Hallan en Pompeya un palacio con pinturas intactas de estilo helenístico

Por RT

Se trata de la Casa de Júpiter, cuyos frescos fueron conservados en buen estado gracias al material volcánico que los recubrió.

Las cenizas solidificadas que dejó la erupción del volcán Vesubio (cerca de Nápoles), hace casi 2.000 años, conservaron tesoros de la época romana que siguen saliendo a la luz. Uno de ellos es la Casa de Júpiter, un palacio que acaba de ser hallado por los arqueólogos cuyos muros presentan frescos en buen estado, publicó la agencia Ansa.

Las pinturas de la residencia, dedicada al dios Júpiter, presentan características de la época helenística, propias del primer estilo ornamental de la ciudad, que habrían sido creadas uno o dos siglos antes de la erupción del volcán, en el 79 d.C.

El lugar ubicado en la denominada Regio V, propiedad del senador Marco Nonio Balbo, está compuesto por un atrio central, al que rodean varias habitaciones decoradas y un pasillo con balcones y una serie de columnas. La decoración de sus muros consta de paneles de estuco coloreado, en forma rectangular, con imágenes pintadas en colores como el rojo, el celeste, el negro, el amarillo y el verde.

Además, cerca de allí, fue descubierto otro mural que representa un sacrificio en el bosque junto a un olivo.

El director del Parque Arqueológico de Pompeya, Massimo Osanna, describió la casa como “una espléndida ‘domus’ con rarísimas decoraciones ‘vintage'”, cuyo propietario “debía ser rico y consciente del valor de pinturas ya entonces centenarias” —sus características se remontan al siglo II a.C.—, como para “haber querido mantenerlas con un rigor significativo en las habitaciones más importantes de la casa”.

Además, Osanna destacó como un milagro que se hayan conservado hasta la actualidad en buen estado “pese a la masacre” de las “excavaciones salvajes del siglo XVIII, que iban a la base y se irradiaban luego en galerías subterráneas, quebrando frescos, pinturas y decoraciones, para arrasar con aquello que en la época se consideraba más precioso”.

En consecuencia, el director del parque aseguró que se trata de “un tesoro de datos interesantes” que permite “documentar tanto la tragedia de la erupción como el desastre de las excavaciones del siglo XIX”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: