“Lo veo venir”: En el horizonte está la vacuna obligatoria, afirma el ministro de Sanidad de Canadá

Por Ryan Tumilty and Michael Higgins / National Post

El ministro de Sanidad, Jean-Yves Duclos, cree que la vacunación obligatoria se impondrá en Canadá.

Duclos señaló el viernes que los gobiernos provinciales deberían discutir la vacunación obligatoria, diciendo que es una conversación que tiene que ocurrir ya que los pacientes no vacunados siguen presionando a los hospitales.

Preguntado por la vacunación obligatoria, dijo en francés: “Personalmente creo que llegaremos a ello en algún momento”.

Según una traducción de la CBC, añadió: “Yo personalmente lo veo venir. No ahora. No creo que lleguemos todavía. Pero creo que hay que debatir sobre la vacunación obligatoria porque tenemos que deshacernos de la Covid-19”.

Duclos dijo en una rueda de prensa que cualquier decisión estaría en manos de los gobiernos provinciales, pero afirmó que los no vacunados estaban creando una carga considerable para los demás.

“Lo que vemos ahora es que nuestro sistema sanitario en Canadá es frágil. Nuestra gente está cansada y la única manera, como sabemos, de superar la Covid-19, ya sea esta variante o cualquier otra futura, es mediante la vacunación”, dijo.

Dijo que en Quebec, donde se encuentra su circunscripción, los hospitales están bajo una gran presión.

“Veo que en mi propia provincia el 50% de las hospitalizaciones que se producen ahora en Quebec se deben a que la gente no se ha vacunado”, dijo. “Eso es una carga para el personal sanitario, una carga para la sociedad que es muy difícil de soportar y para mucha gente difícil de entender”.

En un comunicado posterior al viernes, la oficina de Duclos subrayó que la decisión estaba en manos de las provincias.

“Las provincias y los territorios seguirán tomando las decisiones que sean de su competencia. Como gobierno, seguiremos haciendo todo lo que podamos dentro de nuestra autoridad federal para mantener a los canadienses seguros.”

El primer ministro de Alberta, Jason Kenney, dejó claro que su provincia nunca se plantearía tal paso.

“La Legislatura de Alberta eliminó la facultad de la vacunación obligatoria de la Ley de Salud Pública el año pasado y no revisará esa decisión, y punto”, dijo. “Aunque animamos encarecidamente a quienes cumplen los requisitos a que se vacunen, en última instancia es una decisión personal que deben tomar los individuos”.

Tanto los canadienses vacunados como los no vacunados contraen la variante ómicron, pero los datos provinciales han demostrado que las personas no vacunadas tienen muchas más probabilidades de requerir atención hospitalaria.

Algunos países europeos han implementado requisitos de vacunación, Grecia multará a cualquier persona mayor de 60 años que no esté vacunada, 144 dólares al mes a partir de la próxima semana. Austria tiene una política similar, con multas más elevadas que ascienden a más de 5.000 dólares cada tres meses. Italia ha establecido la obligatoriedad de las vacunas para los mayores de 50 años y los legisladores alemanes están estudiando medidas similares.

Esta semana, Quebec anunció que ampliaba su sistema de pasaporte de vacunación obligatoria, de modo que los habitantes de la provincia acabarían necesitando tres dosis de una vacuna para obtener determinados servicios. La provincia también anunció que ampliaba su sistema de pasaportes para las personas que quisieran entrar en tiendas de licores y marihuana.

Canadá ha impuesto la vacunación obligatoria para ciertas ocupaciones y para los niños en edad escolar para combatir algunas enfermedades, pero nunca una política amplia que exija la vacunación.

Los actuales mandatos de vacunación anti-Covid-19 para el empleo se han enfrentado a desafíos legales, pero hasta ahora los tribunales han considerado que los mandatos están en consonancia con la Carta de Derechos y Libertades.

El gobierno federal ha impuesto la obligación de vacunarse a los viajeros y a los funcionarios públicos, así como a los trabajadores de sectores regulados por el gobierno federal, como el de los viajes.

La líder de la oposición conservadora, Erin O’Toole, no se refirió a los comentarios de Duclos el viernes, pero el jueves dijo que las políticas actuales del gobierno ya estaban dividiendo a la gente y que el gobierno debería encontrar un equilibrio.

“Podrían y deberían encontrarse adaptaciones razonables para un pequeño número de canadienses que no pueden vacunarse”, dijo.

Duclos dijo que medidas como las pruebas rápidas no son suficientes para controlar el virus y permitir a los canadienses superar la pandemia.

“Las pruebas rápidas no van a acabar con la crisis. Las pruebas rápidas no van a resolver la Covid-19. Lo único que lo resolverá es la vacunación”.

Los casos de Covid-19 siguen aumentando en todo el país a medida que la variante ómicron, mucho más transmisible, se extiende ampliamente.

La Dra. Theresa Tam, jefa de salud pública de Canadá, dijo que el país está viendo actualmente una media de unos 42.000 casos al día, un 65% más que hace una semana.

En anteriores oleadas del virus, un número tan elevado de casos habría desbordado los hospitales, pero la variante ómicron es mucho menos probable que provoque la hospitalización de personas vacunadas. Aun así, el gran número de nuevas infecciones ha aumentado el número de canadienses hospitalizados en un 91% durante la última semana.

El gobierno federal ha enviado apoyo a las provincias con pequeños equipos de médicos y enfermeras, pero el ministro de Asuntos Interprovinciales, Dominic Leblanc, dejó claro el viernes que el gobierno llegaría a un límite en la ayuda que podía proporcionar.

“Nos estamos moviendo con celeridad para hacer, obviamente, todo lo que podemos, pero no es de extrañar que los gobiernos provinciales y territoriales dispongan de bastantes más recursos humanos sanitarios que el Gobierno de Canadá”, dijo. “No debería sorprender a nadie que no sea ilimitado el número de recursos sanitarios federales que podemos aportar”.

Las provincias tienen la responsabilidad constitucional de la asistencia sanitaria y el gobierno federal tiene un número muy reducido de personal médico en nómina, la mayoría de los cuales están en las fuerzas armadas.

Visto en: Sott.net

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: