Suecia finaliza los cribados masivos de COVID-19 mientras se van levantando las restricciones pandémicas

loading...

Suecia detuvo las pruebas a gran escala de COVID-19 incluso entre las personas que mostraban síntomas de una infección, poniendo fin a los sitios móviles de tiendas de campaña en las plazas de las ciudades, los centros de hisopos en los autocines y las pruebas a domicilio.

La medida pone a la nación escandinava en desacuerdo con la mayor parte de Europa, pero algunos ‘expertos’ dicen que podría convertirse en la norma, basándose en que las pruebas son costosas y producen «menos beneficios con la variante Omicron, fácilmente transmisible pero más leve», y los gobiernos comienzan a considerar tratar el COVID-19 como lo hacen con otroas enfermedades endémicas. Al menos por ahora…

“Hemos llegado a un punto en el que el costo y la relevancia de las pruebas ya no son justificables”, dijo la jefa de la Agencia de Salud Pública de Suecia, Karin Tegmark Wisell, a la transmisión nacional SVT esta semana.

“Si tuviéramos pruebas extensivas adaptadas a todos los que tienen COVID-19, eso significaría medio billón de coronas a la semana [alrededor de $ 55 millones] y 2 mil millones al mes [$ 220 millones]”, agregó Tegmark Wisell.

En mayo de 2021 informamos de como el gobierno sueco había reconocido que la PCR «no puede utilizarse para determinar si alguien es contagioso»:

A partir del miércoles que viene, solo los trabajadores sanitarios, de atención a personas mayores y los más vulnerables tendrán el derecho de hacerse -si quieren- una prueba PCR gratuita si presentan síntomas, mientras que al resto de la población simplemente se le pedirá que se quede en casa si presenta síntomas que puedan ser de COVID-19.

Las pruebas de antígeno están fácilmente disponibles para su compra en supermercados y farmacias, pero en Suecia esos resultados no se informan a las autoridades sanitarias.

Los proveedores privados de atención médica también pueden realizar pruebas y ofrecer certificados para viajes internacionales, pero el estado o el seguro médico no reembolsarán el costo.

En 2021, solo la región de Estocolmo gastó el equivalente a más de 320 millones de dólares en las defectuosas pruebas de PCRdinero que, según el gobierno, podría gastarse mejor en otros lugares.


TheEpochTimes

Visto en: Trikooba News

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: