Control Total de la PoblacionDictaduraEl Nuevo Orden MundialLa industria farmacéuticaSalud

¿Es China una prueba beta del Nuevo Orden Mundial?

Por Brandon Smith  /  Alt-Market.us

loading...

Traducido por el equipo de sott.net

Durante más de una década ha habido una abierta obsesión globalista con el modelo gubernamental chino, una historia de amor, por así decirlo. Muchos de los principales defensores de la centralización global, incluyendo a Henry Kissinger y George Soros, han elogiado a China en el pasado y han insinuado que el país comunista se está convirtiendo en un actor importante dentro del Nuevo Orden Mundial. Soros expresó este sentimiento exacto en 2009, en la época en que China comenzó a cortejar al FMI y a emitir billones de yuanes en deuda del Tesoro con el fin de unirse a su iniciativa de moneda global.

Varios años después, China fue incluida en la cesta de Derechos Especiales de Giro del FMI. El PCCh apoya ahora ávidamente la creación de un nuevo sistema monetario mundial con el FMI al mando.

Esta es una realidad sobre la que llevo escribiendo muchos años: China NO se opone a la centralización global bajo el control de los oligarcas occidentales. Todo lo que quiere es un asiento prominente en la mesa cuando el “Gran Reinicio” se ponga en marcha y comience la centralización total. Pero la información anterior sólo sugiere una relación económica entre China y los globalistas. ¿Va la alianza incluso más allá?

Recientemente, Klaus Schwab, del Foro Económico Mundial, concedió una entrevista a la CGTN, controlada por el gobierno chino, en la Cumbre de la APEC. En esa entrevista, Schwab elogia a China como modelo para muchas otras naciones. Esto puede chocar a algunas personas teniendo en cuenta que la economía de China se tambalea, con sus exportaciones mundiales cayendo en picado en 2022 y su mercado inmobiliario en ruinas. Este declive se debe en gran parte a la estanflación mundial, pero también a su demencial política de “cero covid”, que ha mantenido a la nación bajo un bloqueo pandémico durante años.

¿Recordáis a todos esos cultistas de la covid que vitoreaban a China el año pasado? ¿Recordáis cuando afirmaban que China era un ejemplo perfecto de por qué son necesarios los bloqueos y una prueba de que funcionan? Sí, esa gente era imbécil.

La economía china está ahora en caída libre, con su base manufacturera sometida a un estrés extremo por los mandatos. Además, parece que la población china está finalmente harta de las condiciones draconianas y se está rebelando.

En el siguiente vídeo, se ven protestas en la planta de iPhone de Foxconn en China después de que los trabajadores salieran de la fábrica. Habían sido retenidos allí en cuarentena contra su voluntad, con malas condiciones de trabajo y poca comida.

El gobierno chino envió tropas vestidas con materiales peligrosos para sofocar la rebelión mientras pisoteaba a los manifestantes. Tomad nota y recordad este vídeo cuando oigáis hablar de la hostilidad de Apple a las políticas de libertad de expresión de Elon Musk en Twitter: a Apple le encanta el autoritarismo, como a todas las corporaciones dirigidas por globalistas.

China sigue aterrorizando a los ciudadanos con visitas de la policía secreta a los disidentes y con flotas de drones sobrevolando las calles de las ciudades, vigilando el tráfico y lanzando mensajes propagandísticos. Algunos drones incluso rocían con sustancias químicas desconocidas manzanas enteras de la ciudad. Mientras tanto, China ha implantado plenamente sistemas de pasaportes digitales de vacunas vinculados a locales públicos y tiendas minoristas. No se puede funcionar en una gran ciudad china sin un pasaporte de vacunas actualizado o una prueba de covid negativa realizada cada dos semanas.

Todos estos acontecimientos y condiciones se tratan a menudo como desconectados o asociados casualmente. Nadie se hace las preguntas adecuadas. La gran pregunta es ¿POR QUÉ? ¿Por qué el gobierno chino está saboteando su propia economía con cierres patronales y oprimiendo a la población hasta el punto de la revuelta abierta (una rareza entre el normalmente servil pueblo chino). ¿Por qué mantener los confinamientos cuando está claro para el resto del mundo que la pandemia ha terminado y que los cierres y las mascarillas nunca funcionaron para empezar?

Yo les haría a los funcionarios del PCCh una simple pregunta que muchos de nosotros en Estados Unidos también le hicimos a nuestro propio gobierno hace más de un año: si las vacunas funcionan, ¿por qué imponer mandatos y encierros? Si es porque las vacunas no funcionan, ¿por qué intentar obligar a la población a vacunarse? Más allá de eso, si las mascarillas y los cierres funcionan, ¿por qué China se enfrenta a otra supuesta oleada de infecciones de covid?

Es evidente que al PCCh no le importa el bienestar del ciudadano chino medio. No hay lógica en nada de lo que están haciendo, al igual que no la había en nada de lo que Biden, Fauci y los CDC estaban haciendo en EEUU. La diferencia es que los estadounidenses fueron capaces de obligar a los globalistas de EEUU a abandonar su agenda de mandatos, probablemente porque estamos fuertemente armados y se dieron cuenta de que muchos de nosotros no éramos obedientes. En China no existe una milicia civil equivalente.

El país era una distopía antes, ahora es algo diferente: es un experimento de tiranía tecnocrática que se está llevando al extremo. China está dispuesta a matar de hambre, arrestar, golpear e incluso asesinar a personas a las que afirman que intentan proteger del virus.

No es ningún error que casi todas las políticas que China está aplicando sean una copia directa de las sugeridas por el FEM e instituciones como el Imperial College de Londres allá por 2020, al comienzo del brote. Los globalistas argumentaron que “no vamos a volver a la normalidad” y que el público tendría que sacrificar muchas de nuestras libertades para detener la pandemia. En realidad, ninguna de sus políticas fue eficaz para detener la propagación, pero sí para reprimir a la población. Y en el caso de China, nada volvió a la normalidad.

La razón tácita, en mi opinión, se conecta directamente de nuevo a la relación a largo plazo de China con los globalistas y su deseo de ser parte del Nuevo Orden Mundial, también conocido como el “orden mundial multipolar”, la 4ª Revolución Industrial, el Gran Reinicio y una docena de otros nombres. Si queréis conocer la verdadera visión globalista para el futuro, echad un vistazo a la China actual y luego multiplicad el dolor y el sufrimiento por cien. China es una prueba beta.

Quizá sea una prueba para ver qué nivel de tiranía está dispuesta a soportar la gente. Tal vez una prueba de la funcionalidad de diferentes sistemas de vigilancia y mecanismos de control. Tal vez un ensayo para las inevitables revueltas y rebeliones que se producirían en numerosos países y la mejor manera de hacerles frente. Globalistas como Klaus Schwab no sólo están interesados en China como modelo económico, sino que ven en China un modelo social para gran parte de Occidente, con algunos retoques aquí y allá.

El problema para la clase dirigente es que si hay ejemplos visibles de libertad a pesar de la coacción, otras naciones empezarán a cuestionarse la necesidad de sus propios bloqueos. Incluso el pueblo chino está empezando a contraatacar. No pueden implementar su NOM país por país, tendrán que oprimir a muchos países a la vez.

Como he estado diciendo durante el último año a algunas de las personas más nihilistas en el movimiento de la libertad que piensan que todo está perdido, entended que tenéis suerte de vivir en EEUU en este momento y debéis estar agradecidos por los millones de conservadores que se negaron activa y vocalmente a cumplir con los mandatos y las vacunas. Salvaron al país de una tiranía mayor. Si los globalistas hubieran conseguido lo que realmente querían, ahora mismo nos pareceríamos mucho a China.

Nos acercamos a ese sol negro y bailamos con el diablo, pero no nos han vencido.

Tal como está, China sigue representando un modelo de sueños autoritarios; un estudio de investigación sobre la tortura psicológica masiva. Lejos de ser un contrapunto a los globalistas, es en realidad una obra globalista en marcha. Observad de cerca lo que ocurre allí, porque los males perpetrados allí acabarán por intentarse aquí en casa.

Si queréis apoyar el trabajo que hace Alt-Market a la vez que recibís contenido sobre tácticas avanzadas para derrotar la agenda globalista, suscribíos a nuestro boletín exclusivo The Wild Bunch Dispatch. Más información AQUÍ.

Después de 14 largos años de política monetaria ultra laxa de la Reserva Federal, no es ningún secreto que la inflación está lista para dispararse. Si vuestras cuentas IRA o 401(k) están expuestas a esta amenaza, ¡es fundamental que actuéis ya! Por eso miles de estadounidenses están trasladando su jubilación a una cuenta Gold IRA. Aprended cómo podéis hacerlo también con un kit de información gratuita sobre el oro de Birch Gold Group. Revela la poco conocida Ley de Impuestos del IRS para mover vuestra IRA o 401 (k) en oro. Haced clic aquí para recibir vuestro kit de información gratuita sobre el oro.

Entrevista a Henry Kissinger en Noviembre de 2009… La cooperación con China para la creación del Nuevo Orden Mundial

 

loading...

Deja un comentario