Esquema piramidal masivo estafa a millones en China

Material promocional para un esquema piramidal ilegal en una oficina en Beijing durante una requisa policial el 18 de agosto de 2017. (Greg Baker/AFP/Getty Images)

Por 

Un esquema piramidal en China, ha embaucado a millones de inversores que han perdido en conjunto 30 mil millones de yuanes (unos 4 700 millones de dólares) en capital invertido.

En diciembre de 2017, Zhang Xiaolei, fundador de la plataforma en línea Qianbao.com, se entregó a la policía admitiendo que había estado manejando un esquema Ponzi desde que la compañía se fundó en 2012.

Caixin, una publicación de negocios china, reportó que el caso involucraba fondos por un total de unos 70 mil millones de yuanes (unos 10 900 millones de dólares).

Un informe publicado el 20 de enero por el portavoz del régimen chino Xinhua, reveló la manera en la que la compañía defraudaba a sus clientes.

El fundador de Qianbao, Zhang Xiaolei. (Archivo de La Gran Época)

El supuesto modelo de negocios de la compañía era una plataforma en línea que compensaría a los usuarios por su actividad en ella, actividad que con el tiempo atraería suficiente cantidad de usuarios para comenzar a vender publicidad en el sitio.

Los usuarios tenían que entrar y completar ciertas tareas, tales como ver publicidad o completar encuestas. Ellos pagaban una cuota para hacerlo, pero la compañía también les daba una recompensa monetaria una vez finalizada. La compañía prometía un 40 a 60 por ciento de ganancia.

Zhang admitió que en realidad, Qianbao no trabajaba con marcas de afuera para publicidad. Los avisos eran obtenidos al azar de internet o eran videos internos de la compañía. Como se hace en todo esquema piramidal, el dinero que los nuevos usuarios ponían, era usado para pagar a usuarios más viejos.

Para atraer más inversores, Qianbao daba la impresión de que eran un gran imperio comercial. En sus materiales de promoción, afirmaba ser dueño de 70 negocios diferentes, como desarrollos inmobiliarios, un equipo de fútbol, una compañía de renta de bicicletas y más.

Sin embargo, la investigación de las autoridades policiales reveló que en realidad eran unos 20 negocios, cuyas ganancias estaban lejos de poder pagar a los inversores.

Entre las inversiones que publicitaba Qianbao había un proyecto de construcción, que se jactaba de tener un valor en el mercado de 20 000 millones de yuanes (unos 3 100 millones de dólares), pero las autoridades hallaron que la compañía había gastado solo 1 200 millones de yuanes (unos 187 millones de dólares) en el proyecto. Cuando un reportero de Xinhua visitó la ubicación propuesta del proyecto, el lote estaba casi vacío, excepto por dos estructuras edilicias que no se habían completado.

Otro proyecto propuesto era un resort. Las autoridades descubrieron que la tierra estaba designada para la industria de la aviación y que no podía ser usada para el desarrollo inmobiliario.

Otra inversión, un club de fútbol en la ciudad de Chengdu (al sudoeste de China), en realidad estaba perdiendo dinero. El club debía a los jugadores millones de yuanes en pagos de salarios.

En años recientes, dudosos esquemas piramidales han aparecido por toda China. En algunos casos, compañías fraudulentas contrataron pandillas para presionar a los inversores a poner algún dinero. El año pasado, varios graduados universitarios murieron en misteriosas circunstancias luego de involucrarse en esquemas piramidales.

Gente involucrada en el esquema piramidal esperando ser interrogadas por la policía en Wuhan, provincia de Hubei, el 23 de agosto de 2017. (STR/AFP/Getty Images)

A principios del año pasado se reveló que la plataforma de préstamos en línea Ezubao era un esquema Ponzi. Ezubao defraudó a 900 000 inversores en entre 6 000 y 8 000 millones de dólares durante los 18 meses en que operó.

Estas compañías se suelen nutrir de víctimas vulnerables, atraídas por la posibilidad de volverse ricos de la noche a la mañana.

El 22 de enero unos dos mil inversores de Qianbao, marcharon por las calles de Nanjing en la provincia costera de Jiangsu (donde se fundó la compañía) para pedir a las autoridades hacerse responsables de sus pérdidas, según informa Radio Free Asia (RFA).

Un inversionista le contó a RFA que él había comenzado a invertir en Qianbao luego de ver el apoyo de altos funcionarios y luego de ver la publicidad en la prensa estatal. “Usamos la fortuna de toda la familia para invertir en Qianbao, porque creíamos en el gobierno y en [la transmisora estatal] CCTV”, dijo. “Ahora que hemos puesto el dinero, dicen que es ilegal. Es por eso que exigimos una explicación”.

El analista de China Jason Ma, hizo notar en una entrevista previa con La Gran Época, que mucha de la indignación pública fue dirigida también a la policía, quien luego de tantas tragedias no ha podido eliminar los esquemas piramidales por completo.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: