La NASA revive “extrañas formas de vida” atrapadas en cristales gigantes del inframundo

Por Conspiraciones 1040

La NASA decidió revivir formas de vida que habían estado inactivas durante casi 60000 años.

La reanimación de estos organismos, que han sobrevivido dentro de los cristales, plantea la inquietante perspectiva de que organismos alienígenas puedan ser encontrados en ambientes extremos en otros planetas, y puedan ser revividos.

Penelope Boston, una de los miembros claves de la NASA detrás de esto y la directora del Instituto de Astrobiología de la NASA, ha pasado años explorando la mina mexicana Naica en Chihuahua en busca de extremófilos con su equipo.

La mina está llena de enormes cristales de yeso que se ven tan extraordinarios que la Dra. Boston creyó que fueron retocados con Photoshop cuando vio por primera vez una fotografía de ellos.

Sin embargo, lo que había dentro de los cristales la asombró aún más. Allí encontró pequeños bichos en un estado de lo que su equipo de científicos del gobierno llama “geolatencia”, donde los organismos vivos permanecen viables en materiales geológicos durante largos períodos de tiempo.

Alrededor de 100 organismos diferentes, la mayoría de los cuales eran bacterias, se encontraron dentro de los cristales. El 90 por ciento nunca se había observado antes en ninguna parte de la Tierra.

“Para mi sorpresa, hicimos que las cosas crecieran”, dijo la Dra. Boston. “Fue laborioso. Perdimos algunos de ellos, así es el juego. Tienen necesidades que no podemos cumplir. Esa parte fue realmente como preservar el parque zoológico”.

La cueva en sí se encuentra sobre una gran bolsa de magma y, como resultado, puede alcanzar temperaturas de hasta 60 grados centígrados. Algunos de los astrobiólogos llegan a apodar la ubicación como el “Infierno”.

Muy pocas formas de vida podrían sobrevivir en tal ubicación, pero los científicos descubrieron que algunos organismos han evolucionado para alimentarse de sulfuros, hierro, manganeso u óxido de cobre en la cueva.

“Ellos realmente nos muestran lo que nuestro tipo de vida puede hacer en términos de manipulación de materiales”, dijo la Dra. Boston.

“Estos muchachos viven en un ambiente donde no hay comida orgánica como nosotros lo entendemos. Son un ejemplo a temperaturas muy altas de organismos que se ganan la vida esencialmente masticando minerales y compuestos inorgánicos. Esta es quizás la historia profunda de nuestra vida aquí.”

Los científicos informan que detectaron señales de lo que solo llamarían “formas de vida extrañas” en otras cuevas, pero acceder a esas áreas era demasiado peligroso.

Científicos compartieron la preocupación de que este descubrimiento demuestra que peligrosos organismos podrían hacer un viaje de regreso a la Tierra si los humanos un día envían naves espaciales a otros planetas y viceversa.

No obstante, la NASA tiene planes de traer muestras de roca y hielo de Europa, una de las lunas heladas de Júpiter. Se considera con frecuencia, uno de los lugares más probables para la vida extraterrestre debido al océano salado debajo de su corteza.

El Dr. John Rummel, del Instituto Seti en California, dijo que sería “bastante fácil” para los organismos sobrevivir en los viajes espaciales si pudieran estar protegidos de alguna manera de la radiación solar.

El Dr. John Rummel dice: “Si traemos muestras desde Europa o Marte, las contendremos hasta que las pruebas de peligros demuestren que no hay peligro ni vida, o continuaremos la contención indefinidamente mientras estudiamos el material.

“Se supone que tal vida sería difícil, para sobrevivir al viaje a la Tierra, no es fácil, y las precauciones tomadas proporcionarían un alto grado de contención.”

Toda esta información es aterradora, pero tal vez lo más sorprendente es el hecho de que los científicos de la NASA están dispuestos a revivir estos organismos sin siquiera considerar si podrían ser peligrosos o no. Más del 90 por ciento de ellos nunca se había visto antes, pero estos científicos, al parecer pensando que pueden jugar a ser Dios, ni siquiera se molestaron en considerar si estas criaturas recién descubiertas podrían ser peligrosas. Quién sabe qué más podría haber en esa cueva.

Algunos observadores han señalado rápidamente que los organismos que se originaron en la cueva, que los científicos literalmente llamaron “Infierno”, podrían no ser de este mundo. Ellos han estado inactivos durante 60000 años.

Independientemente de si existe una explicación natural, extraterrestre o incluso sobrenatural para estos organismos, pensar que los científicos jugando a ser Dios puedan dañar nuestro planeta reanimando organismos nunca antes visto es algo muy aterrador.

Comentarios

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Perfidio Ofidio 5 meses

    No se ha demostrado que haya algún sitio extraterrestre y menos del que pueda venir algo.

  • DISQUS: 0
    A %d blogueros les gusta esto: