La escalofriante historia real detrás de la Mansión Winchester

Por Mundo Esotérico y Paranormal

En los anales de la bizarra historia de Estados Unidos, existe una casa tan misteriosamente construida que, a pesar de las historias de fantasmas, sigue siendo todo un centro turístico a día de hoy. Ubicado en el corazón de San José, California, la Mansión Winchester ha sido objeto de intensa fascinación desde su construcción en 1884. Y por una buena razón: la casa es un laberinto literal, con escaleras que conducen a ninguna parte, ventanas que parecen telarañas, y mensajes ocultos destinados a alejar a los espíritus a través de sus muchas intrínsecas salas.

La nueva película de terror Winchester, estrenada el 02 de febrero en Estados Unidos, es una interpretación fantástica de la historia de la casa, con Helen Mirren como la famosa y poco convencional Sarah Winchester. Con Winchester, Hollywood regresa al mundo de las apariciones fantasmales y sustos, aunque la verdad puede ser más aterradora que la ficción. Susurros que parecen venir de las paredes, escaleras que conducen a la nada, puertas que se abren por si solas y sombras oscuras que recorren las habitaciones.

Lo que comenzó como una granja continuó siendo construida las 24 horas del día, los 365 días del año durante 38 años por una misteriosa viuda llamada Sarah Winchester que, después de la muerte de su marido, heredó una fortuna de una compañía de armas de fuego valorada en más de 20 millones de dólares (equivalentes a más de 500 millones de dólares en 2017).

Todo un monumento a los muertos

Nacida como Sarah Lockwood Pardee en 1840, se casó con William Wirt Winchester. Cuatro años después de su matrimonio en 1862 tuvieron una hija, Annie Pardee Winchester, que murió tan solo seis semanas después de que ella naciera de un marasmo, una deficiencia proteínica extrema. Por lo general, ocurre debido a la pobreza, pero a veces puede ser causada por infecciones virales o bacterianas, o diarrea crónica.

El matrimonio nunca tuvo otro hijo, pero la tragedia continuó para la señora Winchester. Su esposo William falleció de tuberculosis en marzo de 1881, después de trabajar con su esposa para construir su gran casa en New Haven, Connecticut. Cuando William murió, la señora Winchester, a la edad de 41 años, heredó la mitad de la fortuna de la compañía que fundó su padre, la compañía Winchester Repeating Arms Company. De repente, ella era una de las mujeres más ricas de América, habiendo adquirido 20 millones de dólares, el equivalente a más de 500 millones de dólares en la actualidad.

La señora Winchester se fue al oeste, donde finalmente se estableció en San José, California, entonces una pequeña área conocida por sus tierras agrícolas. Compró una granja e inmediatamente comenzó a trabajar en su ampliación. Entonces, comenzaron a surgir todo tipo de rumores. Sus esfuerzos incansables para hacer la mansión más grande y lujosa llamo la atención tanto de familiares como vecinos. Su silencio y su reclusión solo servían para alimentar los rumores.

Se dice que la construcción de la mansión era de 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año, durante 38 años. Una leyenda dice que un psíquico de Boston llamado Adam Coons le dijo que, si alguna vez dejaba de construir la casa, moriría como su esposo y su hija. Al final, la granja de ocho dormitorios se convirtió en una mansión de 160 habitaciones, con 13 baños, torres redondas, y pintada de amarillo y rojo brillante. Pero lo más sorprendente es que en lugar de destruir los restos de la antigua granja, simplemente eran utilizados como decoración en la nueva mansión.

Escondida dentro de la Mansión Winchester hay una antigua campana y una gigantesca torre de agua, que en su día formaba parte de la granja. Durante los 38 años que la casa estuvo en construcción, costó aproximadamente 5 millones de dólares (alrededor de 73 millones de dólares en la actualidad).

La señora Winchester vivió allí la mayor parte de su vida, y durante 15 años estuvo acompañada por su sobrina favorita, que le hizo compañía y evitó que los estafadores intentaran engañar a la anciana viuda para que no se hicieran cargo de su vasta fortuna. Con el paso de los años, la construcción se hizo cada vez más extraña. Sigue habiendo una escalera que conduce a ninguna parte, puertas que se abren a las paredes y habitaciones sin terminar. Eventualmente se volvió tan complejo que el personal de la mansión necesitaba un mapa solo para poder hacer sus tareas diarias.

Sin embargo, en 1906 la tragedia regreso a la vida de la señora Winchester. Esta vez, un terremoto arrasó el norte de California, con una magnitud de 7.8. Causó incendios en las cercanías de San Francisco, donde murieron aproximadamente 3.000 personas. La casa de Winchester, a unos 80 kilómetros de distancia, experimentó los efectos del terremoto. Más de un siglo después, muchas habitaciones permanecen sin haber sido reconstruidas. Según los rumores, la señora Winchester quedó atrapada en una de las muchas habitaciones y el personal de la mansión tuvo que abrir la puerta con una palanca para rescatarla.

Sarah Winchester murió mientras dormía en su casa el 5 de septiembre de 1922, por un paro cardíaco. Hubo una pequeña ceremonia en Palo Alto, California, y fue enterrada junto a su esposo e hija en Evergreen Cemetery en New Haven, Connecticut.

¿La Mansión Winchester está realmente embrujada?

Durante años se han informado de extraños fenómenos en la Mansión Winchester. Decenas de psíquicos han visitado la casa y la mayoría coinciden en que los espíritus deambulan por el lugar. Además del fantasma de Sarah Winchester, también ha habido muchos otros avistamientos a lo largo de los años.

Desde que se abrió al público, tanto trabajadores como visitantes han tenido inusuales encuentros inusuales. Pasos que proceden de la nada, golpes en las puertas, misteriosas voces, ventanas que se rompen por si solas, puntos fríos o extrañas luces que se mueven. A veces, los visitantes aseguran haber visto lo que se conoce como el “fantasma de la carretilla”, un espíritu que se aparece en la mansión vestido con un mono, llevando una caja de herramientas y empujando una carretilla.

Obviamente, estos son solo algunos de los fenómenos paranormales de la Mansión Winchester… ¿pero las historias son simplemente cuentos para no dormir? ¿O podrían ser verdad? ¿La mansión es un monumento a los muertos? ¿Loa fantasmas todavía habitan en las habitaciones de la Mansión Winchester?

Si tienes la oportunidad no dudes en visitarla, y si no puedes siempre puedes ver la película Winchester dirigida por Michael y Peter Spierig e interpretada por la gran Helen Mirren.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: