La mayoría de los canadienses ahora quieren que las reglas de Covid terminen después de la revuelta de los camioneros

loading...

Fuente: https://summit.news/2022/02/02/majority-of-canadians-now-want-covid-rules-to-end-after-trucker-revolt/

Traducción y corrección de la traducción: El Blog de Skiper

Después de un cambio masivo de 15 puntos porcentuales en el espacio de solo dos semanas y coincidiendo con la revuelta de los camioneros, la mayoría de los canadienses ahora quieren que terminen todas las reglas de COVID.

Una encuesta realizada por el Instituto Angus Reid encontró que el 54 por ciento de los canadienses está de acuerdo en que “es hora de poner fin a las restricciones”, y la categoría de respuesta “totalmente de acuerdo” aumentó 11 puntos en solo quince días.

La encuesta también reveló que la mayoría de las personas en todas las áreas, excepto en el Atlántico canadiense, “sienten que ahora es el momento de abrir las cosas”.

En Quebec, que ha visto la introducción de algunas de las restricciones COVID más abiertamente draconianas, el 59 por ciento quiere que se cancelen las restricciones frente a solo el 34 por ciento que se opone.

“El único grupo de edad y género mayoritariamente disidente en esta pregunta son las mujeres mayores de 54 años. Al menos la mitad de otras cohortes, encabezadas por hombres de 35 a 54 años, dicen que las restricciones deberían terminar”, según Angus Reid. 

La mayoría de los canadienses ahora quieren que las reglas de COVID terminen después de la revuelta de los camioneros

“El único grupo demográfico que quiere que continúen estas restricciones son las señoras mayores de gatos que se tragaron la propaganda de los medios y creen que tienen un 50 % o más de posibilidades de ser hospitalizadas si se contagian con este virus”, señala Chris Menahan .

Sin duda, el cambio de sentimiento ha sido impulsado por el éxito del Freedom Convoy, que, a pesar de haber sido vilipendiado por los medios y el primer ministro Justin Trudeau, ha visto crecer el apoyo a su manifestación.

Candice Bergen, líder adjunta del Partido Conservador, contrarrestó los espeluznantes esfuerzos de Trudeau para retratar al grupo como racistas y homófobos al afirmar que representaban a millones que “han tenido suficientes encierros y promesas incumplidas”. “Merecen ser escuchados y merecen respeto”, tuiteó.

Blackface Justin también afirmó inicialmente que el grupo representaba una “minoría marginal” con “puntos de vista inaceptables”, una difamación completamente contradicha por los resultados de la encuesta de Angus Reid.

La protesta comenzó como una reacción violenta a las reglas del mandato de vacunas que dictan los camioneros que regresan a Canadá desde la cuarentena de EE.UU. una vez que llegan a casa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: