La candidata a primera ministra británica, Liz Truss, advierte que se avecina un “invierno duro”

Por RT

loading...

La actual ministra de Exteriores de Reino Unido sostiene que “las políticas habituales no están funcionando” y que, por lo tanto, se deben tomar medidas especiales para evitar una recesión.

La ministra británica de Exteriores y candidata a ocupar la jefatura del Gobierno en Reino Unido, Liz Truss, reconoció en una entrevista que al país le aguarda un “invierno duro”, al tiempo que se comprometió a llevar a cabo una reforma económica para ayudar a las población ante el aumento de los precios del combustible y de los alimentos.

“Sé que va a ser un invierno duro, quiero hacer todo lo posible para asegurarme de que estamos liberando las reservas de gas en el mar del Norte”, dijo Truss en una entrevista con Sky News, al tiempo que prometió una moratoria temporal en el impuesto de energía verde para “poner más dinero en los bolsillos de los ciudadanos“.

Asimismo, manifestó su deseo de continuar con el fracking y de asegurarse de que el país avanza en el ámbito de la energía nuclear, así como en las energías renovables.

Por otra parte, señaló que “las políticas habituales no están funcionando” y que, por lo tanto, se deben tomar medidas especiales para evitar una recesión. “Necesitamos hacer más, y es por eso que estoy decidida a reformar la economía y a mantener bajos los impuestos“, explicó Truss, que anteriormente prometió más de 36.217 millones de dólares en recortes de impuestos.

La líder conservadora se refirió a la creciente crisis energética, que se ha visto intensificada por las sanciones contra Rusia y a la disminución en el suministro de gas natural ruso a Europa. Si bien el Reino Unido no depende directamente de Moscú para el combustible, si sufre por el aumento de los precios de la energía y el aumento de la carestía de vida.

Por su parte, el competidor de Truss en la carrera por encabezar el Ejecutivo, el excanciller británico Rishi Sunak, viene criticando el enfoque fiscal de Truss. Según él, los recortes de impuestos propuestos podrían afianzar la inflación, lo que “perjudicaría increíblemente a millones de personas en todo el Reino Unido”.

El ganador de las elecciones para designar al nuevo jefe del Gobierno, en las que votan todos los miembros del Partido Conservador, conformado por aproximadamente 200.000 integrantes, se dará a conocer el 5 de septiembre, y el nuevo primer ministro asumiría el cargo un día después.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: