Quimioterapia forzada en adolescente multiplicará por diez su riesgo de muerte

Por   / Natural News

Traducido por @dacha1953 para Periodismo Alternativo

La Corte Suprema de Connecticut ordenó recientemente a una joven de 17 años de edad con linfoma de Hodgkin a someterse a tratamientos de quimioterapia en contra de su voluntad; lo que representa una violación flagrante de la libertad médica y de la elección personal. El tratamiento, de acuerdo con la literatura médica, en lugar de ayudarla va a causarle más sufrimiente camino hacia una anunciada muerte prematura.

Cassandra “C” fue noticia nacional cuando rechazó el protocolo estándar de tratamiento para su cáncer -la quimioterapia-, también conocida como un envenenamiento deliberado de todo su cuerpo con sustancias químicas cancerígenas con el supuesto propósito de eliminar el cáncer. Cassandra analizó su situación y decidió no tomar el tratamiento tóxico, decisión que su madre apoyó, y el drama familiar parecía concluido.

Pero el Estado no estuvo de acuerdo, argumentando que Cassandra no tiene la edad suficiente para decidir por sí misma; por lo cual es el gobierno quien debe tomar la decisión. La cuestión fue finalmente llevado a los tribunales, que declaró que Cassandra, con su decisión, había demostrado que no era capaz de determinar qué era lo mejor para su cuerpo.

Al parecer no importa que la quimioterapia produzca una serie de efectos secundarios dañinos, o que los individuos sean protegidos por la Constitución cuando se trata de tomar decisiones personales: si el estado dice que te sometas a quimioterapia, entonces la recibirás. Es esta la nueva “libertad” en Estados Unidos: libertad para hacer lo que dicen los “amos y señores”, o enfrentarse a posibles penas de cárcel o al secuestro de sus hijos por mandaderos insensibles al servicio de los intereses del Estado.

La mayoría de los niños que sobreviven a la quimioterapia sufren los efectos toda su vida

Si los tribunales se hubieran molestado en mirar la los antecedentes de la quimioterapia, sobre todo en lo que respecta al linfoma de Hodgkin, se habrían dado cuenta de que el tratamiento no es realmente eficaz; ya que a menudo deja a los pacientes qexpuestos a enfermedades graves. Los defensores del tipo de abuso médico impuesto por el Estado a Cassandra, afirman que el Hodgkin es “altamente curable” con la quimioterapia, sim importarles el hecho de que casi el 70 % de los “sobrevivientes” sufren efectos secundarios devastadores mucho antes de alcanzar los 50 años de edad.

Adicionalmente, en el estudio “Supervivencia al Cáncer en la Niñez” (CCSS, por sus siglas en inglés), hasta ahora la evaluación más completa sobre mortalidad asociada a la quimioterapia, reveló que los pacientes con cáncer, menores de 21 años, que fueron tratados mediante este método, tuvieron 10 veces más probabilidades de morir en comparación con los demás.

Durante años, la industria del cáncer le ha estado mintiendo a la opinión pública acerca de la efectividad de la quimioterapia, citando estadísticas de cinco años de supervivencia como prueba irrefutable de que el tratamiento funciona. Pero lo que no dicen es que, al cabo de ese lapso, la gran mayoría de los pacientes recaen en formas más agresivas de cáncer, diferentes de las que les fueron tratadas originalmente.

“Ella no podrá tener hijos, ya que eso afecta todo su cuerpo”, declaró Jackie, la madre de Cassandra, a los medios de comunicación argumentando la decisión de su hija de rechazar la quimioterapia. “La quimio mata todo en su organismo. Ella lo sabe”. “Se trata de sus derechos humanos, su derecho constitucional a no intoxicar su cuerpo. Ha sido despojada de sus derechos,viéndose obligada a exponerse a la quimioterapia. Son sus derechos los que le han negado. Ella no quiere envenenar en su cuerpo”.

Fuentes:
http://www.greenmedinfo.com
http://www.washingtonpost.com
http://www.thepetitionsite.com
http://www.naturalnews.com
http://science.naturalnews.com

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: