La OTAN expulsa a 7 diplomáticos rusos por el caso Skripal

Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en una rueda de prensa en Bruselas, 27 de marzo de 2018.

Por Hispan Tv

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) expulsará a siete representantes de la Federación de Rusia en relación con el presunto envenenamiento en el Reino Unido del exespía Serguéi Skripal y su hija, anuncia el secretario general del bloque militar occidental, Jens Stoltenberg.

“He retirado hoy la acreditación de siete miembros del personal de la misión rusa ante la OTAN. Denegaré también la acreditación pendiente solicitada por otros tres, y el Consejo del Atlántico Norte ha reducido el tamaño máximo de la misión (…) en 10 personas, en línea con mi decisión”, ha dicho Stoltenberg en una rueda de prensa celebrada en Bruselas (capital belga).

El también ex primer ministro noruego ha enmarcado la decisión, que sitúa en 20 el número máximo de representantes rusos ante la OTAN, en una respuesta “coordinada y unificada” con la que la Alianza Atlántica pretende señalar a Moscú que su “inaceptable y peligroso patrón de conducta” entraña “costes y consecuencias”.

Stoltenberg ha acusado al Kremlin de no haber “respondido” de manera “constructiva” a “lo que sucedió en Salisbury (Reino Unido)”, donde, según el Gobierno británico, el ex agente doble ruso nacionalizado británico Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron objeto, el 4 de marzo, de un ataque con un agente nervioso militar de la época soviética denominado Novichok.

La acusación del máximo directivo de la OTAN contrasta con las ofertas de colaboración de Rusia, cuyas autoridades dicen haber solicitado sin éxito muestras del supuesto agente nervioso —del que dicen no disponer desde la destrucción de todo su arsenal químico—, así como acceso a Skripal, y denuncian una posible puesta en escena para propiciar una escalada de tensiones.

De acuerdo con Stoltenberg, sin embargo, las acciones emprendidas por los Estados occidentales corresponden a una “grave inquietud por la seguridad” de “todos los aliados”, además de ser “proporcionadas” y estar en conformidad con los marcos legales correspondientes.

La retirada de acreditaciones se inscribe en una oleada de expulsiones de diplomáticos rusos por una veintena de países, incluidos EE.UU. y la gran mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea (UE), que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha atribuido este mismo martes a un “chantaje colosal” estadounidense.

Con todo, Stoltenberg ha afirmado que la decisión no significa que se haya producido un cambio en la política respecto a Rusia de la OTAN, que “mantiene su compromiso con su política de doble vía, de defensa sólida y apertura al diálogo”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: