Si continuamos vacunando, el virus va a mutar en algo muy infeccioso y virulento, advierte virólogo

Fuente: cienciaysaludnatural.com

Por Geert Vanden Bossche

Visto en: TierraPura.Org

Introducción

Ahora estamos en una especie de transición. Al principio Omicron, era muy suave, causaba una tasa de infección muy elevada, pero muy suave y ahora estamos viendo en un número de países, un número elevado de morbilidad y mortalidad, etc. Estoy advirtiendo, sobre la posibilidad de un número de variantes que no va a ser solo más infecciosas sino también más virulenta.

Lo que creo que está pasando ahora mismo es una especie de fase transitoria. En el caso de los vacunados, por supuesto, sabemos que las vacunas protegen hasta cierto punto de padecer una enfermedad muy grave, pero esto no significa que produzcan una inmunidad completa, pero algunas de estas personas tienen también una disminución de anticuerpos, y lo que sabemos,  es que ahora mismo existe más y más resistencia de la variante Omicron a la inyección. Esto significa que más y más personas no tienen anticuerpos neutralizantes.

Tenemos anticuerpos neutralizantes y anticuerpos no neutralizantes. Cuanto más elevada sea la resistencia a los anticuerpos neutralizantes, más fuertemente los anticuerpos no neutralizantes van a ir a adherirse al virus. En este momento tenemos muchas evidencias, evidencias indirectas de estudios que apuntan al hecho de que estos anticuerpos no neutralizantes podrían prevenir la virulencia del virus, podrían prevenir que el virus cause una enfermedad grave. Por tanto, algunas personas vacunadas se están apoyando en anticuerpos cada vez más escasos y están menos protegidos contra la enfermedad grave, ya que estos anticuerpos no neutralizantes están también disminuyendo.

Pero ésta no es aún una situación (grave),  con toda esta presión inmunológica, si continuamos vacunando, el virus va a mutar en algo muy infeccioso y virulento. Recordemos que incrementar la presión infecciosa es el único modo que el virus tiene para continuar replicándose. 

Las inyecciones no esterilizan y (el virus) va a encontrar alguna manera de incrementar la gravedad de la enfermedad y también de la infección para evadir la presión inmunológica que estamos ejerciendo sobre éste poniendo más vacunas, por ejemplo, o por la presión ejercida por la misma variante Omicron, que, siendo el mismo virus, es como una vacuna en una población que no tiene inmunidad.

Esto es efectivamente lo más preocupante, porque vamos a acabar en una especie de círculo vicioso donde vamos a incrementar la presión inmunológica si vacunamos a más y más gente, y al mismo tiempo teniendo Omicron circulando, vamos a estimular principalmente los anticuerpos no neutralizantes. ¿Por qué? Porque estamos en una situación donde tenemos una población mayoritariamente vacunada con mucha resistencia al virus. 

Los anticuerpos no neutralizantes inyectados también, y esto ha sido mostrado por un profesor francés estupendo Fantini que mostró que estos anticuerpos no neutralizantes cuando se adhieren al virus no solo no limitan su virulencia, sino que también aumentan las infecciones y la amplificación de la infección dependiente de anticuerpos, ADE.

Si los anticuerpos incrementan, los vacunados van a ser más susceptibles al virus, esto significa que las posibilidades de infectarse se incrementan y entonces la necesidad de vacunación extra se incrementa, y por tanto como puedes ver entramos en un efecto bola de nieve que va a ser cada vez más grande. Por este motivo creo que no va a pasar mucho más tiempo antes de que veamos en uno de los países con tasas de vacunación elevadas la irrupción de una variante más virulenta que se convertirá en la dominante.

Esto se debe al hecho de que la relación entre la presión infecciosa del virus y la presión inmunológica que la población está poniendo no se está entendiendo correctamente. Estoy hablando de la aparición de un virus que va a ser altamente infeccioso, virulento y resistente a las inyecciones COVID -19, y esto es muchísimo más dramático que los efectos secundarios, la inefectividad, etc.

Estoy hablando del futuro, por supuesto, pero esto es resultado hacia el que se está moviendo el virus. Hemos alterado de manera notoria el ecosistema, la relación entre el virus y su portador. La gente piensa que Omicron es la señal de que la pandemia está desapareciendo, pero esto no es para nada cierto, no se puede de ninguna manera acabar con una pandemia si no se es capaz de disminuir de manera dramática la presión infecciosa.

Ahora hay una presión infecciosa muy elevada y en los gráficos vemos que aunque los picos de infección disminuyan, no llegan al nivel de base y dos o tres semanas después vuelve a crecer, por tanto, la presión infecciosa es muy elevada y en esta situación no se puede de ninguna manera acabar con la pandemia.

El círculo vicioso es que estamos incrementando la presión inmunológica y debido a que la presión inmunológica se basa en anticuerpos no neutralizantes que se adhieren al virus, como ya dije, se produce una dependencia en los anticuerpos, un incremento de las infecciones, un incremento de susceptibilidad a las infecciones.

Esto supone un círculo vicioso que solo se puede interrumpir reemplazando lo antes posible estas campañas de vacunación masiva por la administración masiva de profilácticos antivirales virales o el virus va a hacer su trabajo y va a inducir la presión inmunológica.

Hemos tenido una progresión relativamente moderada entre Alfa, Beta, Gama y Delta. De Delta a Omicron (la progresión) fue muy rápida. Lo que estoy diciendo es que, si continuamos poniendo presión sobre este virus, cuanta más presión pongamos, la población se volverá más infecciosa o susceptible para la reinfección. Esto supone un callejón sin salida, (y esta situación) se va a acelerar tremendamente rápido. Si alguna de estas variantes surgiera en uno de los países con mayores tasas de vacunación no me sorprendería. No puedo imaginar que esto no pase en los próximos meses, estoy muy asustado al decir estohe escrito un documento muy detallado para la audiencia que está en nuestra web con estas predicciones y está basado en estudios científico publicados, por tanto, si los verificadores quieren verificar mis predicciones van a tener que verificar también estos artículos en revistas científicas revisados por pares, ya que estos artículos constituyen la base sobre la cual he desarrollado mis predicciones. Necesitamos predicciones porque si no sabemos lo que va a pasar en el futuro, no podemos anticiparnos.

La deficiente capacidad de las inyecciones Covid para neutralizar el virus en poblaciones altamente vacunadas contra Covid pronto podría conducir a una propagación fulminante de súper variantes de Sars-CoV-2 que son altamente infecciosas y altamente virulentas en los vacunados, al mismo tiempo que serían completamente resistentes a todas las vacunas Covid basadas en proteina pico existentes y futuras.

Mensaje clave

Creo que una serie de nuevas variantes del SARS-CoV-2 (SC-2) altamente virulentas y altamente infecciosas surgirán rápidamente en países altamente vacunados de todo el mundo y se propagarán a gran velocidad. Creo que el patrón actual de infecciones repetitivas y enfermedad relativamente leve en los vacunados se agravará pronto y sea reemplazado por enfermedad grave y muerte.

Desafortunadamente, no hay forma de que los vacunados puedan confiar en la asistencia de su sistema inmunitario innato para protegerse contra los coronavirus, ya que sus anticuerpos IgM innatos relevantes están siendo superados cada vez más por los anticuerpos (antibodies, Ab) vacunales que aumentan la infección, y se retiran continuamente debido a la circulación de variantes de Omicron altamente infecciosas. 

Por el contrario, la alta infecciosidad de Omicron permitiría a los no vacunados entrenar su defensa inmunitaria innata contra SARS-CoV-2 (SC-2), mientras que la capacidad infecciosa y patógena de las nuevas variantes de SARS-CoV-2 (SC-2) se debilitaría en los no vacunados dado que no tienen anticuerpos vacunales, (Abs) que aumenten la infección en su sangre. 

A menos que implementemos de inmediato campañas de profilaxis antiviral a gran escala en países altamente vacunados, no habrá duda de que la pandemia terminará cobrando un enorme número de vidas humanas .

Se ha informado que las variantes ‘más infecciosas’ rompen la protección contra la infección conferida por
los anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacuna. Aunque los vacunados ahora se han vuelto más susceptibles a la infección, sus anticuerpos vacunales aún los protegen en gran medida de enfermedades graves. Sin embargo, ahora se notifican cada vez más casos de hospitalización en personas totalmente vacunadas en algunos países altamente vacunados (p. ej., Reino Unido, Israel, Corea del Sur). Esto podría indicar que algunas variantes nuevas ahora están superando la protección (contra enfermedades graves) conferida por las inyecciones Covid y que puede ser solo cuestión de tiempo antes de que se incorporen mutaciones adicionales que permitan que una variante más virulenta reemplace a Omicron. 

La dinámica evolutiva de esta pandemia es muy sospechosa puede que la vacunación masiva cambie el curso de una
pandemia natural al promover la expansión en la prevalencia de variantes de escape inmunitario más infecciosas. Sería
importante poder verificar si la presión inmunitaria a nivel de la población inducida por este programa de inmunización a gran escala podría explicar las observaciones clínicas y epidemiológicas actuales, ya que
este conocimiento podría utilizarse posteriormente para predecir las próximas consecuencias de esta
intervención humana en tanto de salud individual como pública. 

El objetivo, por tanto, del presente trabajo es predecir las implicaciones biológicas potenciales del programa de vacunación masiva Covid en curso con un nivel de certeza tan alto como sea posible. El presente documento probablemente se erige como el primer intento informado de confrontar mis propios conocimientos multidisciplinarios con referencias relevantes de la literatura para analizar y explicar científicamente los mecanismos fisiopatológicos putativos que subyacen a la misteriosa evolución de la pandemia Covid en curso. 

Esta teoría que no solo es consistente con las observaciones clínicas y epidemiológicas actuales, sino que también está respaldada por muchos principios validados científicamente. 

Descargar el informe científico completo de estas predicciones

Sobre el autor: Geert Vanden Bossche se graduó en la Universidad de Gante, Bélgica, y su doctorado en Virología de la Universidad de Hohenheim, Alemania. Ocupó cargos docentes adjuntos en universidades de Bélgica y Alemania. Después de su carrera en la academia, se unió a varias compañías de vacunas (GSK Biologicals, Novartis Vaccines, Solvay Biologicals) para desempeñar varios roles en I+D de vacunas, así como en el desarrollo tardío de vacunas.

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: