Control Total de la PoblacionEl Nuevo Orden MundialOperación de Bandera Falsa

Los cerebros del 11-S

El 11 de septiembre de 2001, los sucesos del World Trade Center de Nueva York y del Pentágono conmocionaron a la población mundial. Un acontecimiento que sigue dando forma al mundo. Este día, también llamado 9/11 en inglés, dio lugar a numerosas guerras y permitió a los gobiernos ampliar masivamente el control de sus propias poblaciones en todo el mundo.

loading...

Según el relato oficial del gobierno estadounidense y de los principales medios de comunicación, 19 terroristas secuestraron cuatro aviones en la mañana del 11 de septiembre. Dos aviones se estrellaron contra las torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, que se derrumbaron poco después. Un tercer avión se estrelló contra el Pentágono, sede del Departamento de Defensa estadounidense. Un cuarto avión se estrelló cerca de Pittsburgh. En los atentados murieron 2.989 personas. Inmediatamente después de los atentados, el gobierno estadounidense y los medios de comunicación presentaron a Osama bin Laden y a la organización terrorista Al-Qaida como los autores de los atentados.

1.¿Se ajusta esta versión oficial del gobierno estadounidense y de los principales medios de comunicación a un escrutinio exacto? Numerosos hechos, opiniones de expertos, investigaciones y testimonios de testigos oculares ponen en entredicho la credibilidad de la versión oficial del gobierno.

¿Colapso de las Torres Gemelas por demolición controlada?

Numerosos resultados de investigaciones y otros factores apuntan a una demolición controlada. Por ejemplo, un equipo internacional de investigadores dirigido por el químico Dr. Niels Harrit, de la Universidad de Copenhague, encontró grandes cantidades del explosivo nanotermita en los escombros de las Torres Gemelas en el curso de una investigación científica. En un artículo científico sobre sus investigaciones, los investigadores concluyen que los dos aviones secuestrados no provocaron los derrumbes, sino que se colocaron explosivos en los edificios con antelación.

El conserje del World Trade Center, William Rodríguez, hizo la siguiente declaración notable:

“La primera explosión fue en el sótano B2. Había seis sótanos en el edificio. Incluso antes de que el avión chocara contra el edificio. […] Yo estaba allí, rescatando gente, que también presenté a la Comisión del 11-S, que es la comisión que se creó para investigar todo el asunto. Pero no fueron escuchados ni una sola vez. […] Fui conserje durante 20 años y tenía la única llave maestra del 11-S”.

Los bomberos y cientos de testigos oculares que informaron de explosiones y estallidos no fueron incluidos en el relato oficial del gobierno. Lo que sigue sin explicarse de la versión oficial del gobierno es el hecho de que el hormigón de las Torres Gemelas quedó pulverizado (¡!) por el derrumbe.

WTC 7

El World Trade Center 7 no estaba situado directamente en la Zona Cero, sino al norte, fuera del recinto.

Poca gente sabe que este rascacielos también se derrumbó el 11 de septiembre, aunque no fue alcanzado por ningún avión. Se derrumbó verticalmente, como suele ocurrir cuando un edificio vuela por los aires.

2.A la vista de estos hechos, que hablan en favor de una demolición controlada, surgen inevitablemente las siguientes preguntas:

¿Quién es el propietario del World Trade Center?

¿Quién era el responsable de la seguridad de este complejo de edificios?

¿Hay indicios que personas supieran estos acontecimientos con antelación?

Construcción del World Trade Center en Nueva York

A finales de los años 50, el banquero y estratega mundial David Rockefeller hizo campaña a favor de la construcción del World Trade Center. En 1958, Rockefeller fundó y presidió la Downtown-Lower Manhattan Association. Recibió un gran apoyo para la construcción por parte de su hermano Nelson Rockefeller, que por entonces era gobernador de Nueva York. Por este motivo, los tabloides neoyorquinos bautizaron las Torres Gemelas con los nombres de “Nelson” y “David”.

David Rockefeller, fallecido en 2017, formó parte de la junta directiva del Consejo de Relaciones Exteriores desde 1949 y más tarde lo presidió. Hasta el día de hoy, el CFR, es decir, el Consejo de Relaciones Exteriores, mueve los hilos como una especie de gobierno en la sombra. Desde este centro de control estratégico se dirige la administración estadounidense con el objetivo de hacer avanzar el gobierno mundial previsto por David Rockefeller y el CFR, también llamado Nuevo Orden Mundial.

Una primera pista sobre los autores intelectuales del 11-S la proporciona la extraordinaria declaración del galardonado cineasta estadounidense Aaron Russo en 2009, poco antes de su muerte: “Tenía un amigo, Nick Rockefeller. […] Cuando me presentó al gobernador en Nevada, se puso en contacto conmigo a través de un abogado y nos hicimos amigos. […] Fue él quien me dijo -once meses antes de que iba ha ocurrir el 11-S- que habría un acontecimiento. Nunca me dijo en qué consistiría ese acontecimiento. Pero ese acontecimiento iba a ir seguido de una invasión de Afganistán por parte de Estados Unidos para construir oleoductos desde el Mar Caspio. Invadiríamos Irak para tomar los campos petrolíferos y establecer bases militares en Oriente Próximo, para que todo formara parte del Nuevo Orden Mundial. […] Recuerdo que me dijo que veríamos soldados buscando gente en cuevas de Afganistán y Pakistán. Habrá una guerra contra el terrorismo en la que no habrá un enemigo real. Todo será un gigantesco engaño; una excusa para que el gobierno controle al pueblo estadounidense. […] Toda la guerra contra el terrorismo es un engaño, una farsa. […] El objetivo final que esta gente tiene en mente es la creación de un gobierno mundial – dirigido por la industria bancaria, por los banqueros. […] La agenda es crear un gobierno mundial e implantar un chip RFID en cada ciudadano. Todo el dinero estará sólo en estos chips. No habrá más dinero en efectivo. Y Rockefeller me dijo directamente que quieren lograr eso”.

¿Por qué Nick Rockefeller conocía de antemano el 11-S y los planes de guerra que le siguieron? Nick Rockefeller, visto aquí con Aaron Russo, es también miembro del CFR.

¿Quién es el propietario del World Trade Center?

El multimillonario Larry Silverstein alquiló unos terrenos frente al complejo del World Trade Center en la década de 1980 y construyó en ellos el rascacielos WTC 7, que se inauguró en 1987.

Silverstein también firmó un contrato de arrendamiento de 99 años para las torres gemelas del World Trade Center seis semanas antes del 11-S. Al mismo tiempo, contrató una póliza de seguros que también se aplicaría en caso de atentados terroristas. Al final, se benefició del 11-S, ya que recibió 1.100 millones de dólares adicionales a la suma acordada en el seguro, que ascendía a 3.500 millones de dólares.

¿Cómo lo consiguió? Silverstein reclamó a la compañía de seguros dos veces la suma asegurada acordada, ya que las Torres Gemelas habían sido destruidas por dos aviones -según Silverstein, por tanto, por dos sucesos independientes-. Pudo utilizar la suma que recibió de la compañía de seguros para reconstruir el World Trade Center.

Larry Silverstein es también un buen amigo de David Rubenstein, actual presidente del CFR.

3.La Comisión oficial del 11-S investigó las causas y el trasfondo del 11-S entre 2002 y 2004.

¿Hasta qué punto es independiente y fiable esta Comisión del 11-S?

¿Existen vínculos entre la Comisión del 11-S y los círculos de personas mencionados?

El presidente estadounidense George W. Bush se negó inicialmente a aprobar una comisión independiente. En noviembre de 2002, la Casa Blanca accedió finalmente, pero con el pretexto de que el propio Bush nombraría al presidente de la comisión. Bush nombró entonces al ex Secretario de Estado Henry Kissinger, de entre todas las personas, para presidir la Comisión. Kissinger era hasta la muerte de David Rockefeller, uno de sus amigos más íntimos y está considerado uno de los estrategas globales más importantes en lo que respecta al establecimiento de un Nuevo Orden Mundial. Kissinger es también miembro del CFR y formó parte de la Junta del CFR de 1977 a 1981.

Kissinger tuvo que dimitir como presidente de la Comisión del 11-S al poco tiempo porque no quería hacer públicos los clientes de su empresa de consultoría económica.

El presidente Bush nombró entonces a Thomas Kean como nuevo presidente. Lee Hamilton se convirtió en su vicepresidente. Tanto Thomas Kean como Lee Hamilton son miembros del CFR.

La Comisión del 11-S realizó principalmente las entrevistas públicas a los testigos y emitió declaraciones sobre el curso de la investigación. El trabajo real, solicitar, recopilar y evaluar los documentos pertinentes y redactar el informe final, fue responsabilidad de una plantilla de 78 personas. Esta estaba encabezada por Philip Zelikow como Director Ejecutivo. Zelikow escribió la historia oficial sobre el 11-S. Cómo no podía ser de otra manera: Philip Zelikow es también miembro del CFR.

George W. Bush también se negó durante mucho tiempo a hacer públicos los informes secretos de inteligencia que recibió en las semanas previas a los incidentes del 11-S. Luego, en noviembre de 2003, se llegó a un compromiso. La Casa Blanca sólo concedió a los dos comisarios Philip Zelikow y Jamie Gorelick acceso a los informes de inteligencia que recibió Bush. Además de Zelikow, Jamie Gorelick también es miembro del CFR.

La Comisión del 11-S realizó principalmente las entrevistas públicas a los testigos y emitió declaraciones sobre el curso de la investigación. El trabajo real, solicitar, recopilar y evaluar los documentos pertinentes y redactar el informe final, fue responsabilidad de una plantilla de 78 personas. Esta estaba encabezada por Philip Zelikow como Director Ejecutivo. Zelikow escribió la historia oficial sobre el 11-S. Cómo no podía ser de otra manera: Philip Zelikow es también miembro del CFR.

George W. Bush también se negó durante mucho tiempo a hacer públicos los informes secretos de inteligencia que recibió en las semanas previas a los incidentes del 11-S. Luego, en noviembre de 2003, se llegó a un compromiso. La Casa Blanca sólo concedió a los dos comisarios Philip Zelikow y Jamie Gorelick acceso a los informes de inteligencia que recibió Bush. Además de Zelikow, Jamie Gorelick también es miembro del CFR.

4.El 11-S fue el detonante de la “guerra contra el terrorismo”. Sólo gracias a estos acontecimientos y al miedo al terrorismo que desencadenaron, la población estadounidense y el mundo occidental aceptaron una acción militar dirigida por Estados Unidos.

El 20 de septiembre de 2001, el Presidente Bush anunció la “guerra contra el terror” en un discurso: “Nuestra guerra contra el terror comienza con Al-Qaeda, pero no terminará ahí. […] Los estadounidenses deben prepararse no para una batalla, sino para una campaña prolongada como no hemos visto antes”.

Un estudio realizado en 2023 por el Instituto Watson de la Universidad Brown muestra claramente que las guerras estadounidenses han costado 4,5 millones de vidas desde el 11-S.

5.El gabinete de George W. Bush dirigió esta “guerra contra el terror” tras el 11-S con millones de muertos. Basándose en los hechos, uno puede ver no sólo las conexiones entre el CFR y la Comisión del 11-S, sino también entre el CFR y la administración Bush.

El cercano equipo de gobierno del presidente de EEUU George W. Bush, formó la administración de la guerra contra el terror. Estaba compuesto de la siguiente manera:

Presidente: George W. Bush, Vicepresidente: Dick Cheney, Secretario de Estado: Colin Powell, Secretario de Defensa: Donald Rumsfeld, Subsecretario de Defensa y Asesor Político del Presidente Bush: Paul Wolfowitz y la Asesora de Seguridad Nacional: Condoleezza Rice.

De ellos, cuatro eran miembros del CFR en el momento en que ocupaban sus cargos:

Dick Cheney, Colin Powell, Paul Wolfowitz y Condoleezza Rice.

A través de revelaciones como las del masón italiano de alto grado Gioele Magaldi, se sabe que casi todo el equipo gubernamental fue iniciado en la masonería al mismo tiempo. Los miembros de la logia masónica original Hathor Pentalpha son George W. Bush, Dick Cheney, Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz y Condoleezza Rice. El posterior presidente estadounidense Barack Obama, que siguió impulsando la guerra contra el terrorismo, también es miembro de la logia primigenia Maat, junto con el actual presidente estadounidense Joe Biden y Bill y Hillary Clinton. Estas Logias Originales, en las que se organiza la Masonería de Alto Grado, también persiguen en su trabajo el establecimiento de un “Gobierno Mundial Único”.

El líder terrorista Osama bin Laden fue presentado como el principal cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Gioele Magaldi reveló que Osama bin Laden es también masón de alto grado y miembro de la logia “Hathor Pentalpha”, junto con casi todos los políticos del gobierno de EE.UU. en la época del 11-S. Bin Laden fue iniciado originalmente en la logia masónica “Three Eyes”, fundada en 1968 por David Rockefeller, Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski. Además de Osama bin Laden, George Bush padre, Dick Cheney, Condoleezza Rice y Nelson Rockefeller también forman o formaron parte de esta logia secreta. El actual presidente del CFR, David Rubenstein, y el presidente a largo plazo del CFR, Richard Haass, también forman parte de la logia original de los “Three Eyes”.

Los hechos y conexiones revelados en este programa requieren una verificación urgente ante un tribunal independiente. En particular, los vínculos con el CFR así como con la familia Rockefeller y los crímenes de guerra desencadenados por el 11-S con millones de muertos requieren una investigación y un castigo justo ante un tribunal independiente. El verdadero trasfondo del 11-S saldrá a la luz pública, al igual que el plan para establecer un gobierno mundial. Sólo así es posible que estos cerebros no sigan subyugando a los pueblos desprevenidos y que la gente reconozca a tiempo sus planes engañosos en el futuro y les ponga fin.

Por lo tanto, les rogamos que distribuyan este programa con su contenido explosivo al mayor número posible de personas de su entorno.     

Kla. TV

Visto en: Ejército Remanente

loading...

Deja un comentario