Los extraterrestres serían bio-robots controlados a distancia, según revela informe de una autopsia

Traducido de  secretchina.com por Tierra Pura.org

loading...

A lo largo del tiempo, se han visto cientos de fotografías que contienen supuestas imágenes de  extraterrestres y, por tanto, se tiene una impresión de ellos. Pero, ¿cuáles son las características biológicas de los extraterrestres?. 

El teniente coronel Philip Corso, que trabajó en la División de Tecnología de Ultramar de la Agencia de Investigación y Desarrollo del Ejército de Estados Unidos, ha tenido acceso a mucha información clasificada relacionada con los extraterrestres. Ha dado algunos relatos muy singulares al respecto.

Hablando del examen de los cuerpos de los alienígenas, el Coronel Corso recordó: “Después de una experiencia increíble en la base militar de Fort Riley, Kansas, gradualmente me olvidé de eso. Más tarde en la oficina del Pentágono empecé a recordar esto después de ver los documentos clasificados que El general Trudeau recibió. En estos documentos hay registros detallados de los registros anatómicos de los extraterrestres en el Hospital del Ejército Walter Reed”.

A estos documentos se adjuntaron fotografías de criaturas casi idénticas a las que vio el teniente coronel Corso en ese hospital. Solo que las fotos mostraban más descomposición y daños en todo el cuerpo en comparación con los cadáveres de los alienígenas que el teniente coronel Corso había visto en su momento. El informe de la autopsia lo describió así: “Los corazones y los pulmones de estas criaturas eran mucho más grandes que los de los humanos, y sus huesos en particular, aunque más pequeños, eran mucho más resistentes que los de los humanos”.

Los huesos, la piel y los órganos internos de los alienígenas tienen una estructura atómica diferente en muchos aspectos en comparación con los de los humanos. El informe de la autopsia lo describe así: “Aunque el corazón estaba muy deteriorado, a diferencia de los humanos, tenía una función de almacenamiento además de su función de bomba para transportar la sangre”.

También se describe que los pulmones de los alienígenas son “inusualmente grandes porque tienen una función de almacenamiento que les permite inhalar grandes cantidades de aire y así conservarlo para utilizarlo en momentos de extrema necesidad”.

Además, señala que sus corazones y pulmones son mucho más grandes que los de los humanos. Esto significa que su metabolismo es más lento.

En otras palabras, su forma de progresar en el tiempo es quizá más lenta que la de los humanos. Podría decirse que esto les permite adaptarse a los vuelos cósmicos de larga distancia. La dureza de sus esqueletos podría explicarse por el hecho de que así podían hacer frente a la enorme gravedad.

Al respecto, el teniente coronel Corso señala: “A partir de este conjunto de circunstancias, creo que tales alienígenas no son tanto el tipo de supuestas criaturas en las que pensamos, es más el tipo que se usa para la navegación espacial, ‘bio robot controlado remotamente’”.

Durante el incidente de Roswell, los soldados que entraron en la cabina del platillo volador informaron de que no se podía encontrar nada parecido a comida en la cabina, ni las cocinas y los aseos que solemos tener los humanos. Dada esta situación, el teniente coronel Corso especuló que los alienígenas podrían haber estado tomando la energía que necesitaban de alguna otra manera.

Más tarde, también se divulgaron en los medios algunas imágenes de autopsias extraterrestres. Entonces, ¿es esto lo mismo que reveló el teniente coronel Corso? “Para mí, no puedo decir si las imágenes son reales o no, pero es un poco diferente de las cabezas alienígenas que he visto”, dijo Corso. “Los extraterrestres que he visto. La cabeza humana es más grande, los ojos, la nariz y la boca de la cara parecen estar concentrados en la parte inferior de la cara. Sus globos oculares parecen ser más como bombillas. Además, las manos de los extraterrestres que he visto solo tienen cuatro dedos, sin pulgar. Lo que ves en la televisión tiene seis dedos”.

El teniente coronel Corso también señaló: “En el informe de la autopsia no se describen los órganos sexuales de los extraterrestres, lo que quizá signifique que éstos no tenían nada parecido a órganos sexuales. Y este punto es una de las bases de mi teoría de los llamados “bio-robots controlados a distancia”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: