Reconocido astrólogo predice un inminente terremoto destructivo en la Costa Oeste de los Estados Unidos

Por Mundo Esotérico y Paranormal

En la antigüedad, los astrólogos miraban las estrellas en busca de algún augurio que mostrara cómo afectaría a la Tierra. Lo que muchas personas desconocen es que, en esencia, la palabra “desastre” significa que las “estrellas están en discordia”. Entonces, dicho esto ¿es posible predecir terremotos con la astrología?

La respuesta a esta pregunta fue investigada a finales de la década de 1980 por Judith Hill y Mark Polit. Estos investigadores descubrieron una “única”condición cósmica que podría desencadenar grandes temblores. La investigación de Hill y Polit encontró que las regiones geográficas son tan únicas como las personas. Diseñaron sus experimentos alrededor de las regiones sísmicas donde ocurren grandes terremotos.

Pero su investigación fue más allá de lo esperado, y los resultados determinaron que habría un terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter o superior en el área de la bahía de San Francisco, dentro de un período detallado de seis meses en 1989. Los investigadores estaban tan convencidos de los resultados de su investigación que decidieron abandonar su casa en Berkeley, California. Y así fue, poco después ocurrió el famoso terremoto de 7.1 en Loma Prieta el martes 17 de octubre de 1989.

Entonces la respuesta es sí, ha quedado demostrado que se pueden predecir grandes eventos sísmicos, con meses de antelación en una región precisa, con la astrología. Y ahora, el reconocido astrólogo Frank Hoogerbeets afirma que un destructivo terremoto de magnitud 9 sacudirá la Costa Oeste de EE. UU. y Canadá entre el 21 de febrero y el 7 de marzo.

La Costa Oeste de los Estados Unidos en peligro

Frank Hoogerbeets, el reconocido astrólogo holandés, ha advertido a los habitantes estadounidenses que viven en la Costa Oeste que se preparen para un gran terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter. Hoogerbeets afirma que se producirá una extraña alineación planetaria entre el 21 de febrero y el 7 de marzo. Insiste en que la atracción gravitatoria aumentará la actividad sísmica y que existe un “potencial único para que ocurra un terremoto de magnitud de magnitud 8 o incluso de 9″.

El reconocido astrólogo holandés explica en un vídeo publicado en YouTube que una extraña alineación planetaria provocará un aumento en la actividad sísmica a partir del 21 de febrero. En las fechas mencionadas, habrá tres alineaciones planetarias. Hoogerbeets revela que la misma alineación planetaria coincide con la los terremotos más grandes en el mundo. Afirma que la misma alineación ocurrió durante el terremoto de magnitud 9.5 en Chile en 1960, el terremoto de 9.2 en Alaska en 1964 y el terremoto de magnitud 9.3 en Sumatra en 2004.

De todas las fechas durante ese período, Hoogerbeets está más preocupado por el 4 y 5 de marzo. Según él astrólogo, estas fechas son muy importantes, sobre todo porque el 4 de marzo habrá seis alineaciones planetarias. Este fenómeno astrológico es altamente irregular y único. Además de eso, habrá una alineación cuádruple que implica a Júpiter, Marte, el Sol y Mercurio. Dado este escenario, predice un aumento en la actividad sísmica el 5 de marzo. Agrega que esta convergencia es la más poderosa de todas las alineaciones que ha visto en los últimos tres años.

Además, Hoogerbeets dice que los recientes temblores que se han sentido en Vancouver y el sur de California son signos de una mayor actividad sísmica. El 14 de enero, la isla de Vancouver experimentó tres leves terremotos. Primero hubo un terremoto de magnitud 4.2, seguido de terremotos de magnitud 4.3 y otro de 4. También ha querido aclarar que no está afirmando que este evento vaya a ocurrir, pero que hay una gran posibilidad de que suceda. Otro detalle a tener en cuenta es que el “gran terremoto” ya debería de haber sacudido la Costa Oeste.

La ciencia respalda la predicción de Hoogerbeets

Parece ser que los científicos están de acuerdo con la predicción de Hoogerbeets, o por lo menos en parte. Según una reciente investigación, el mundo podría experimentar un aumento en el número de fuertes terremotos en 2018 y en los próximos años. Roger Bilham, de la Universidad de Colorado y Rebecca Bendick, de la Universidad de Montana, que recientemente presentaron sus investigaciones en la conferencia anual de la Sociedad Geológica de Estados Unidos, argumentaron que existe una clara correlación entre la velocidad de la rotación de la Tierra y la actividad sísmica mundial.

Según explican estos científicos, en cinco ocasiones en el siglo pasado, un aumento del 25 al 30 por ciento en el número anual de terremotos de magnitud 7,0 o superior ha coincidido con una disminución en la velocidad de rotación media de la Tierra, con una disminución correspondiente en los momentos en que la duración del día es más corta. Las fluctuaciones en la rotación de la Tierra son pequeñas, cambiando la duración del día en varios milisegundos, pero estos pequeños cambios podrían ser suficientes para liberar grandes cantidades de energía subterránea.

Sin embargo, en cuanto a la validez de la afirmación de Hoogerbeets de que la alineación planetaria afecta la actividad sísmica, el astrónomo Phil Plait tiene otra opinión diferente. Dice que no hay manera de que la alineación de los planetas pueda causar un terremoto en la Tierra. Es más, si ocurriese un terremoto de magnitud 9 como predice Hoogerbeets, no tendría nada que ver con la alineación planetaria. Y ahora nosotros nos preguntamos: ¿Entonces que sería casualidad?

Bueno, controversias a un lado, esperemos que la predicción de Hoogerbeets no se cumpla y que en un futuro próximo no debamos escribir “que un reconocido astrólogo predijo un terremoto de gran magnitud en la Costa Oeste de los Estados Unidos, donde miles de personas perdieron sus vidas”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: