La ayahuasca podría mitigar la depresión

Por Sputnik

La ingesta de ayahuasca puede ayudar a mitigar los síntomas de la depresión, según un estudio realizado durante tres años por la brasileña Universidad Federal de Río Grande do Norte (UFRN).

“Este es el primer estudio controlado con ayahuasca para depresión y los resultados son prometedores e interesantes (…) “, explicó al diario local Folha de Sao Paulo el neurocientífico Dráulio Araújo, principal autor del estudio.

La ayahuasca, usada en rituales chamánicos en varios puntos de América Latina, es un tipo de brebaje realizado con plantas y lianas cuya ingesta suele producir alucinaciones, además de náuseas y diarrea.Igual que otras drogas psicodélicas parece actuar sobre áreas del cerebro encargadas de procesar humores y emociones y sensibles a la serotonina, aumentando por ejemplo su circulación en la sangre.

En el estudio, titulado “Efectos antidepresivos del psicodélico ayahuasca en depresión resistente a tratamiento” participaron 29 personas con depresión que ya habían tomado al menos dos antidepresivos convencionales sin éxito, y que nunca habían probado la ayahuasca.

Todos los pacientes fueron entrevistados antes y después del experimento; la mitad (14 de ellos) tomó la bebida, preparada por una comunidad religiosa del estado de Roraima (norte), mientras que los otros 15 tomaron un placebo.

Al cabo de una semana 9 de los 14 del grupo que tomó ayahuasca mejoró el estado de su depresión, mientras que en el grupo del placebo fueron 4 de 15, según los datos del estudio.

El coautor del estudio Luis Fernando Tófoli, psiquiatra de la Universidad de Campinas (Unicamp) aseguró que aunque aún es pronto para sacar conclusiones se abre “una nueva oportunidad para nuevas investigaciones en Brasil”.

En Brasil la ayahuasca no es ilegal, aunque su uso terapéutico no está reglamentado, en parte porque las sustancias psicodélicas dejaron de investigarse como posible uso para trastornos mentales desde los años 60, cuando fueron prohibidas en buena parte del mundo.

“Hay una nueva onda psicodélica en camino, y tenemos la oportunidad de recuperar el tiempo perdido; son sustancias poderosas, que deben tratarse con respeto y usarse en ambientes apropiados y con intenciones apropiadas”, subrayó Araújo.

Para los científicos autores de la investigación los principales retos ahora serán ampliar la muestra de pacientes y acceder a preparados confiables, usando siempre los mismos patrones, duración de sesiones, etc, para que los resultados sean fiables. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: