Control Total de la PoblacionDictaduraEconomíaEl Nuevo Orden Mundial

Informe del Foro Económico Mundial admite que la identificación digital podría facilitar la vigilancia y persecución

Traducido de Life Site News por TierraPura.org

loading...

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) admitió en un nuevo informe que las identificaciones digitales son excluyentes por naturaleza y pueden facilitar “la identificación, vigilancia y persecución de individuos o grupos”.

En su Informe Insight de junio de 2023 titulado “Reimaginar la identificación digital”, el WEF describió los riesgos potenciales de la implementación generalizada de una identificación digital. 

“Quizás los mayores riesgos derivados de la identificación digital son la exclusión, la marginación y la opresión”, advierte el informe. 

“Varios informes han identificado un vínculo entre la falta de identificación oficial y la exclusión de la plena participación en la sociedad”, afirma el informe. “Sin embargo, al cosificar el acceso condicional, la identificación es, por su propia naturaleza, excluyente”. 

“A menudo son los miembros de grupos históricamente marginados quienes enfrentan las formas más duras de exclusión”, agrega el documento. 

Cuando habla de “grupos marginados”, el WEF se refiere a refugiados, mujeres y minorías raciales, mientras ignora el hecho de que durante la crisis de COVID, fueron las personas que se negaron a recibir vacunas peligrosas e ineficaces de COVID las que fueron excluidas por los gobiernos de todo el mundo . 

Esta discriminación contra los no vacunados fue facilitada por los pasaportes de vacunas que, según otro informe del WEF , “por naturaleza sirven como una forma de identidad digital”. 

“En los casos en que se recopilan datos confidenciales, también existen riesgos de marginación y opresión, ya que la identificación se utiliza para facilitar la identificación, vigilancia y persecución de personas o grupos”, advierte el informe Insight de WEF. 

Continuando con la organización, se afirma que “ gran parte de este riesgo se deriva de la vinculabilidad. Si una parte puede vincular datos entre dominios mediante el uso de un identificador común, entonces las personas pueden ser rastreadas por partes que buscan explotar sus datos”.

El riesgo de vigilancia y control casi total de poblaciones enteras, como en la China comunista, es de hecho un peligro significativo sobre el que los críticos de las identificaciones digitales han advertido repetidamente. Este riesgo se amplifica si las identificaciones digitales se combinan con las monedas digitales del Banco Central (CBDC), ya que esta combinación podría allanar el camino para un estado de vigilancia totalitario .  

El informe WEF también reconoce la relación entre las identificaciones digitales y las CBDC, ya que afirma que “algunas naciones están comenzando a entender las identificaciones digitales como un requisito previo para desarrollar una moneda digital del banco central (CBDC) y otras innovaciones de pago”. 

El informe WEF señala además que, incluso si las identificaciones digitales no son obligatorias por ley, los ciudadanos aún podrían verse obligados a usarlas, ya que de lo contrario quedarían excluidos de muchas partes de la sociedad. 

“A medida que se expande un sistema de identificación, las consecuencias de no participar en él pueden volverse tan graves como para hacer que el registro sea efectivamente inevitable”, afirma el informe. “Cuando el acceso a un bien o servicio está condicionado a la posesión de una forma de identificación, y esa identificación está muy extendida, las personas pueden ser coaccionadas de manera efectiva para obtener esa forma de identificación, incluso si no existe una base legal para exigirla”. 

Esto es algo que muchos sufrieron de primera mano durante la crisis del COVID, ya que en muchos países se prohibió la entrada a los no vacunados a restaurantes, tiendas, eventos culturales e incluso a sus lugares de trabajo, en un intento de obligarlos a vacunarse contra el COVID. 

El Informe WEF Insight también admite que “en algunos casos, la identificación digital puede debilitar la democracia y la sociedad civil”. 

“Por ejemplo, las identificaciones digitales emitidas por las empresas de redes sociales pueden contribuir a la polarización política al reforzar las identidades grupales”. 

El WEF impulsa una identificación digital ‘descentralizada’ 

Según el informe WEF, “la identificación descentralizada es una forma de identificación digital que permite a las personas controlar el intercambio de sus datos, al tiempo que permite que varias entidades les emitan credenciales”. 

En un intento por minimizar el peligro de que una identificación digital se convierta en la base de un estado totalitario, el WEF promueve la idea de tener identificaciones digitales descentralizadas, donde los usuarios tienen el poder de decidir con quién compartir sus datos, y la información del usuario no es almacenado centralmente. 

Las identificaciones digitales descentralizadas pueden reducir el riesgo de explotación de datos; sin embargo, la descentralización no evita la exclusión de partes de la sociedad. 

Incluso si los ciudadanos pueden decidir si quieren compartir sus datos o no, aún pueden ser excluidos de la compra de bienes y servicios o incluso de conseguir un trabajo si se niegan a usar una identificación digital. 

“Es como cuando haces clic en ‘aceptar’ en los términos y servicios de cualquier aplicación”, explicó el periodista Tim Hinchliffe . “Si no aceptas, no puedes usarlo. El mismo concepto se aplica a la identificación digital y a la participación en muchos aspectos de la sociedad”. 

WEF culpa a los ‘teóricos de la conspiración’ por la impopularidad de las identificaciones digitales 

Los globalistas del WEF parecen ser conscientes de que las identificaciones digitales son bastante impopulares. 

“Sin educación pública, utilidad e incentivos claros, los enfoques descentralizados de identificación pueden no ser capaces de obtener la amplia aceptación de las partes interesadas y la demanda de los usuarios requerida para la adopción masiva”, afirma el informe WEF sobre identificaciones digitales. 

Según el documento, los sistemas de identificación digital se enfrentan a “una barrera de comunicación especialmente alta, empeorada por la miríada de teorías de conspiración que vinculan la identificación digital con especulaciones falsas y maliciosas”. 

Hinchliffe menciona varios ejemplos de cómo las identificaciones digitales podrían usarse bajo un régimen globalista cada vez más totalitario: 

  • Identificación digital para el clima: para rastrear las huellas de carbono individuales y probar los estados de refugiados climáticos.
  • Identificación digital para COVID: para exigir pasaportes de vacunas que conduzcan al cumplimiento masivo al tiempo que proporciona el marco digital.
  • Identificación digital para CBDC: adoptar soluciones de identidad verificada para eliminar el anonimato y registrar cada transacción.
  • Identificación digital para seguridad cibernética: explotar los ataques cibernéticos como un medio para impulsar los sistemas de identidad nacional y crear un pasaporte al metaverso.
  • Identificación digital para conveniencia: para crear un marco interoperable que lo abarque todo para habilitar todas las situaciones de la vida.
loading...

Deja un comentario