Eric Clapton: “Esto tiene que parar”

Por Astillas de Realidad

Mientras mediocres con acceso a los canales de difusión cobran sus treinta monedas de plata -o su plato de lentejas- a cambio de apoyar la mentira oficialista, de hacerse “el loco” o de actuar como si la cosa no fuera con ellos, un gigante como Clapton ha dado un nuevo paso adelante más radical aún que el que supuso su apoyo a las críticas de Van Morrison a los confinamientos, su negativa a actuar en lugares que exijan una prueba de vacunación o su confesión de que si hubiera sabido cuáles fueron los efectos secundarios que sufrió nunca se hubiera sometido al pinchazo.

Pues sufre de una neuropatía periférica y estuvo en una situación de semi-parálisis durante casi tres semanas en las que temió no poder volver a tocar nunca la guitarra, lo que le hizo comprobar que la propaganda de fiabilidad y seguridad con que se vende un producto tan dudoso es mera apariencia sin sustento.

Hoy es una de las voces más críticas -y criticadas- contra el sinsentido de una supuesta “vacuna” que ni inmuniza, ni es definitiva, ni compensa de los muchos riesgos -muertes incluidas- que hace correr a quienes la reciben.

«Sigo recorriendo el camino de la rebelión pasiva, y trato de seguir la línea para poder amar activamente a mi familia, pero es difícil morderme la lengua con lo que ahora sé», escribía “Mano lenta” en un mensaje privado a su amigo Robin Monotti Graziade que, por acuerdo entre ambos, acaba de salir a la luz.

Como ha salido a la luz un nuevo y valiente tema del “guitar hero” titulado “This has gotta stop” (“Esto tiene que parar”), musicalmente impecable y que nos devuelve a un músico sin domesticar al que no le tiemblan la mano ni la voz para denunciar la dictadura sanitaria que nos pretenden imponer. Es todo un hallazgo descubrir que este grande del rock es uno de los nuestros.

Gracias, amigo, porque sabes que los vendidos te lo harán pagar y asumes el precio.

loading...

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: