Escándalos de los productos farmacéuticos

Foto: Pixabay

Por DW Documental

Contergan continúa indirectamente en el mercado. El principio activo talidomida causó hace 60 años malformaciones en brazos y piernas de muchos bebés en todo el mundo, y hoy se está volviendo a usar.

La compañía alemana Chemie Grünenthal comercializó medicamentos a base de talidomida por todo el mundo a partir de 1957. Las mujeres embarazadas aceptaban con gusto estas pastillas para dormir supuestamente inocuas. En Alemania, podían comprarse sin receta. Sin embargo, causaban graves daños en fetos.

En todo el mundo se estima que hubo alrededor de 10.000 bebés afectados. Y se desconoce el número de bebés que nacieron muertos. A finales de 1961, cuando se determinó la relación entre las malformaciones y la talidomida, el producto se retiró del mercado.

El documentalista John Zaritsky lleva más de 25 años acompañando a las víctimas de la talidomida. Las familias relatan cómo vivieron el nacimiento, cómo querían comprender por qué trajeron al mundo a niños discapacitados, cómo buscaron la causa. Los niños ahora son adultos.

¿Cómo ha transcurrido su vida durante estas décadas? A partir de sus narraciones, queda claro que en realidad se trata de dos catástrofes: la primera, la malformación; la segunda, cómo la sociedad aborda esta malformación, cómo trata a las víctimas.

Y la pesadilla aún no ha terminado: la talidomida, la principal sustancia activa del medicamento Contergan, se utiliza ahora para tratar la lepra, el cáncer y el sida. Especialmente en Brasil, no dejan de producirse malformaciones en recién nacidos debido a la falta de información.

loading...

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: