Primero la oveja Dolly, ahora monos, ¿cuál es el límite de la clonación?

Por Sputnik

Hace 20 años el mundo se despertaba con la noticia de la primera clonación. Desde entonces la oveja Dolly se convirtió en ícono de este avance científico. Recientemente, un grupo de investigadores chino dio a conocer la clonación de los primeros primates. Un anuncio que nos enfrenta al dilema ético: la clonación de seres humanos.

Zhong Zhong y Hua Hua son los primeros primates clonados del mundo. Estos monos se lograron bajo la misma técnica que hace 20 años se empleó para la oveja Dolly.

Los investigadores emplearon 149 embriones, de los cuales 79 sobrevivieron en el laboratorio y, solo 2 lograron nacer y sobrevivir.

Hasta el momento la clonación en primates se había encontrado con límites biológicos. Pero al derribarse esta barrera, nuevamente se plantea la posibilidad de la clonación reproductiva en seres humanos, al pertenecer a la misma especie de mamíferos.

Sin embargo, como sucedió hace dos décadas, el límite sigue siendo ético. Para Luis Miguel Pastor, presidente de la Asociación Española de Bioética y Ética Médica, esto es algo que ya se dilucidó en el pasado.

“A nivel general en la bioética y también en el ámbito jurídico se llegó a un consenso bastante claro que en el aspecto (de la clonación) reproductiva esta no se debería realizar”, explicó a Sputnik Pastor, quien también es catedrático de Biología Celular en la Universidad de Murcia.

Existen legislaciones internacionales que establecen parámetros para este tipo de investigaciones. En 2005, la Asamblea General de la Naciones Unidas adoptó una declaración sobre la clonación humana, en la que pidió a los Estados miembros prohibir todas las formas de duplicación que sean incompatibles con la dignidad y la protección de la vida humanas.

También la Unión Europea cuenta con el Convenio de Oviedo, que establece parámetros respecto a estas técnicas.Lo complejo sucede en países en los cuales existen lagunas legales, como en el caso de China, donde se llevó a cabo esta clonación.

“Es también una labor por parte de la comunidad científica hacer ver a estos países, no solamente a China, sino también a otros, que tienen que darse cuenta que tienen que frenar estas acciones”, señaló Pastor. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: