Fracasa la hamburguesa de carne falsa que pretendía salvar el planeta

Fuente: Trikooba.blog

loading...

Visto en: TierraPura.Org

Así que todo el mundo «cree en el cambio climático», pero aparentemente no quieren comprar la falsa carne que nos va a salvar de las tormentas, las inundaciones y las sequías. Es otro misterio de la vida posmoderna que se resuelve asumiendo que la gente dice «Sí» a las preguntas de las encuestas sin sentido pero «No gracias» a la propaganda. Nadie cree realmente que su hamburguesa vaya a detener los ciclones dentro de noventa años.

McDonald’s ha anunciado que ha concluido la prueba en Estados Unidos de su hamburguesa McPlant, elaborada con la proteína de origen vegetal fabricada por Beyond Meat (BYND).

En noviembre de 2021, McDonald’s comenzó a probar la hamburguesa sin carne en ocho restaurantes de Estados Unidos. En febrero de este año, la empresa introdujo la hamburguesa McPlant en unos 600 locales. Según informes de terceros, el experimento terminó siendo un fracaso. En una nota reciente, según la CNBC, el analista de JP Morgan Ken Goldman citó a empleados de McDonald’s revelando que la hamburguesa no se vendió lo suficientemente bien.

Es una forma complicada de decir «nadie quiere comprar nuestro producto»:

Durante la llamada de resultados del primer trimestre en mayo, el fundador y director general de Beyond Meat, Ethan Brown, explicó que la empresa está teniendo dificultades para trasladar el aumento de los costes a los clientes. «Se ven todos estos nuevos participantes que llegan, y muchos de ellos están utilizando el precio como una forma de tratar de capturar la cuota de mercado temprana», dijo Brown, según la transcripción de la llamada de ganancias publicada en The Motley Fool.

«Y así, mientras que la industria de la proteína animal ha sido capaz de aumentar sustancialmente los precios para compensar esencialmente las reducciones significativas en el volumen, en nuestro sector, no hemos tenido la oportunidad de hacer eso».


Los costes de la carne también subían, pero los clientes estaban dispuestos a pagar.

No tengo nada en contra de la carne falsa (aparte de la escasez de hierro, zinc y B12), pero se ha convertido en una guerra cultural. La misma gente que quiere beneficiarse de imponerla es la que nos dice que entremos en pánico por el cambio climático, o nos vende créditos de carbono, o coacciona a los gobiernos para que restrinjan los fertilizantes. Lo que apesta es el conflicto de intereses.

Bill Gates invirtió en Beyond Meat. Otros inversores incluyen a los sospechosos habituales: Blackrock, Vanguard, Morgan Stanley, Goldman Sachs, etc. Es una mala noticia para ellos, el precio de las acciones ha caído de 125 a 34 dólares en los últimos doce meses. Ominosamente (para los accionistas de BYND) un 34% de las acciones están actualmente en manos de vendedores en corto. Por lo tanto, un tercio de las acciones existentes se prestan a personas que creen que el precio caerá aún más, y que las venderán con alegría si lo hace.

¿En qué estaban pensando los gurús del marketing? Los veganos que quieren salvar el planeta no compran en MacDonalds. Los fanáticos de la salud que quieren evitar la carne por motivos de salud no querrán comer el bollo, la mayonesa o la margarina en spray. Para ellos tiene que ser una hamburguesa sin hamburguesa. Nada de esto tiene sentido.

Es de suponer que la hamburguesa McBicho llegará pronto. ¿Las hamburguesas de grillos enfrían el clima?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: