El Éxito en tu vida

felicidadginafahrenheit5

En estos tiempos convulsos, en los que nada parece estar en su lugar, a veces, cada vez más frecuentemente, tenemos que parar en seco, tomar aire y pensar con la mente oxigenada.

Que con tanto móvil, tanto email, tanto internet, tanta prisa y tanto “a tiempo real” en el que todo es urgente, todo importante pero nada importa, es más necesario que nunca reflexionar un poco.

Hoy en día, en que es tan fácil escuchar siempre las mismas cosas, en todas partes, se hace necesario mirar alrededor y darnos cuenta de un par de cosas que con demasiada frecuencia se nos olvidan.

Y es que parece que desde hace un tiempo ya no se escucha nada más que “crísis”, “guerras”, “colapsos”, “amenazas”, “peligros”… Y no seré yo quien niegue que muchas cosas estan mal, pero precisamente por ello, te invito a que consideres unas cuantas cuestiones importantes.

Sí tú, que quizá en lo que va de día, ya has pensado y hablado media docena de veces de la crísis, del gobierno, del paro, de los “ni-ni”, de los judíos y los árabes, y de tantas otras maravillas de la sociedad…

Tú debes saber que, SI TIENES ahora mismo ropa puesta, un techo bajo el que dormir y algo de comida en la nevera, te encuentras entre el 18% de las personas más ricas del planeta.

También debes saber que esta estadística se completa, si además de lo anterior, tienes también algo de dinero en el bolsillo o en una cuenta bancaria. Sea la cantidad que sea. Por poco que tengas. Eso, automáticamente, te coloca entre el 9% de las personas más ricas y privilegiadas del planeta.

SI además de lo anterior, te puedes permitir el lujo de abrir el grifo de casa y que salga agua, y que además salga caliente si lo giras en la otra dirección… Entonces, no sabes la suerte que tienes amig@.

Como tampoco sabes lo afortunad@ que eres si comes cuando tienes “apetito” y no hambre. Además de comer lo que quieras, sólo porque te apetece un determinado sabor, y no conoces la sensación de necesidad de nutrirte con lo que te den en algún servicio de beneficencia… Entonces es que, sencillamente, eres un verdadero privilegiado en este preciso instante. Uno entre miles… entre millones, puedes creerme.

Si llamas problemas a lo que se puede comprar con dinero y que dejen de serlo, entonces puedes decir en voz alta que vives sin problemas. Porque los problemas, los de verdad, son los que no desaparecen ni se pueden resolver tengas el dinero que tengas.

SI TIENES familia que te quiere y se preocupa por ti, o alguien que te espera en casa cuando llegas, o a quien esperar a que llegue… En ese caso, amig@ ni te imaginas la de personas que se cambiarían por ti en este preciso instante. Personas que viven solas. Personas mayores sin nadie a su lado, o niños sin padres a los que abrazar.

SI TIENES proyectos o sueños y te quejas de lo mucho que tardan en cumplirse, o incluso no tienes ni idea de si se harán realidad, deberías tener en cuanta que 8 de cada 10 personas en este mundo no tienen derecho ni tan siquiera a soñar. Están demasiado ocupadas sobreviviendo, sin saber qué van a comer o cuál va a ser su próxima ingesta, o tratando de escapar de la guerra, o de la pobreza extrema… como para plantearse proyectos o sueños.

Sí tú los tienes, guárdalos, disfrútalos, tarden en llegar cuanto tarden. Tú, al menos, puedes soñar y esperar que ese futuro mejor llegue en algún momento.

Pero, mientras albergas esos sueños de futuro, procura no perder nunca de vista que hay personas que, sea cual sea tu presente, se cambiarían por ti con los ojos cerrados, ahora mismo, sin pensárselo dos veces. Y llamarían Nirvana a la misma vida que tú, quizá, llamas desesperante o irrelevante.

¿Crees que has logrado poco en esta vida?; ¿Que no tienes lo que te mereces, o “lo suficiente”?; ¿Crees que tu vida no es digna, o que “no es la vida con la que soñaste”?… Deberías haber visto a las personas a las que anoche llevé un par de mantas y algo de comida a las puertas de los cajeros de mi ciudad.

Esos te mirarían y no verían fallos, ni problemas, ni preocupaciones en tu vida. Ninguna, te lo garantizo. Te verían bien vestid@, bajar de un coche, regresar a un hogar con una familia o una pareja, y poder comer, bañarte, peinarte y el resto de cosas que consideras “normales”… Y ¿Crees que considerarían tu vida como un fracaso?.

Tu vida es un modelo de éxito para más del 80% de este mundo.

Mientras sueñas (nunca dejes de soñar, por supuesto, porque es la savia de la vida) recuerda apreciar cada cosa, persona, oportunidad, bien, ropa o circunstancia que tienes en tu vida, especialmente las más “comunes” porque no son comunes en absoluto. Son un lujo para la mayoría.

Da gracias, aprecia, valora… Porque en este mundo de prisas, en el que todos “deben ser bellos”, todos “ricos”, todos “personas de éxito”, se nos olvida que millones de personas, a esta hora, no saben qué van a comer ni cuándo será su siguiente almuerzo. Personas sin hogar, sin zapatos, sin familia, sin amor, sin salud…

¿Éxito?. Te diré qué es el éxito, por si se te ha olvidado en alguna calle de este mundo que se mueve con demasiada prisa y demasiada poca razón:

El éxito es vivir en paz con uno mismo. Tratar lo mejor posible a quienes te rodean, mientras no te castigas más a ti mism@. Y, de paso, echar una mano a quien lo precisa, siempre que puedas y en la medida de tus posibilidades.

Eso es éxito personal y vital, y no lo que te contarán en los anuncios de Coca Cola, o en las series de televisión.

Dormir cada noche un poco más en paz que la noche anterior. Descansar con menos ansiedad, y borrar de tu mente una preocupación cada día. Vivir una vida más simple, cómoda y bella, sabiendo que no le has hecho daño a nadie hoy.

Eso es el éxito, no lo que aprenderás en una escuela de negocios o en un Máster en Administración de Empresas.

Eres más de lo que crees. Tienes más de lo que piensas. Estás más viv@ de lo que jamás te has reconocido. Y eres más afortunad@ de lo que ningun medio de comunicación te dirá jamás.

Disfruta.

Escrito por nuestro colaborador Alquimista

TWITTER: @alquimistaverda

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: