Israel amenaza con una incursión “de fuerza total” contra Líbano

Por RT

El ministro de Defensa israelí advirtió que su Ejército actuará con dureza, y no solo por medio de bombardeos aéreos, en caso de un importante ataque por parte de Beirut.

Las Fuerzas de Defensa de Israel deben estar listas para proceder a una invasión terrestre en caso de conflicto bélico con el Líbano, considera el ministro de Defensa del país hebreo, Avigdor Lieberman. Así lo declaró en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, con sede en Tel Aviv, donde pronunció una conferencia este miércoles.

“Debemos prepararnos para maniobrar también en el terreno”, incluso si finalmente esta posibilidad resultase innecesaria, dijo el titular. A continuación supuso que, en el “peor de los casos”, Israel implementaría una operación “de fuerza total”. Su sugerencia estratégica principal es “no dar un paso hacia adelante y un paso atrás”, sino avanzar “lo más rápido posible”.

“Israel actuará con dureza contra el Líbano”, advirtió el ministro, cuyas palabras recoge Haaretz. Si los civiles israelíes llegan a verse en necesidad de bajar a los refugios antiaéreos por culpa de los misiles libaneses, “todo Beirut estará en refugios”, amenazó.

Lieberman formuló sus comentarios en medio de un clima de preocupaciones por los planes del grupo armado libanés Hezbolá, de armarse con misiles guiados de precisión. El ministro, sin embargo, afirmó que no ve mucha diferencia entre Hezbolá y el resto de los libaneses, ya que –según dijo– el movimiento es bastante influyente entre la población. “Ellos son parte de Hezbolá y todos pagarán el precio completo” en caso de un ataque a gran escala a Israel desde territorio libanés.

El antecedente más reciente

El último gran conflicto entre Israel y el Líbano estalló en 2006. La confrontación militar, conocida en Israel como la Segunda Guerra del Líbano y en el Líbano como la Guerra de Julio, duró 34 días y terminó con un alto al fuego mediado por la ONU.

Según Lieberman, en aquellos días “los residentes de Beirut estaban en la playa, mientras los de Tel Aviv se encontraban en refugios antiaéreos”. En realidad, la guerra afectó mucho más a la población del Líbano que a la de Israel. El conflicto cobró la vida de 1.191 libaneses y dejó allí más de 4.400 heridos. Por su lado, Israel tuvo en torno a 200 muertos, la mayor parte de los cuales fueron soldados de la Fuerzas de Defensa.

A fines de noviembre pasado, el mando castrense libanés solicitó a sus subordinados estar “completamente preparados” para hacer frente al “enemigo israelí”. El presidente del Líbano, Michel Aoun, denunció los incesantes ataques israelíes y dijo que su país tiene el derecho a resistir.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: