¿Planea EE.UU. atacar Siria nuevamente tras el supuesto ataque químico en la ciudad de Duma?

Residentes de Duma pasan junto a edificios destruidos, el 24 de noviembre de 2013.

Por RT

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, declaró que examinarán las posibles acciones en relación con los informes sobre el presunto ataque con armas químicas en la ciudad siria de Duma.

Un grupo rebelde sirio acusó el sábado al Ejército del Gobierno sirio de haber arrojado una bomba de barril que contenía químicos venenosos sobre civiles en Duma (Guta Oriental). Múltiples reportes en las redes sociales sobre el supuesto ataque químico difieren respecto a la cantidad de posibles víctimas mortales y se refieren a datos no confirmados.

Respuestas de la comunidad internacional

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha condenado este domingo en su cuenta de Twitter el supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma y ha exigido acceso al área.

El mandatario estadounidense ha calificado de “sinsentido” el supuesto ataque que ―asegura― ha dejado “muchos muertos, incluyendo a mujeres y niños”, mientras el área se encuentra “bloqueada y rodeada por el Ejército sirio”, por lo que es “completamente inaccesible para el mundo exterior”. Asimismo, ha aseverado que “el presidente Putin, Rusia e Irán son responsables de respaldar al animal de Assad”.

Mientras tanto, el equipo de Trump en seguridad nacional examinará este domingo las posibles acciones en relación con los informes del presunto ataque con armas químicas, según destacó el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin.

Otra rápida reacción sin esperar las confirmaciones ha llegado de parte del aliado más cercano de EE.UU., Reino Unido.

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, también ha condenado el supuesto ataque con armas químicas y ha demandado una respuesta y una investigación de la comunidad internacional sobre lo que supuestamente sucedió en Duma. “Los últimos informes deben ser investigados urgentemente y la comunidad internacional tiene que responder”, ha subrayado en comunicado de prensa.

Según Johnson, “los responsables del uso de armas químicas perdieron toda la integridad moral y deben rendir cuenta de ello“.

Un hombre recoge muestras después de un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun, en Siria, el 5 de abril de 2017. / Omar haj kadour / AFP

Siria niega las acusaciones de un ataque químico en Guta Oriental

Por su parte, Siria ha negado que las fuerzas gubernamentales hayan lanzado un ataque químico en la ciudad de Duma.

Algunos medios de comunicación, conocidos por su apoyo a los terroristas, “están repitiendo las acusaciones” contra las fuerzas gubernamentales de que supuestamente usó armas químicas, en “un intento descarado de obstaculizar el avance del Ejército“, informó la agencia estatal SANA, citando a una fuente oficial.

Advertencias de provocaciones, un pretexto para atacar

Rusia ha informado en repetidas ocasiones sobre la preparación por parte de grupos radicales de posibles provocaciones con la utilización de armas químicas en territorio sirio con el fin de culpar a las autoridades oficiales.

El 13 de marzo, el jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, Valery Gerasimov, informó que los militares rusos tienen información de que milicianos extremistas en Guta Oriental intentaban preparar una provocación mediante la escenificación del uso de armas químicas.

Advirtió además que EE.UU. podría usar esta provocación como excusa para culpar al Gobierno sirio y atacar los distritos gubernamentales de Damasco. “Washington planea lanzar un ataque con misiles contra los distritos gubernamentales de Damasco“, subrayó por entonces.

Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia indicó en un comunicado que el objetivo de las informaciones sobre el supuesto uso de sustancias venenosas por parte de las tropas sirias es “proteger a los terroristas” y “justificar posibles ataques desde el exterior“.

Bombardeo de EE.UU. a Siria

En abril del año pasado Washington acusó a Damasco de usar armas químicas contra la localidad de Jan Sheijun y, con el objetivo de ‘castigarlo’, EE.UU. lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea siria de Shayrat (provincia de Homs) desde dos destructores situados en el mar Mediterráneo.

Washington usó como justificación para llevar a cabo esta agresión el ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun (provincia de Idlib) que, según la Administración Trump, fue perpetrado por las fuerzas gubernamentales sirias, a pesar de que todavía no ha concluido la investigación del caso.

En ese entonces, el canciller ruso Serguéi Lavrov tildó el ataque contra la base aérea siria de un “acto de agresión con un pretexto inventado“, y sostuvo que EE.UU. “no se ha tomado la molestia de mostrar hecho alguno que demuestre el ataque químico en Idlib”.

Un edificio destruido en Jan Sheijun, Siria.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: