Si te gusta la leche… no hay noticias buenas para ti

Por Sputnik

Los expertos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU revelaron que el consumo de leche fresca puede tener un efecto negativo sobre la salud. Según los científicos, la bebida tiene algo que ver con las infecciones resistentes a los antibióticos.

Así, en el estado de Colorado (EEUU) en 2016 registraron 12 casos de infección por una peligrosa batería Campylobacter jejuni, según recuerda el medio ArsTechnica.

Las autoridades locales prohibieron a los granjeros que vendieran leche, no obstante, algunos agricultores violaron la orden. A raíz de ello, la epidemia se propagó por 171 granjas, 80 de las cuales siguieron vendiendo la bebida pese a las advertencias.Los investigadores indican que la leche no pasteurizada provocó un brote infeccioso en el año 2015. La cantidad de los afectados aumentó cuatro veces comparándola con las estadísticas epidemiológicas de 1993.

Las personas que consumían leche fresca resultaron estar 150 veces más expuestas al peligro de ser infectadas por el Campylobacter jejuni.

Dicha bacteria dañina puede provocar fiebre, calambres intestinales, vómitos y diarrea. Las bacterias de la especie son invulnerables ante la tetraciclina, el ácido nalidíxico y la ciprofloxacina, según subrayan los médicos. 

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: