El rover Curiosity de la NASA encuentra el origen del metano en Marte: vida extraterrestre

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Si quieres creer, ahora es el momento: la esperanza de que algún día podamos encontrar vida extraterrestre es mayor que nunca. Sin embargo, los científicos no creen que sea inteligente, más bien serán microbios o bacterias primitivas. Pero no nos equivoquemos, un descubrimiento como ese sería la evidencia definitiva que no estamos solos en el universo, que hay vida en otros mundos.

Independientemente a la polémica, hasta hace poco se pensó que el sistema solar era un páramo estéril aparte de la Tierra. Los vecinos rocosos eran demasiado secos y fríos como Marte, o demasiado calientes e infernales como Venus. Los otros planetas eran gigantes gaseosos, y la vida en esos mundos o en sus satélites lunas era básicamente inconcebible. La Tierra parecía ser un milagro de un milagro.

Pero ahora se sabe que la vida no es tan simple, ya que en la Tierra puede prosperar incluso en los entornos más duros y brutales, en condiciones súper frías y súper secas, profundidades de presiones inimaginables y sin la necesidad de utilizar la luz solar como fuente de energía. 

Al mismo tiempo, nuestra comprensión superficial de estos mundos oscuros se ha expandido enormemente. Por lo que cada vez estamos más cerca de saber si realmente estamos solos en el universo o no. Y ahora, los científicos creen que han localizado el origen del metano en Marte: vida extraterrestre.

“Eructos extraterrestres”

En 2019, la revelación de que se encontró metano en Marte provocó todo un terremoto en toda la comunidad científica, ya que casi todo el gas que se produce en la Tierra es por la vida. Ahora, los científicos creen que han localizado la fuente, y es casi exactamente dónde está el rover Curiosity de la NASA.

Los investigadores del Instituto Tecnológico de California (Caltech) utilizaron técnicas de modelado para determinar el origen de los seis picos de metano descubiertos desde mayo de 2017, el más reciente se encuentra a unos pocos kilómetros del rover Curiosity, según informa el portal Space.com.

Tomaron las partículas de gas metano, las dividieron en diferentes grupos, después calcularon la velocidad y la dirección del viento y las rastrearon hasta aproximadamente el lugar de donde provenían los seis puntos de emisión.

“Nuestro modelado de trayectorias traseras para el transporte atmosférico respalda fuertemente los sitios de emisión de superficie en las cercanías del rover Curiosity en el cráter noroeste de Gale”, escribieron los investigadores en el estudio. “Esto puede provocar una coincidencia de que seleccionamos un sitio de aterrizaje para Curiosity que se encuentra junto a un sitio de emisión de metano activo.”

El rover Curiosity aterrizó dentro del cráter Gale el 6 de agosto de 2012, en un punto ahora conocido como Bradbury Landing, que lleva el nombre del famoso escritor de ciencia ficción Ray Bradbury. El rover hizo su primera prueba de manejo exitosa el 22 de agosto, dieciséis días después. Hasta ahora, ha viajado más de 25 kilómetros y ha gastado 3.179 soles (días marcianos) en su misión, tomando más de 800.000 fotografías.

El rover Curiosity de la NASA registró por primera vez una “señal fuerte” de la molécula el 15 de junio de 2013. Pero algunos expertos cuestionaron la fiabilidad del descubrimiento. Los seis picos de metano fueron descubiertos por el espectrómetro diodo láser sintonizable (TDLS) del Curiosity, que es capaz de encontrar pequeñas cantidades de metano a menos de la mitad por mil millones de partes por notación (ppb).

Se descubrió una detección definitiva de aproximadamente 15 ppb, mientras que las otras registraron alrededor de 10 ppb. En 2019, tanto el rover Curiosity como la nave espacial Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) confirmaron la presencia del inesperado descubrimiento.

La medición de Curiosity encontró 21 partes por mil millones de metano en el aire, tres veces más de lo que se encontró durante una medición de 2013. La NASA ha descartado que el metano provenga del propio rover.

Según la revista científica Scientific American, entre el 90 y el 95 por ciento del metano en la atmósfera de la Tierra es de origen biológico, y gran parte de él proviene de vacas, cabras y eructos de yak. Otras fuentes incluyen termitas, arrozales, pantanos y fugas de gas natural y plantas fotosintéticas.

No está claro si un organismo que eructa está causando las detecciones de metano de Curiosity, pero proporciona a los investigadores un inicio para buscar el origen del gas.

“Esto haría que este sitio fuera interesante de visitar, u otros sitios similares que podrían tener las mismas propiedades”, dijo Håkan Svedhem, el científico del proyecto ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) de la Agencia Espacial Europea en una entrevista con New Scientist.

En la Tierra, el metano tiene una vida útil detectable de 330 años y luego es completamente destruido por la exposición a la luz solar. Pero los científicos se mantienen cautelosos con el descubrimiento, y dicen que su presencia no es un signo definitivo de vida.

Pero lo que sea que esté produciendo metano todavía puede estar presente, ya sea de naturaleza biológica o geológica. El TGO ha tenido problemas para confirmar la presencia del gas incoloro e inodoro en la atmósfera de Marte, pero eso puede deberse al hecho de que está mirando durante el día, mientras que el rover Curiosity lo ha detectado durante la noche.

El estudio se publicó el 3 de junio en la plataforma de preimpresión Research Square y aún no ha sido revisado. En mayo, la NASA dijo que el rover Curiosity pudo haber descubierto sales orgánicas o que contienen carbono en Marte, que según la agencia podrían ser restos químicos de compuestos orgánicos.

Por lo que todo parece indicar que Marte es mucho más que un planeta inhóspito, y la vida podría ocultarse debajo del suelo marciano.

¿Qué opinas sobre el metano en Marte? ¿Su origen es extraterrestre?

loading...

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: