FMI: nuevas tácticas, viejas recetas

Por Sputnik

De Argentina a Irán, pasando por otros países de Latinoamérica, Asia y también África, el Fondo Monetario Internacional sigue una misma receta de ortodoxia económica y ajuste del Estado, sin que ninguna experiencia en ese sentido haya conducido al desarrollo.

Las protestas populares en Irán del mes pasado, más allá de otros factores internos y externos, tuvieron que ver con una decisión (recorte de subsidios, suba de tarifas) “sugerida por el FMI al gobierno de Hasan Rohaní, y lo más  interesante es que no necesariamente fueron obligaciones derivadas de préstamos, como sucedía en el pasado con varios países que tomaban créditos del Fondo y recibían condicionalidades, sino que son consultas en base al Articulo 4 (del estatuto del FMI), donde el organismo visita al país una vez al año, hace solamente una evaluación y, a partir de ella, apenas una sugerencia al gobierno, que en este caso fue aceptada”, dijeron a ‘Voces del Mundo’ los investigadores de la Universidad Nacional de San Martín (Argentina) Mariela Cuadro y Pablo Nemiña.

Cuadro consideró que hubo un giro hacia el neoliberalismo en Irán con el triunfo electoral, el año pasado, de Rohaní, “a quien los medios hegemónicos consideran con el eufemismo de moderado”; antes había un gobierno, el de Mahmud Ahmadineyad, al que los medios juzgaban de “conservador” y la experta definió como más nacionalista y proteccionista.

“Esta medida — dijo — se lleva adelante por una élite gobernante que esta en sintonía con el FMI, que está convencida de que es el camino al desarrollo”.

Por su parte, Nemiña habló de la historia del Fondo y de cómo si bien hubo y hay algunos intentos internos de reformar su accionar, por ahora se quedan en el plano de sus investigaciones y publicaciones internas, pero no en el staff que toma las decisiones. E informó que “actualmente hay presencia del FMI, además de las recomendaciones a Irán, en Irak, Egipto, Jordania, Túnez, Marruecos y Pakistán”. 

Señaló que una novedad en sus líneas de crédito son los ahora llamados “precautorios”, que se ponen a disposición del país cliente pero no se ejecutan si no es necesario. De esos tienen hoy Colombia, México y Polonia y auguró como un posible candidato a recibirlo al gobierno de Argentina, que desde que asumió el actual gobierno encabezado por Mauricio Macri a fines de 2015 fue deteriorando sus cuentas externas.

“Pero esos créditos requieren ajustes previos y un lineamiento con el recetario neoclásico. En el caso argentino, claramente su reforma previsional de 2017 fue en esa dirección y el gobierno de Macri sintoniza con el ideario del Fondo”, señaló.

Cuadro agregó que las políticas actuales recomendadas por el FMI pueden llevar a estallidos sociales, como los que hubo recientemente en Irán y también en Sudán, en África, o que podría haber en otro país de ese continente, Egipto.

“Cuando gobernaron los Hermanos Musulmanes, en la única elección democrática de su historia, Egipto no recibió apoyo del FMI. Ahora que cambió el gobierno sí, pero hay que estar atento a que no haya allí un nuevo estallido social por el ajuste en marcha”.

Por otra parte, en esta audición se informó sobre la decisión del Comité Central del Partido Comunista de China de elevar una propuesta para reformar la Constitución china, incluyendo la eliminación de un límite a sólo dos períodos para ejercer la presidencia del país; sobre la gira de Thomas Shannon, subsecretario de Estado de EEUU por Sudamérica, y sobre una polémica iniciativa del Congreso peruano para que los jóvenes estudiantes trabajen por hasta tres años en empresas sin cobrar un sólo peso, para ganar “experiencia”, una medida que el neoliberalismo parece querer impulsar en varios países. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: