‘En busca de una razón para la Guerra’: La histeria del eje EEUU-Reino Unido-OTAN contra China y Rusia llega a la fase de provocación

Cuando se trata de hacer la guerra, en las últimas décadas, Estados Unidos siempre “creó un falso pretexto para hacerlo”, en Irak, Libia, Afganistán, Siria, etc. Lo mismo está ocurriendo ahora que quiere enfrentar a China, y el peligro es extremo.

Por Executive Intelligence Review

Desde el fracaso de la COP26, junto con el inevitable colapso económico del sistema casino-monetarista, y la locura verde hasta la fecha, la histeria de confrontación geopolítica contra China y Rusia de la alineación Estados Unidos-Reino Unido-OTAN ha llegado a la fase de provocación de guerra.

Esta es exactamente la dinámica sobre la que el Instituto Schiller ha advertido, y su proceso de diálogo internacional trató de evitar. Ahora hay más voces que hacen sonar la alarma. La tarea urgente es crear un poderoso coro.

Peter van Buren, un estadounidense con una larga carrera en el servicio exterior, ha lanzado una advertencia publicada hoy, en un artículo titulado “¿Cuál será el casus belli para la guerra con China?”. Señala que China “parece ser la próxima guerra en busca de un motivo”. Cuando se trata de hacer la guerra, en las últimas décadas, Estados Unidos “creó un falso pretexto para hacerlo”, en Irak, Libia, Afganistán, Siria, etc.

En cambio, en el caso de Pearl Harbor, la agresión contra Estados Unidos fue real. Pero en estos otros casos, el casus belli fue inventado, como las armas de destrucción masiva en Irak. Lo mismo está ocurriendo con China, y el peligro es extremo.

Tulsi Gabbard, líder política estadounidense y veterana de combate en el suroeste de Asia con sede en Hawai, arremetió esta semana contra la rabiosa palabrería bélica del senador Roger Wicker (republicano por Misuri).

Wicker, el segundo republicano de mayor rango en el Comité de Servicios Armados del Senado, dijo en la cadena de televisión Fox, el 7 de diciembre, que las opciones militares de Estados Unidos contra Rusia deben incluir que “nos separemos con nuestros barcos en el Mar Negro y hagamos llover destrucción” sobre Rusia. “No descartaría la presencia de tropas estadounidenses en tierra. No descartamos una acción nuclear de primer uso”.

Gabbard respondió en la televisión Fox la pasada noche: “Cualquiera que proponga o incluso considere lo que está diciendo como una opción debe estar loco, ser un sociópata o un sádico. ¿Vamos a lanzar un ataque nuclear que iniciaría una guerra que destruiría al pueblo estadounidense, a nuestro país y al mundo y, oh, también a los ucranianos para que podamos salvar la democracia de Ucrania? Es decir, es literalmente una locura.

“Y lo más loco es que el senador Wicker no es un caso atípico. Es el número dos de los republicanos en el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, y se está escuchando el mismo tipo de retórica por parte de los demócratas y los republicanos en el Congreso y en la administración y en los medios de comunicación —no hay problema con esto porque en realidad están de acuerdo con esto. Ellos mismos están impulsando esta misma narrativa, que es la razón por la que esta es una situación tan peligrosa, peligrosa…. Nos están empujando cada vez más cerca de una guerra caliente, una guerra nuclear”.

¿Quién nos lleva hacia la guerra?

“los mismos neoconservadores y neoliberales de Washington que arrastraron a nuestro país a guerras de cambio de régimen en lugares como Irak y Libia y Siria. Consecuentemente, líderes de nuestro país, personas influyentes en nuestro país, están poniendo opciones sobre la mesa, como la de lanzar ‘un primer ataque nuclear’. Esto socava directamente nuestra seguridad nacional, y pone directamente en riesgo al pueblo estadounidense y a nuestro país y al mundo.”

Frente a estas voces de la razón, llega la Cumbre de la Democracia convocada por Estados Unidos, que se ha inaugurado hoy, en línea desde Washington, y que destaca por sus mentiras y su confrontación. China y Rusia no fueron invitadas. Pakistán declinó, dada la exclusión de los otros. Muchas naciones pobres figuraban en la lista de 80 países, que participaron con mensajes cortos por temor a las represalias.

El Presidente Joe Biden y el Secretario de Estado Blinken anunciaron la creación de una nueva organización para combatir la corrupción y la desinformación que, según ellos, amenazan la democracia, llamada Consorcio Global Anticorrupción, que cuenta con financiación del Reino Unido, Taiwán, la Fundación Open Society (George Soros), Dinamarca y Estados Unidos.

La Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Departamento de Estado pondrá en marcha un programa de Asociación para la Democracia, bajo la dirección de su administradora Samantha Power, que ha estado al frente de las iniciativas estadounidenses en esta cumbre y en la COP26.

La USAID se fundó hace 60 años, bajo el mandato del presidente John F. Kennedy, con el propósito de prestar ayuda donde se necesitara y hacer el bien. Ella misma ha sido subvertida hace años para servir a los propósitos geopolíticos del Imperio Británico, como lo demuestra en extremo su último mandato de imponer la “democracia”.

Ahora es el momento de movilizarse para una verdadera ayuda de emergencia, reconstruyendo las naciones devastadas por la guerra, empezando por Afganistán, y construyendo la economía mundial.

Ver el artículo completo en Executive Intelligence Review

Fuente:

Executive Intelligence Review: Beware, ‘A War Searching for a Reason’; EIR LEAD EDITORIAL FOR FRIDAY, DECEMBER 10, 2021

Visto en: Mente Alternativa

 

 

 

Necesitamos vuestra ayuda

La censura y desmonetización contra medios alternativos nos afecta muchísimo. Si te parece útil la información que publicamos por favor ten en consideración apoyarnos con una donación económica

Síguenos en Telegram y entérate de todo lo que está pasando en el mundo (y alguna noticia que en la web no publicamos):  https://t.me/periodismoalternativo

Síguenos en nuestro canal de vídeos de Bitchute:   Buscando_La_Verdad

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: