Los testigos afirman que las vacas parecen haber sido atacadas con láser, mientras que también se encontraron marcas extrañas en sus lenguas y genitales.

Los agricultores de la región culpan a los extraterrestres o al mítico chupacabra, un mito de Sudamérica que supuestamente se alimenta de la sangre de los animales.

Norberto Bieri, dueño de una de las siete vacas, dijo a los medios locales:

No tenían lenguas ni carne alrededor de la mandíbula, pero no se llevaron ningún animal ni les quitaron los huesosParece como si las incisiones limpias se hubieran hecho con un láser, ya que no hay rastro de un cuchillo que se esté usando. Las vacas no tenían señales de sangre y nada parecía habérselas comido.

“Algunos dicen que fue un chupacabras o un alienígena. Otros creen que fueron roedores. La verdad es que las vacas están muertas y no hay respuestas sobre por qué.”

El Sr. Bieri añadió que ha habido otros casos recientes de animales mutilados.

Se enviaron muestras al laboratorio para ser analizadas y los resultados indicaron que el ganado no había sido disparado ni envenenado, lo que añadió más misterio al caso.

Sin embargo, los expertos ofrecieron su opinión, más lógica.

Un animal parecido a una rata llamado hocicudo es endémico de Sudamérica y algunos creen que son los responsables.

Visto en : Sott.ne