La nueva ‘píldora COVID’ de Pfizer está lista para generar miles de millones mientras se demonizan otros medicamentos más baratos

Paxlovid, la nueva píldora oral de Pfizer para tratar a pacientes ‘con COVID’, ha sido aprobado para autorización de uso de emergencia y cuesta alrededor de 530 dólares por tratamiento. Esta nueva estructura molecular puede ser patentada hasta por 20 años por Pfizer. Sin embargo, existen muchos medicamentos sin patente que realizan la misma función en el cuerpo que existen desde hace décadas. ¿Debemos creer que es más seguro distribuir un fármaco nuevo que solo han probado unas 1000 personas, en lugar de reutilizar otros fármacos?

Por Nicole S. Murphy, para The Pulse:
Paxlovid es el primer tratamiento oral aprobado por la FDA para el COVID bajo la Autorización de uso de emergencia (EUA). Pfizer comenzó los ensayos de fase 2/3 para el medicamento con 2.246 participantes en julio de 2021. Los resultados, según Pfizer, muestran una fuerte evidencia de que Paxlovid puede reducir las posibilidades de síntomas graves de COVID en un 89 por ciento si se toma tan pronto como comienzan los síntomas iniciales. Idealmente, recomiendan, dentro de los primeros 5 días.

Otra compañía farmacéutica, Merck, había estado desarrollando un medicamento antiviral similar llamado Molnupirarvir, sin embargo, solo parecía tener una reducción del 50 por ciento en los casos graves de COVID. El costo del producto de Pfizer es aproximadamente un 25 por ciento menor a alrededor de $530 por tratamiento frente a los $700 por tratamiento del producto de Merck.

La ciencia detrás de estos medicamentos antivirales para COVID se basa en inhibir la actividad de lo que se llama la proteasa principal 3CL. Dentro de la teoría, cuando esta enzima se bloquea, no puede descomponer las proteínas necesarias para construir y replicar el virus COVID en un cuerpo. Consulte aquí el comunicado de Pfizer que explica esto con más detalle.

La idea de bloquear la actividad de la proteasa principal 3CL ha estado en el radar durante la pandemia. Un estudio publicado en Nature a principios de 2021 describió los mejores medicamentos ya aprobados por la FDA que potencialmente podrían realizar esta función. Mediante el uso de modelos moleculares computacionales, un grupo de científicos pudo analizar más de 3.000 medicamentos aprobados por la FDA, lo que terminó reduciendo la búsqueda en 47 candidatos.

Aquí hay una parte de su conclusión:


Para ser claros, la ivermectina es una molécula diferente a Paxlovid de Pfizer. Estos medicamentos no son lo mismo, pero parece que realizan la misma función. Es importante tener en cuenta que solo un nuevo compuesto molecular puede ser patentado por una compañía farmacéutica por hasta 20 años.

Tan pronto como vence este tiempo, el costo del medicamento se reduce drásticamente porque la exclusividad desaparece y cualquiera puede fabricarlo. 

La ivermectina se ha utilizado en varias personas en miles de millones de dosis y, según estudios de laboratorio, reduce la replicación del supuesto SARS-CoV-2.

La ivermectina no tiene patente, por lo que el costo de fabricación es de aproximadamente 0,12 dólares por tratamiento.

Entonces, dado que EE. UU. va a gastar más de 5 mil millones de dólares en el nuevo fármaco Paxlovid de Pfizer, es hora de comenzar a hacer preguntas.

¿Tiene sentido que un medicamento aprobado por la FDA, que ha sido utilizado por humanos durante décadas con mínimos riesgos graves asociados, se considere menos seguro que un medicamento nuevo creado el año pasado?

Además, según la Autorización de Emergencia, Pfizer no es responsable de los daños que cause su píldora, lo que les da un pase gratis para ganar mucho dinero. ¿Y qué hay del hecho de que a Pfizer le han cobrado miles de millones de dólares por fraude, por mentir sobre los efectos secundarios y los datos de sus ensayos clínicos en el pasado?

Finalmente, si hubo los recursos para crear un nuevo medicamento, ¿por qué no ha habido los recursos para reutilizar rápidamente los medicamentos ya aprobados que bloquean la proteasa 3CL? En cambio, ha habido campañas para demonizar a la ivermectina. Los gobiernos, los medios y otras autoridades como la FDA han saboteado activamente este fármaco ganador de un premio Nobel.


Expertos como el Dr. Pierre Kory, el Dr. Joseph Varon y el Dr. Peter McCullough han estimado que entre el 75 y el 80 por ciento de las muertes ‘por COVID’ podrían haberse evitado con un protocolo de tratamiento temprano que incluyera la ivermectina. 

Ahora Pfizer dice que su medicamento, Paxlovid, puede reducir el COVID grave en un 89 por ciento si se usa dentro de los primeros 5 días de los síntomas iniciales. Y da la casualidad de que realiza la misma función anatómica que la ivermectina.

La verdad saldrá a la superficie, y cuando lo haga, es necesario que haya personas responsables de retener y desacreditar una droga que podría haber salvado millones de vidas…

ThePulse

Visto en: Trikooba News

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: