El misterioso puente de Escocia desde el que se suicidan los perros y nadie sabe por qué

Existe un misterioso puente llamado Overtoun Bridge, en el pueblo de Milton (Escocia), desde el cual se han arrojado cientos de perros, muchos con un final fatal.

En Overtoun se han registrado demasiadas muertes caninas, muchos perros paseando tranquilamente con sus dueños inexplicablemente de pronto saltan a una muerte casi segura desde un lado de la estructura.

No sólo eso, en ocasiones, los que han sobrevivido a un primer salto ha vuelto a intentarlo una vez más. Todos y cada uno de los incidentes se han producido en el mismo lugar, entre las dos últimas murallas del lado derecho del puente, y siempre en un día claro y soleado. ¿Por qué?

Este puente de estructura victoriana conduce al castillo del siglo XIX llamado Overtoun House, propiedad de Lord Overtoun, quien construyó el puente a 15 metros de altura hasta las rocas en 1895.

Así narraba una de las personas que vio cuando su mascota terminaba con su vida.

Para Donna Cooper, lo peor de ver a su perro collie, Ben, saltar hacia su muerte ha sido el efecto que ha tenido en su hijo de dos años, Callum.

‘Casi un año después, Callum todavía pregunta por Ben. Estaba muy tirste por la muerte del perro, y quiere saber si su pata se ha reparado en el cielo “, dijo Cooper.

Solo 12 meses antes, Donna, su esposo y su hijo paseaban a su perro por el pintoresco Puente Overtoun en Milton, cerca de Dumbarton, Escocia.

Sin previo aviso, Ben saltó sobre un parapeto en el puente de granito centenario y cayó 15 metros hasta encontrarse con la muerte en las rocas de abajo.

En el último medio siglo, unos 50 perros ha saltado hacia la muerte desde el mismo puente histórico.

Desde entonces hasta ahora se calcula que alrededor de 600 perros han saltado aunque la mayoría han sobrevivido. Más extraño es el hecho que decíamos antes, muchos de estos perros fueron a intentar el salto mortal por segunda vez.

Además, los perros que han perecido tienen todas las razas de hocico largo: labradors, collies y retrievers.

Esto ha llevado a pensar que la razón de los saltos es el olor.

La gran cantidad de visones que pueblan esa área. Estos marcan el territorio con un olor muy fuerte, y a menudo se han visto corriendo por las rocas del arroyo que está justo debajo del puente. La combinación hace que los perros lo encuentren irresistible y como consecuencia finalmente saltan.

Pero esta explicación no es concluyente.

Dorren Graham, de la Sociedad Escocesa para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, llama al fenómeno un “misterio desgarrador”.

“Hay muchos propietarios cuyos perros murieron y que intentan descubrir por qué saltaron”.

¿Podrían los perros suicidarse deliberadamente?

Captaron señales humanas

Hoy en día, criamos a los perros como amigos y socios sustitutos, una situación que ha llevado a algunos expertos a creer que podríamos estar transfiriendo nuestras propias emociones negativas a nuestras mascotas.

Un famoso experimento austriaco demostró que los perros pueden captar los pensamientos e intenciones de sus dueños desde muchos kilómetros de distancia y no solo se basan en pistas físicas para interpretar lo que quieren sus dueños.

En el estudio, conducido por el Dr. Rupert Sheldrake, un perro y su dueño fueron filmados simultáneamente en ambientes separados.

La dueña salió durante el día mientras el perro se quedaba en casa. El propietario recibió instrucciones de regresar a casa en el momento elegido por el investigador y hacerlo en un taxi para no proporcionar ningún sonido familiar.

Tan solo 11 segundos después de que le dijeron que se fuera a su casa, el perro se movió hacia la ventana, donde podía mirar hacia afuera y esperar su llegada.

Permaneció allí durante los 15 minutos que le tomó a la mujer viajar a su casa, probando, dice el Dr. Sheldrake, que los pensamientos e intenciones pueden transmitirse a los perros.

Entonces, tal vez los perros saltaron a la muerte porque captaron algunas señales humanas.

Sin embargo, ninguno de los propietarios cuyos perros saltaron del puente Overtoun informó de ningún sentimiento suicida y después de un análisis cuidadoso, Kendal Shepherd concluyó: “El suicidio humano suele precipitarse por la sensación de que mañana no será mejor que hoy.

“Pero no hay evidencia que sugiera que los perros tengan una sensación de ahora y de mañana”.

Si no es suicidio, ¿entonces qué?

En un intento final por resolver el misterio, el psicólogo canino, el Dr. David Sands, fue enviado a Dumbarton para tratar de ver el puente, y la sensación de cruzarlo, desde el punto de vista de un animal.

Su primer experimento fue cruzar el puente con un perro que se sabe que sobrevivió a la caída, para ver cómo reaccionó.

Cuando llevó a Hendrix, de 19 años, a la escena de su experiencia cercana a la muerte, el perro caminó felizmente sobre el puente hasta llegar al extremo del lado derecho y de repente se tensó.

Debido a su avanzada edad, Hendrix no tenía la fuerza para saltar, pero algo claramente había llamado su atención, y el Dr. Sands concluyó que uno de sus tres sentidos primarios, la vista, el sonido o el olfato, debió haber sido tan estimulado que experimentó un abrumador impulso a saltar.

Dejamos para el final otro caso real.

El de Kenneth Meikle. Él también tuvo que mirar horrorizado cómo su golden retriever, Hendrix, saltaba desde el mismo puente prácticamente en el mismo lugar.

“Estaba caminando con mi pareja y mis hijos cuando de repente el perro saltó. Mi hija gritó y corrí por la orilla hasta donde estaba el perro y la llevé a un lugar seguro.

“Al día siguiente, gracias a Dios, ella estaba bien. Tuvimos suerte porque aterrizó en una cama de musgo que rompió su caída”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: