inducir cambios en el magnetismo», explica. «El problema de tener un sistema multicomponente es que hay muchas posibilidades para que cada pieza individual se descomponga».

También vale la pena señalar que el profesor de teología canadiense Dr. Pierre Gilbert (arriba) durante una conferencia en 1995 advirtió sobre una próxima vacuna obligatoria que contiene cristales líquidos que, cuando se exponen a frecuencias magnéticas, convierten a los receptores de la vacuna en «zombis».

«En la destrucción biológica están las tempestades organizadas en los campos magnéticos», dijo Gilbert. «Lo que seguirá es una contaminación de las corrientes sanguíneas de la humanidad, creando infecciones intencionales».

«Esto se llevará a cabo mediante leyes que harán obligatoria la vacunación», continuó. «Y estas vacunas permitirán controlar a la gente».

«Las vacunas tendrán cristales líquidos que se alojarán en las células cerebrales, que se convertirán en microrreceptores de campos electromagnéticos donde se enviarán ondas de muy baja frecuencia».

«Y a través de estas ondas de baja frecuencia la gente será incapaz de pensar, se convertirá en un zombi».

«No pienses en esto como una hipótesis. Esto se ha hecho. Piense en Ruanda», añadió, sugiriendo que esta tecnología estuvo detrás del genocidio ruandés de 1994.

henrymakow

Visto en: Ejercito Remanente

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: