“Rusia busca evitar un guión militar con consecuencias catastróficas en Corea”

Por Sputnik

Rusia se opone al uso de la fuerza en la península de Corea y está interesada en una solución pacífica de la crisis actual, declaró el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

El ministro ruso recordó que a pesar de que el presidente de EEUU, Donald Trump, expresó su disposición de reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, algunos representantes de la Casa Blanca siguen insistiendo en la necesidad de presionar más a Pyongyang.

Según Lavrov, “no es muy admisible en la diplomacia”.“Cuando se acuerda una reunión, se intenta mantener este acuerdo en vigor en vez de llamar a las acciones que pueden ser calificadas como provocaciones encaminadas a frustrar la cumbre”, explicó.

Sin embargo, “es un asunto de la administración estadounidense, y por nuestra parte, lo vigilamos todo atentamente, e igual que todos los demás, estamos interesados por resolver [la crisis] de manera pacífica y evitar un guión militar con consecuencias catastróficas en la península de Corea”, dijo.

Recordó que Rusia limita con Corea del Norte, y varias localidades e instalaciones industriales rusas “están muy cerca” del territorio norcoreano.

“Si pasa algo y empiezan acciones militares, no estaremos nada contentos”, agregó

Lavrov señaló que precisamente por ello Rusia, junto con China, propone centrar los esfuerzos en una solución política.

“Periódicamente analizamos este enfoque con todos los países que participaron, y espero que participarán en las negociaciones a seis bandas, entre ellas Japón”, añadió.Rusia saluda los futuros contactos entre los líderes de EEUU y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, así como la próxima cumbre intercoreana, declaró Serguéi Lavrov.

“Aprobamos y deseamos el éxito de los próximos contactos, sobre todo, a la cumbre intercoreana, que, como dijeron nuestros compañeros, se celebrará en abril, nos sentimos alentados por la disposición de los líderes de EEUU y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, a celebrar una reunión personal”, dijo Lavrov a la prensa japonesa y vietnamita.

Agregó que Rusia también saluda los avances logrados durante los Juegos Olímpicos en Pyeongchang.

“A nuestro modo de ver, estos avances se deben a que las partes asumieron la responsabilidad de aprovechar la tregua olímpica e intercambiar señales muy positivas”, subrayó el canciller.

El ministro ruso no descartó que las futuras negociaciones puedan resultar obstaculizadas por posibles discrepancias de opiniones de la Casa Blanca y el Departamento de Estado de EEUU, después de que Rex Tillerson abandone el cargo de canciller y lo ocupe Mike Pompeo.

A la vez expresó la sorpresa de Moscú ante el hecho de que el 15 de marzo EEUU bloqueara en el Consejo de Seguridad de la ONU la declaración propuesta por Rusia y China, que apoyaría los acuerdos “sobre la celebración de la cumbre intercoreana, la posibilidad de la reunión de los líderes de Corea del Norte y EEUU”, y valoraría las medidas “encaminadas a aliviar las tensiones militares y conseguir una solución política” del problema coreano.

El director de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, anunció la semana pasada, tras una visita a Pyongyang que el dirigente norcoreano estaba dispuesto a celebrar una reunión cara a cara con Trump para dialogar sobre la desnuclearización de la península y la normalización de las relaciones.

La Casa Blanca confirmó luego que el mandatario estadounidense se reunirá con su par norcoreano en un lugar y una fecha que se darán a conocer más tarde.Según las expectativas, la cumbre tendrá lugar antes de mayo próximo.

Las negociaciones entre EEUU, China, Rusia, Japón y las dos Coreas se desarrollaron desde 2003 hasta 2007 y quedaron paralizadas en 2009 cuando Pyongyang, molesto por el recrudecimiento de las sanciones internacionales en respuesta a sus pruebas nucleares y de misiles, se negó a continuar el diálogo. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: