Las presas de una cárcel india están siendo atormentadas por un fantasma que se lamenta todas las noches

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Hay lugares en este mundo donde suceden tantas cosas negativas que dejan huella para siempre. La sensación de miedo, la ‘piel de gallina’, la sensación de que te están observando o la profunda emoción de tristeza son experiencias que nos dicen que algo es diferente en un lugar en concreto. 

Por significado, las prisiones son sitios donde las personas son encarceladas por la ley por haber sido consideradas autores de un determinado crimen. A diferencia de un hospital o un asilo, aquellas personas que se vieron obligadas a entrar en una prisión es porque hicieron algo malicioso.

Por lo que una prisión tiene una energía diferente a la de un hospital: energía oscura. No es sorprendente que la huella de la energía negativa en estos lugares pueda atraer espíritus en un estado de inquietud. Es por eso que las cárceles, abandonadas u operativas, son algunos de los lugares más embrujados del mundo. La lista es innumerable, que incluye Alcatraz, la histórica Penitenciaría Oriental del Estado de Filadelfia o el reformatorio de Mansfield en el estado de Ohio. Pero no todas las cárceles embrujadas están en Estados Unidos.

Las presas de una cárcel para mujeres en la India dicen que las instalaciones están embrujadas y que están siendo atormentadas por los espeluznantes lamentos de un espíritu que resuena por el lugar todas las noches.

El fantasma de la prisión de Tihar

El reloj marca las 2 de la noche en el módulo 6 de la prisión de Tihar, ubicada a las afueras de Delhi, y las presas comienzan a gritar. Esto no ha ocurrido una vez, sucede todos los días después de la medianoche. El fantasma de una mujer ha sido visto en varias ocasiones en las últimas semanas y aparentemente la han escuchado con escalofriante regularidad. Los avistamientos con esta entidad han llevado a las presas al estado de pánico y ansiedad.

Además, las mujeres explicaron que estos misteriosos gemidos solo se escuchan a partir de las 2 de la madrugada y que provocan tal horror que no pueden dormir por las noches. El terror está tan grabado en sus corazones que comienzan a gritar y llorar tan pronto como llega la “hora maldita”. Aunque las presas afirman haber escuchado los sonidos fantasmales principalmente durante las horas nocturnas, otras aseguran que han escuchado los lamentos también durante el día.

Si bien uno puede pensar que el origen de estos llantos fantasmales puede ser una habitante de la cárcel lamentando su desafortunada situación, parece que ese no es el caso, ya que todos insisten en que los sonidos provienen de un espíritu. Como te puedes imaginar, los rumores se han extendidos por toda la cárcel a medida que los principales medios indios se han hecho eco de lo que esta ocurriendo en el interior de la prisión. De hecho, se dice que algunas presas se han suicidado para no tener que soportar el macabro sonido todas las noches.

Pero parece ser que todos coinciden en que el espíritu que grita es una antigua presa que fue condenada injustamente y se quitó la vida en lugar de vivir en el lugar. Aunque lo más escépticos no están muy convencidos de que el sitio esté embrujado y afirman que las mujeres que escuchan los lamentos probablemente estén alucinando o sufriendo algún tipo de enfermedad

Sea como fuere, las reclusas no pueden dormir por los inquietantes sonidos, por lo que han solicitado a los funcionarios de la prisión que investiguen el caso, ya que, por supuesto, no pueden salir de las instalaciones para escapar del fantasma.

La prisión de Tihar fue construida a las afueras de Delhi en 1958 y desde entonces ha crecido a medida que la población reclusa india desbordaba a las autoridades. En la actualidad, la penitenciaría alberga a más de 11.000 internos, a pesar de tener una capacidad para 3.000. Por lo que las condiciones higiénicas sumado a la brutalidad de los funcionarios han provocado que cada año mueran aproximadamente 1.100 internos, más que en ningún otro país del mundo.

En la parte vieja de la sección de mujeres, las presas viven hacinadas, entre ratas, suciedad y enfermedades infecciosas como el sida o la tuberculosis. Y, por si fuera poco, a hora tienen que lidiar con aquellos que ya no están entre nosotros y que continúa vagando entre los módulos.

¿Qué te parece los misteriosos lamentos de la cárcel? ¿Es un fantasma que vaga por el lugar? ¿O la locura se extiende por las presas?

loading...

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: