El Parlamento Europeo aprueba resolución de urgencia para condenar la sustracción forzada de órganos en China

Traducido de BitterWinter.org por TierraPura.org

El Reino Unido también ha aprobado una legislación destinada a poner fin a este atroz crimen.

por Marco Respinti

El 5 de mayo de 2022, en Estrasburgo (Francia), el Parlamento Europeo (PE) aprobó una resolución de urgencia para condenar la extracción forzada de órganos en China. La resolución fue adoptada a mano alzada, por lo que no se registró oficialmente el número de votantes ni el fundamento de los votos.

Mientras tanto, los practicantes de Falun Gong, que durante décadas han sido las víctimas de este horror, y cuyo destino es ahora tristemente compartido por otros grupos étnicos y religiosos,  se manifestaron pacíficamente ante la sede principal del PE en Bruselas, Bélgica, para “instar a la urgencia”.

Entre otras disposiciones, el PE:

  • Expresó “su grave preocupación por los informes sobre la extracción de órganos persistente, sistemática, inhumana y sancionada por el Estado de los presos en la República Popular China y, más concretamente, de los practicantes de Falun Gong;”
  • Consideró “que la práctica de la extracción de órganos de los presos vivos condenados a muerte y de los presos de conciencia en la República Popular China puede constituir un crimen contra la humanidad, tal como se define en el artículo 7 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional; insta a la República Popular China a que firme y se adhiera al Estatuto de Roma;”.
  • Pide a “las autoridades chinas que respondan rápidamente a las acusaciones de extracción de órganos y que permitan la supervisión independiente por parte de los mecanismos internacionales de derechos humanos, incluida la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos;”
  • Expresó “su preocupación por la falta de supervisión independiente sobre si los presos o detenidos dan su consentimiento válido a la donación de órganos; denuncia la falta de información de las autoridades chinas sobre las denuncias de que se está impidiendo a las familias de los detenidos y presos fallecidos reclamar sus cuerpos;”
  • Insta a “las autoridades chinas a que soliciten y garanticen el consentimiento libre e informado de los presos o detenidos en relación con los exámenes médicos y a que adopten un marco normativo, en consonancia con los convenios internacionales, para un sistema de donación de órganos voluntario y transparente”;”
  • Pide que “la UE y sus Estados miembros planteen la cuestión de la extracción de órganos en China en todos los diálogos sobre derechos humanos; insiste en que la UE y sus Estados miembros condenen públicamente los abusos en materia de trasplantes de órganos en China; pide a los Estados miembros que adopten las medidas necesarias para evitar el turismo de trasplantes a China por parte de sus ciudadanos y que sensibilicen a sus ciudadanos que viajan a China sobre esta cuestión”; acoge con satisfacción “la visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a China; insta a las Naciones Unidas a que continúen su investigación sobre el tráfico de órganos durante esta visita”
  • Pidió que “la UE y sus Estados miembros planteen la cuestión de la extracción forzada de órganos en su compromiso con terceros países, especialmente con sus socios de la región del Golfo, donde los centros de trasplante chinos han anunciado “órganos halal” procedentes de uigures y de minorías musulmanas de China”;”
  • Exigió “que las autoridades chinas concedan un acceso abierto, sin restricciones al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a los titulares de mandatos de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que visiten Xinjiang; pide al Gobierno chino que coopere con las organizaciones de las Naciones Unidas en este asunto; insta al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a que aborde la cuestión de la extracción forzada de órganos con carácter prioritario”
  • y encarga a “su Presidente que transmita la presente resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y al Parlamento de la República Popular China y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”.

Esta nueva decisión se basa en dos resoluciones de urgencia anteriores del PE, una aprobada en diciembre de 2013 y otra adoptada en forma de declaración escrita en septiembre de 2016.

Pocos horrores cometidos por el régimen dirigido por el PCCh son tan flagrantes como la extracción forzada de órganos, una industria creada por el Estado comunista tanto para reprimir duramente a los disidentes como para ganar dinero fácil a costa de la decencia y los derechos humanos.

Las conclusiones del Tribunal de China hablan por todos. China no ha sido capaz, a pesar de muchos intentos despiadados, de rechazar los documentos producidos a lo largo de los años por ONGs tan importantes como Doctors Against Forced Organ Harvesting (DAFOH) y la International Coalition to End Transplant Abuse in China. Y el gran esfuerzo de la Declaración Universal para Combatir y Prevenir la Recolección Forzada de Órganos (WOIPFG) (a la que Bitter Winter se enorgullece de haber sido llamada a contribuir) sirvió de base indirecta para la nueva resolución.

De hecho, dos documentos clave, ambos examinados por Bitter Winter, han sido presentados a los eurodiputados, facilitando la redacción del texto del PE. El primero es un informe especial escrito por un abogado canadiense de derechos humanos, David Matas, una celebridad en la lucha por la verdad y la justicia sobre la extracción de órganos, junto con el fallecido David Kilgour (1941-2022) y Ethan Gutmann. El segundo es un nuevo e importante informe de la WOIPFG, que incluye transcripciones de conversaciones telefónicas con trabajadores sanitarios chinos que admiten que todavía utilizan a practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong en China como “donantes” de órganos vivos.

La resolución de urgencia del PE fue una iniciativa de la eurodiputada belga Maria Arena, del Partido Socialista, a la que se sumó posteriormente el eurodiputado holandés Peter van Dalen, del partido Unión Cristiana, conocido por su gran atención a la extracción forzada de órganos.

La votación del 5 de mayo en el Parlamento Europeo sigue a otro acontecimiento importante: la aprobación sin oposición de una nueva legislación británica destinada a poner fin a ese mismo delito en China. La enmienda al nuevo proyecto de ley de salud y atención sanitaria del Reino Unido, aprobada el 28 de abril, responsabiliza a los residentes británicos si están implicados, de algún modo, en la extracción y el tráfico de órganos.

Como dijo el ministro de Sanidad, Edward Argar, durante el debate celebrado el 30 de marzo en Westmister, “la enmienda abarcará el pago por el suministro de un órgano, la búsqueda de alguien dispuesto a suministrar un órgano a cambio de un pago o la iniciación o negociación de cualquier acuerdo comercial para el suministro de un órgano. Estas cosas ya son ilegales, y estamos ampliando la territorialidad de eso para los residentes ingleses, galeses y escoceses”. Incluso las empresas británicas se arriesgan a ser demandadas si se descubre que tienen vínculos con el tráfico de órganos recolectados en la China comunista.

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: