Si trabajas con un jefe abusivo, no es la peor noticia que te espera

Por RT

Un equipo de investigadores analiza las respuestas de comportamiento de 419 adultos en activo y los evaluaron según distintos niveles de psicopatía.

Un reciente estudio revela que aquellos empleados que trabajan mejor bajo el estrés de un jefe exigente o abusivo podrían ser psicópatas. El trabajo explica que las personas con niveles más altos de psicopatía tienden a beneficiarse y prosperar bajo las órdenes de supervisores que suelen comportarse de manera problemática.

Los investigadores aseguran que los resultados ponen de relieve una tendencia preocupante entre los trabajadores, los cuales suelen tener más oportunidades cuanto mejor lidian con jefes abusivos, perpetuando así el ciclo de negatividad.

El estudio ha sido elaborado por un grupo de investigadores liderado por Charlice Hurst, profesor adjunto de gestión en la Facultad de Negocios Mendoza de la Universidad de Notre Dame, en el estado de Indiana (EE.UU.). El equipo analizó las respuestas de comportamiento de 419 adultos que actualmente trabajan. Asimismo, los encuestados fueron evaluados según distintos niveles de psicopatía.

“Existen dimensiones primarias y secundarias en la psicopatía”, explica Hurst. “Ambos se manifiestan en altos niveles de comportamiento antisocial; sin embargo, las personas que puntúan alto en psicopatía primaria carecen de empatía y son audaces y valientes […] No reaccionan a las cosas que hacen que otra gente se sienta estresada, temerosa o enojada. Los psicópatas secundarios son más impulsivos y tienen peor temperamento”, añade el profesor.

La primera prueba consistió en la reacción de los participantes frente a diferentes perfiles de jefes representados como abusivos y productivos. En el segundo estudio se pidió a los participantes que calificaran a sus supervisores en función de varios rasgos, entre ellos la rudeza, el cotilleo, los méritos inadecuados para el trabajo, la invasión de la privacidad y el incumplimiento de promesas.

Los resultados de ambas pruebas demostraron que aquellas personas que mostraban una psicopatía primaria se sentían más cómodas y comprometidas con los jefes abusivos. “Descubrimos que los psicópatas primarios salen beneficiados bajo la supervisión de jefes abusivos”, constata Hurst.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: