Encontraremos «tecnología extraterrestre» más pronto de lo que esperamos

Por Erick Sumoza / Ufo Spain

El profesor de astronomía y astrofísica de la Universidad de Penn State, Jason Wright, junto a sus colegas, mostraron 4 factores que apuntan que la tecnología es más duradera que la biología. Por lo tanto, la búsqueda debe enfocarse en tecnofirmas extraterrestres y no en biofirmas.

Tecnología extraterrestre: Nuevo estudio afirma que hay más posibilidad de encontrarla que la evidencia biológica

Para nadie es un secreto que la tecnología puede vivir mucho más tiempo que la biología que la creó. Incluso, ésta podría destruir la biosfera, y aun seguiría siendo detectable millones de años después.

Por ello, un nuevo estudio asegura que ciencia debería enfocarse más en buscar tecnologías extraterrestres y no en formas biológicas.

Buscar tecnología extraterrestre

Si las formas de vida no desaparecieran en las primeras etapas de su despertar tecnológico, probablemente querrían expandirse a otros planetas, llevando su tecnología.

Esto llevaría a un segundo factor: las tecnosferas pueden superar en número a las biosferas. Por ejemplo, si la colonización lunar continúa su curso constante por los próximos cientos de años, la Luna se convertiría en un mundo sin biosfera. Sus habitantes vivirían dentro de una tecnosfera.

La tecnología también podría volverse autorreplicante. Estos serían capaces de dejar atrás cualquier biosfera de origen. Pero continuar mucho después de que la biología que los creó en principio haya seguido su curso a otros lugares

Eso sugeriría el cuarto factor; que las firmas tecnológicas pueden, incluso, existir sin un planeta. Tomando forma de naves espaciales o satélites, llegando a ser la forma más común de firma tecnológica en la galaxia.

Así, los factores limitantes de la conocida ecuación de Drake, que están directamente relacionados con planeta, no se aplican a la tecnología.

La posibilidad de encontrar una frente a la otra

Otro factor afecta lo sencillo que sería encontrar firmas biológicas frente a firmas tecnológicas: su detección. Para Wright y su equipo, la detección de biofirmas es un desafío, al punto que ni la biofirma de la Tierra puede ser detectada a la distancia de Alfa Centauri.

Los datos del James Webb, en un futuro, resolverían este problema. Sin embargo, es posible que  los proyectos de radioastronomía, como el Square Kilometre Array, están mucho más enfocados en la detección de signos de tecnología.

La claridad es otro punto conflictivo, tanto para los buscadores de firmas biológicas como de firmas tecnológicas. Para ambas categorías, puede ser un desafío separar una señal válida del «ruido» del espacio. De igual forma, el análisis espectral confuso o firmas de calor.

Aun así, Wright argumenta que las firmas tecnológicas, al menos, tienen el potencial de ser mucho más claras que cualquier firma biológica.

Esto significa que la búsqueda de extraterrestres debe seguir, y probablemente debe enfocarse más en buscar signos de su tecnología avanzada que sus rastros biológicos en el espacio. Aun si esta civilización ya no existe, al menos habrá dejado sus «huellas».

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: